epidemia

La nueva gripa aviar

El fantasma de una nueva gripa aviar empezó a rondar por China.


El fantasma de una nueva gripa aviar empezó a rondar por China. Esta vez se trata de una nueva cepa, conocida como H7N9, que no se había encontrado antes en humanos y para la cual no existe vacuna. El virus ya ha infectado en ese país a nueve personas, de las cuales tres han fallecido. La preocupación surge porque algunos estudios genéticos, hechos por Ab Osterhaus, del Erasmus Medical Center en Holanda, indican que el virus ya ha tenido mutaciones que podrían causar una pandemia. “Hasta cierto punto el virus se ha adaptado a las especies mamíferas y a los humanos, y desde esa perspectiva es preocupante”, dijo el experto a la agencia Reuters. El virus puede transmitirse de ave a ave, y de estas a los seres humanos. Sin embargo, todavía no ha desarrollado la capacidad para pasar de persona a persona. La Organización Mundial de la Salud, que sigue el asunto con preocupación, elogió la manera como el gobierno chino ha manejado este problema, no solo al identificar la cepa sino al reportar oportunamente los casos, lo cual contrasta con el cuestionable tratamiento que le dio a la epidemia de Sars  en 2003, que infectó a 8.000 personas en el mundo.