Paul McCartney, Jimmy Hendrix, Eric Clapton y John Lennon han usado las guitarras Fender fabricadas con la madera que está desapareciendo.

cambio climático

Fender dejará de fabricar sus guitarras más famosas por un insecto ‘comemadera’

Una plaga de escarabajos, que se ha expandido por Estados Unidos, ha afectado el fresno con el que se fabricaban las guitarras eléctricas que usaron músicos como Jimmy Hendrix y John Lennon.

Fender, una de las marcas de guitarras eléctricas más famosas del mundo, está metida en graves problemas por culpa de una plaga de insectos ‘comemadera’, conocidos como los escarabajos barrenadores esmeralda del fresno, que supuestamente llegaron de Asia hace 18 años y se han extendido masivamente por Canadá y Estados Unidos.

La razón: debido al cambio climático, que los ha empujado a otras zonas, estos animales están acabando con una madera especial, conocida como ‘ceniza del pantano’, que se saca de los fresnos y que el fabricante extraía de la ribera de la parte baja del río Mississippi para hacer las famosas guitarras.

Según los expertos, ese era el secreto para que los instrumentos tuvieran el sonido característico que los diferenciaba de la competencia. No en vano, con esas guitarras se hicieron famosos leyendas de la música como Paul McCartney, John Lennon, Jimi Hendrix o Eric Clapton.

El tema es tan grave que la empresa anunció esta semana que había decidido dejar de usar esa madera en sus líneas de producción y que solo la iban a dejar para algunas series limitadas o exclusivas, una noticia que lamentaron millones de músicos y fanáticos del rock.

Jimi Hendrix usaba una guitarra Fender fabricada con madera sacada de los fresnos del Mississippi.

Según han explicado varios científicos, los insectos se alimentan del tejido existente entre la corteza y la parte más joven de la madera, lo que afecta el transporte de nutrientes y agua, y termina con la muerte de las ramas y del propio fresno, un problema que viene afectando a Estados Unidos y a Canadá. En China, de donde vienen, estos escarabajos no son tan peligrosos porque solo afectan los árboles viejos y enfermos. Al parecer, los más jóvenes tienen una defensa que no tienen los de Norteamérica.

La plaga de escarabajos ‘comemadera’ no sería la única razón para la escasez de la madera; el cambio climático también estaría haciendo de las suyas con cada vez más inundaciones. La zona, de hecho, suele inundarse cada año en invierno y primavera, lo que hace que estos árboles produzcan unas células especiales que son las que hacen que la madera tenga las características que tanto gustan a los fabricantes musicales cuando la zona se seca. Ahora, sin embargo, las lluvias son mucho más frecuentes y los árboles permanecen sumergidos casi todo el año, lo que afecta la madera y dificulta su recolección.

Hasta ahora, Fender y otros fabricantes de guitarras afectados por el tema han intentado buscar otras alternativas, como el aliso rojo y el fresno verde, que aparentemente resisten al escarabajo barrenador. Los músicos, sin embargo, son escépticos. Para los ambientalistas, el tema –más allá del musical– es un debate acerca de cómo la acción del hombre está afectando la naturaleza.