Alimentación / Alimentos
Las frutas son claves para mantener una buena circulación. | Foto: Getty Images

Salud

La fruta que ayuda a limpiar las arterias, alivia las várices y mejora la circulación en las piernas

Es rica en antioxidantes y tiene propiedades antiinflamatorias.

Redacción Vida Moderna
22 de enero de 2024

La circulación es el flujo de la sangre por todo el cuerpo, transportando oxígeno, nutrientes y otras sustancias importantes que van desde el corazón hasta el resto de las células, tejidos y órganos.

Este proceso es vital para garantizar una vida saludable. Sin embargo, en ocasiones no se genera de manera indicada. Factores como una alimentación malsana, el sedentarismo y el consumo de alcohol y de tabaco inciden de manera negativa poniendo en riesgo la salud del corazón.

Circulación sanguínea
La alimentación es clave para tener una buena circulación. | Foto: Getty Images/iStockphoto

La mala circulación también puede ser consecuencia del proceso natural de envejecimiento del cuerpo, según indica el portal de salud Tua Saúde. Los expertos recomiendan evitar el sobrepeso y la obesidad, y adoptar hábitos de vida saludables, pues es la mejor forma de prevenir factores de riesgo cardiovasculares.

En el marco de una dieta saludable se pueden incluir alimentos como el tomate. Este producto que en muchas oportunidades se utiliza como verduras, pero que en realidad es una fruta, es rico en licopeno, un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células del daño que ocasionan las sustancias llamadas radicales libres, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Circulación sanguínea
El tomate mejora la circulación y alivia las várices. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Tomate para la circulación

Este alimento es saludable para cuidar la condición de la sangre. Científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) analizaron la eficacia de tomar diariamente una píldora de 7 miligramos, que equivale a dos tomates y medio, en el tratamiento de afecciones cardíacas. Según el portal Cuerpo Mente, la investigación encontró que el licopeno mejora notablemente la flexibilidad de los vasos sanguíneos, facilitando el flujo de la sangre.

Tomates
Los tomates son ricos en licopeno, un potente antioxidante que protege las células del daño de los radicales libres. | Foto: Getty Images

Debido a su elevado contenido de antioxidantes, el tomate protege la salud de las arterias, además de que posee fibras que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL), permitiendo que estos conductos se mantengan libres de grasa y evitando la formación de placas.

Bueno para las várices

En cuanto a las várices, se dice que el consumo regular de esta fruta es favorable porque actúa como un anticoagulante, por lo que previene y ayuda a aliviar condiciones generadas por venas varicosas, según el portal Varicentro, centros médicos especializados en várices.

Información del portal de estilo de vida unCOMO asegura que su ingesta, además de aportar propiedades calmantes y anticoagulantes, ayudan a desinflamar mejorando las molestias generadas por las venas agrandadas.

Semilla de tomate
El tomate es rico en antioxidantes. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Los especialistas de Varicentro, en su página web, citan estudios del Instituto de Investigación Rowett, en Escocia, en los que se determinó el beneficio de los tomates para combatir la formación de coágulos, un problema muy común en personas con afecciones vasculares.

Los análisis determinaron que tanto las semillas de los tomates, como la pulpa de su alrededor, contienen una sustancia que actúa como potente antiagregante plaquetario. “Si consumimos cuatro tomates diarios, evitaríamos la formación de coágulos en hasta un 72 % y mejoraríamos, además, el retorno venoso”, indica el mencionado sitio web.

El consumo regular de vitamina E ayuda a mejorar los coágulos en la sangre.
El consumo regular de tomate ayuda a mejorar la condición vascular y a evitar coágulos. | Foto: Getty Images / Kalinovskiy

Al respecto, unCOMO asegura que el tomate tiene un alto grado de acidez, que dificulta la coagulación, ya sea que se consuma la fruta fresca, en jugo o procesada.

venas várices
El consumo regular de tomate ayuda a reducir la inflamación generada por las várices. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Además, contiene vitaminas y minerales. Una de ellas es la A, un nutriente que se caracteriza por sus propiedades antioxidantes. Sumado a esto, el tomate es rico en agua, por lo que puede ayudar a hidratar la piel, lo cual permite mantenerla elástica, favoreciendo la circulación.

Síntomas de mala circulación en las piernas

Información de la clínica vascular Vasculine, de España, en su página web, precisa que algunos de los síntomas más frecuentes de la mala circulación en las piernas son los siguientes:

  • Quemazón.
  • Presencia de pequeños vasos.
  • Hormigueo o adormecimiento de las piernas.
  • Calambres.
  • Manchas rojas en diversas áreas de estas extremidades.
  • Piel fría, seca o escamosa.
  • Coloración pálida o azulada en las zonas afectadas.
  • Zona de los tobillos y los pies hinchados.
  • Grietas en los talones.
Várices
La mala circulación en las piernas genera diferentes síntomas. | Foto: Getty Images

Según Tua Saúde, en ocasiones estas molestias empeoran en la tarde, principalmente cuando la persona permanece mucho tiempo de pie, pero también puede suceder con mayor intensidad durante el ciclo menstrual, en períodos de días con mucho calor o cuando se usan tacones.

Recomendaciones para la buena circulación

Además de cuidar la alimentación, hay otras cosas que pueden hacerse para mantener una buena circulación y estas son algunas de ellas.

Beber agua
mantenerse hidratado es clave para tener una buena circulación. | Foto: Getty Images
Dieta nórdica
El salmón es saludable para la circulación. | Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Mantener el hierro balanceado: el hierro se requiere para producir hemoglobina, uno de los componentes importantes de los glóbulos rojos que es necesario para transportar el oxígeno. Los especialistas aseguran que comer alimentos ricos en hierro, como carnes rojas o espinaca, ayuda a que el cuerpo mantenga este mineral esencial.
Circulación sanguínea
Una buena circulación sanguínea es vital para evitar afecciones del corazón. | Foto: Getty Images/iStockphoto