Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/1994 12:00:00 AM

LA CUMBRE DEL ABORTO

Un encuentro de investigadores, realizado en Bogotá, saca a la luz espeluznantes estadísticas que muestran la verdadera dimensión de esta práctica clandestina.

LA CUMBRE DEL ABORTO LA CUMBRE DEL ABORTO
LA SEMANA ANTERIOR UN CENTENAR de investigadores, provenientes de mas de 20 países, se reunieron en Bogotá para presentar los resultados de sus trabajos en torno de un tema en común: el aborto. El encuentro sirvió para hacer una radiografía de las dimensiones del aborto inducido en los países de América Latina y el Caribe, donde se estima que, cada año, se realizan cerca de cuatro millones de abortos clandestinos. Aunque esta cifra coloca a ese fenómeno como el primer problema de salud reproductiva del continente, la falta de información precisa sobre la realidad del drama que miles de mujeres viven a diario, ha permitido que el debate público se centre más en las cuestiones morales y emocionales, que poco o nada han aportado a la comprensión y solución de este grave problema.

"Poco se sabe, por ejemplo, de las circunstancias en que las mujeres que no llegan a los hospitales se enfrentan al aborto, de la naturaleza de las situaciones que debilitan la prevención del embarazo y hacen de este un método extremo de control natal", señalan los investigadores del centro de dinámica social de la facultad de trabajo social de la Universidad Externado de Colombia organizador del evento, que fué auspiciado por el Programa de Investigación sobre Reproducción Humana de la Organización Mundial de la Salud, la Fundación Ford y el Instituto Allan Guttmacher. Se encontró, por ejemplo, que el uso incorrecto o la ausencia de anticonceptivos es un determinante del aborto en America Latina. Según los investigadores, el factor que más influencia tiene en la práctica del aborto es el elevado número de embarazos no deseados, presentados especialmente por fallas en el uso de anticonceptivos. También se detectó que es frecuente que en Latinoamerica se utilice el aborto para controlar el número de hijos.

Lo que quedó en claro es que en estos países, donde es ilegal y clandestino o -con excepción de Cuba-, se trata de un fenómeno con características muy similares y de tan inmensas y dramáticas proporciones que debe ser analizado como lo que es: un grave problema de salud pública. Esto señaló Lucero Samudio, una de las organizadoras del evento: "La dimensión sólo se aprecia a partir de su indicador más dramático: el puesto que ocupa entre las causas de morbimortalidad materna". Según la investigadora, "en el país, cada año, 400.000 mujeres abortan en condiciones precarias". Por su parte, estudios del Instituto Allan Guttmacher muestran que, en Colombia, por cada 10 nacidos vivos ocurren cuatro abortos, y una de cada cinco mujeres que aborta busca atención hospitalaria por complicaciones.

Pero sellar, cada cierto tiempo, los centros donde se practican abortos de manera ilegal, es una medida comparable con la del marido que vende el sofá. A pesar de la controversia que el tema suscita, no sólo en Colombia sino a nivel mundial -como sucedió en la pasada Conferencia sobre Población y Desarrollo realizada en El Cairo-, el aborto inducido es un problema que, más que declaraciones jurídicas y morales, requiere soluciones sanitarias. Como señaló en el encuentro el director general del Programa Especial de Investigación en Reproducción Humana de la OMS, Axel Mundigo: "La despenalización del aborto favorecería un servicio seguro, lo cual eliminaría la innecesaria mortalidad de mujeres".

Y, de hecho, fué en el marco de este Encuentro de Investigadores sobre Aborto Inducido en América Latina y el Caribe, que se presentaron los resultados del mayor sondeo que se ha hecho en el país sobre el aborto provocado. Se trata del trabajo realizado por las profesionales Lucero Samudio, Norma Rubiano y Lucy Wartemberg, del centro de investigaciones de dinámica social de la facultad de trabajo social de la Universidad Externado de Colombia.

El estudio encuestó a 32.275 mujeres entre los 15 y los 55 años, en 22 ciudades del país y de todos los estratos socioeconómicos. Estas son algunas de las cifras más sorprendentes que se encontraron:

22.9% de la mujeres entrevistadas declaró haber tenido por lo menos un aborto.

30.3% de las mujeres res que habían estado embarazadas alguna vez, declaró haber abortado.

30.2% de los abortos se presenta en la zona Atlántica. El menor número: 13 por ciento, se presenta en la región Andina.

28.7% es el porcentaje entre las mujeres con bajo nivel educativo (primaria incompleta).

44% de cada 100 mujeres menores de 19 años se ha enfrentado a la experiencia del aborto.

78.4% de los abortos corresponde a embarazos no deseados y originados porque la mujer no estaba usando anticonceptivos.

28% de las mujeres nacidas en los años 60 declaró haber tenido por lo menos una experiencia de aborto. Entre las mujeres que en el momento de la encuesta tenían más de 50 años, el porcentaje disminuyó a 19.4 por ciento.

42.1% de los abortos se produjo cuando la mujer estaba soltera. En los estratos bajos esta cifra es, sin embargo, del 31.3 por ciento y en los altos asciende al 54.6 por ciento.

22% de las mujeres que abortaron no permitió que su pareja se enterara del embarazo y del aborto. En la tercera parte de los casos en que hubo información, las mujeres fueron presionadas a abortar. Esta presión se percibe más intensa en la zona Andina y entre las mujeres solteras

EMBARAZO INDESEADO VS. ABORTO
La motivación del aborto radica en el llamado 'embarazo indeseado', un fenómeno que no puede eliminarse con sanciones penales y sí con métodos anticonceptivos. No obstante, por absurdo que parezca, quienes se oponen al aborto generalmente también lo hacen con el control de la natalidad. 'Embarazo indeseado versus aborto: conflicto de valores' -la ponencia presentada por la sicóloga Margoth Mora Tellez, directora de investigación de la Unidad de orientación y asistencia materna-, muestra cómo a pesar del conflicto de valores que enfrenta la mujer, por lo general toma la decisión de interrumpir el embarazo. Estas son sus conclusiones luego de entrevistar a 60 mujeres que acudieron al centro 'Oriéntame' luego de haber tenido un aborto provocado.

* La maternidad es un evento importante en la vida de las mujeres. Y el aborto, que constituye una renuncia, es doloroso y difícil de asumir.

* El autocastigo por esa decisión son los sentimientos de culpa. Lo que más las preocupa son las consecuencias emocionales.
* Más de la mitad estaba de acuerdo con que el aborto es un pecado, pero argumentan que es más pecado tener un hijo en sus condiciones.

* La ausencia de una pareja estable y los problemas en la relación son consideraciones que influyen para tomar la decisión.
* Factores como el rechazo familiar y social tienen gran peso. Muchas mujeres ni siquiera analizan si en realidad desean el hijo.

* El impacto emocional se hace muy fuerte en el periodo transcurrido entre la noticia del embarazo y el aborto. Casi todas manifestaron que después de haber vivido la experiencia de aborto se sentían bien emocionalmente.

* Lo que previamente es social, cultural y religiosamente inadmisible, se convierte en moralmente aceptable para sí mismas porque el aborto es una necesidad que justifica su decisión. Esto contribuye a que el impacto emocional experimentado durante el proceso de decisión se atenúe después del aborto.

* La mayoría percibe su caso como único, especial e irrepetible. No logra generalizar su situación.

ABORTO COMPLICADO: LA PUNTA DEL ICEBERG
El aborto es el primer problema de salud pública (en un país donde el 85 por ciento de las mujeres hospitalizadas carece de protección de la seguridad social). Según la socióloga Helena Prada, se calcula en 300.000 el número de abortos inducidos que ocurren en Colombia cada año. Y el 25 por ciento de ellas requiere atención hospitalaria por complicaciones. Lo que esto quiere decir es que se trata de una práctica "tremendamente discriminatoria porque quien tiene dinero se paga una operación sin riesgo, mientras que la pobre está expuesta a morir", dice Lucero Samudio. Y las cifras lo confirman. En Colombia el porcentaje de complicaciones para las mujeres de mayores recursos es del 13 por ciento, mientras que entre las de escasos ingresos oscila entre el 44 y el 54 por ciento, según el Instituto Guttmacher.

'Aborto complicado: la punta del iceberg de la práctica clandestina', fué el trabajo presentado por la socióloga Prada. Según ella, en Colombia, donde el aborto es ilegal, los investigadores deben utilizar métodos indirectos para estimar su magnitud. Y la única fuente de datos razonablemente completa a nivel nacional son los registros de egreso hospitalario de mujeres que llegan con complicaciones. Entonces, mediante una serie de ajustes (corrección por registro incompleto y erróneo y eliminación de abortos espontáneos), los datos permiten calcular niveles aproximados de aborto inducido. Aunque los registros oficiales muestran cifras bajas de aborto provocado y muy altas de aborto no especificado, estudios recientes muestran que más del 67 por ciento de los casos hospitalizados se deben a complicaciones por aborto inducido. Estas son algunas de sus conclusiones:

* En Colombia se calcula un 8 por ciento de incremento del aborto en la ultima década.

* En la región Oriental hay un notable incremento. Se estima que en las regiones Central y Oriental hay cuatro abortos por cada 10 nacidos vivos. En Bogotá la relación es 3 a 10. Y en las dos costas colombianas es de 2 a 10.

* Las tasas más altas de aborto están en las regiones Oriental y Central: 38 y 43 por cada mil mujeres (entre los 15 y 49 años), respectivamente. La zona Pacífica tiene la tasa más baja: 24 por mil mujeresaño. Bogotá y la Costa Atlántica tienen una tasa de 30 por mil mujeresaño.

Lo cierto es que el controvertido tema ha vuelto a ponerse sobre el tapete. Y ojalá esta vez el objetivo del encuentro, ofrecer un espacio de información y discusión para enriquecer la comprensión del problema con el fin de buscar alternativas que contribuyan a la disminución y reducción de sus consecuencias individuales y sociales, si se cumpla.-

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.