Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/1987 12:00:00 AM

LA "FLOTA-MAX"

Betamax en la carretera, último invento del transporte intermunicipal

LA "FLOTA-MAX" LA "FLOTA-MAX"
"Cambia, todo cambia...", dice una conocida canción latinoamericana. Y a pesar de que paises como Colombia son famosos por su capacidad para negarse al cambio, de vez en cuando es necesario aceptar que hay algo nuevo bajo el sol. Es precisamente lo que se puede decir de la más reciente innovación tecnológica en el campo del transporte terrestre intermunicipal: la instalación, en la mayoría de las rutas, del sistema de betamax, para entretenimiento de los señores pasajeros.

La pionera en imponer este sistema fue la Flota Bolivariana que dotó, en primera instancia, los buses climatizados de una consola que separa la cabina del chofer de la de los pasajeros y en donde instalaron un televisor en colores y un betamax. Estas primeras dotaciones, especialmente lujosas, llegaron a costar hasta 500 mil pesos.
A medida que el sistema se fue popularizando, con la mitad de ese dinero, cualquier bus o buseta de transporte intermunicipal instala ese privilegio de minorías, para que las mayorías viajen entretenidas.

DEL CHARRASQUEADO A LA MOCHILA
Pero el entretenimiento no es para todos. Son muchos los pasajeros que cuando se suben y debido a que montan frecuentemente en flota, se encuentran otra vez con películas como "La niña de la mochila azul", "La mugrosita" o "Las pistolas de oro", cintas preferidas por conductores y ayudantes, que son quienes eligen la película del viaje, y protestan por las repeticiones. Y protestan también quienes querían dormir o enamorar a su acompañante y encuentran frustrados sus deseos. Sin embargo, a la gran mayoría no le importa que le repitan película y le encanta que le pongan películas mexicanas, sin letreros.

Para los choferes de las flotas es también interesante este sistema. La posibilidad de llegar, después de cada viaje a sus casas, con películas para su esposa, sus hijos, y otros familiares, a quienes instalan en los buses a ver cine "gratis" mientras ellos reponen fuerzas, es bastante atractiva.

La "Flota-Max" está dando tanto resultado, que en el Terminal de Transportes de Bogotá se han instalado dos oficinas de alquiler de peliculas: "Video Expreso Bolivariano" para uso exclusivo de la Flota Bolivariana y otra para uso de las demás empresas. Cada una cuenta con un surtido de más de doscientas cintas en donde las peliculas mexicanas, las de acción --tipo "Rocky" o "Rambo"-son las de mayor demanda. En estos sitios se alquilan diariamente entre 40 y 50 películas.
Pero las películas no son exclusivamente familiares. Los alquileres cuentan con una buena porción de cintas de cine porno como "Fanny Hill", "Los placeres secretos de Eva", "Los juegos ardientes" o "Mary Lin vs. Sirena", las cuales son alquiladas por los choferes para cambiar en horas de descanso, el panorama de las carreteras por horizontes más placenteros.

AL QUE NO QUIERE CALDO ...
Y en los viajes largos como Bogotá-Ipiales o Bogotá-Cúcuta, los choferes llevan hasta tres películas para que sus pasajeros no gocen de una sesión, sino de todo un festival de cine en el viaje. La mayoría de los pasajeros asegura que les encanta viajar en la "Flota-Max", algunos piensan que las peliculas deberían ser mejores pero que si no les gusta simplemente se duermen y listo. Algunos, sin duda más neuróticos, dijeron que no hay derecho a que los obliguen a ver una película sin pedirles el consentimiento y los choferes, haciendo gala de buen humor y echando mano de la filosofia popular, respondieron: "A quien no quiere caldo se le dan dos tazas".

Y parecen tener razón. Con una inversión de medio millón de pesos por flota, dificilmente el sistema se suspenderá. Sin embargo, los problemas de mareos no los ha podido remediar el cine y todavía, de acuerdo con los choferes,son muchos los pasajeros que suspenden la película en la mitad para pararse a pedir la famosa bolsita. Y tampoco los accidentes se han disminuido, según relató un pasajero de Berlinas del Fonce que iba en el bus que hacia el trayecto Bogotá-Bucaramanga y que se fue a un precipicio, hace unos dias. Para él, lo importante es que a los pasajeros no se les olvide, entre película y película, pedirle al conductor que le merme al acelerador. --

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com