salud

Las bebidas que se deben evitar porque deshidratan el cuerpo

El alcohol, las sodas, el café y los tés endulzados, son algunas de las bebidas que generan la deshidratación en el organismo.


Mantener hidratado el cuerpo produce una sensación de saciedad y ayuda a mantener la limpieza del organismo, sin embargo, no todas las bebidas que se consumen aportan un valor nutricional, por el contrario, pueden aumentar la deshidratación y síntomas como la fatiga y la confusión.

Para muchas personas el agua es una de las mejores bebidas para calma la sed y rehidratar el cuerpo, pero para otros las bebidas energizantes y azucaradas son la mejor opción.

La Universidad de Harvard señala que las bebidas alcoholizadas, azucaradas y energizantes generan deshidratación en el cuerpo. Así mismo, se asegura que la deshidratación puede manifestarse con síntomas como la fatiga, confusión o perdida de la memoria a corto plazo, de esta manera recomienda consumir más agua y menos bebidas deshidratantes.

Bebidas que deshidratan el cuerpo

  • Bebidas con alto contenido de alcohol: consumir bebidas alcohólicas en un corto plazo puede aumentar el riesgo de deshidratación. Según el portal Eldiariony.com, Harvard explica que el alcohol puede suprimir la hormona antidiurética, la cual regula los fluidos. Sin esta, el cuerpo elimina mucho más rápido el agua, especialmente si no hubo una ingesta previa de alimentos. Se recomienda que cuando se consuma bebidas alcoholizadas, también se consuma agua.
  • Sodas: a pesar de al consumir estas bebidas frías se puede experimentar una sensación refrescante, estas no logran satisfacer la sed a largo plazo debido a su alto contenido de azúcar, por lo cual empeora la deshidratación. Medical News Today indica que una investigación de 2016 evidenció que la sensación fría y refrescante de una bebida carbonatada hace que las personas piensen que la bebida calma la sed, lo cual llevó a beber menos líquidos adicionales que los hidratara.
Gaseosas
La Fuente de Nutrición de Harvard señala que las bebidas alcoholizadas, azucaradas y energizantes generan deshidratación en el cuerpo. - Foto: Getty Images
  • Tés endulzados y bebidas azucaradas: las bebidas con mucho azúcar pueden contribuir a la deshidratación de varias formas y también pueden hacer que el cuerpo depure la orine de manera frecuente, lo cual podría ocasionar una deshidratación del organismo.
  • Bebidas energizantes: estas contienen ingredientes deshidratantes como la cafeína y azúcar, además de otros ingredientes que actúan como diuréticos.
  • Café: a pesar de ser considerado una bebida saludable, su exceso de consumo actúa como un agente diurético para el cuerpo. Las altas dosis de cafeína aumentan el flujo de sangre hacia los riñones e inhibe la absorción de sodio, lo cual deriva una mayor producción de orina, promoviendo así los proceso de deshidratación.

La buena hidratación es indispensable para el adecuado funcionamiento del organismo. El cuerpo, que mantiene el nivel correcto de agua, le permite al organismo que produzca más reacciones químicas vitales y generar mayores nutrientes. Así mismo, esta buena práctica también es fundamental para asegurar una buena digestión, la correcta evacuación de desechos y ayudar a promover el proceso natural de la depuración del cuerpo.

Ahora bien, es importante reconocer que los principales síntomas de deshidratación son el mareo, la reducción de la producción de orina, dolor de cabeza, sed extrema y orina oscura. Otro de los síntomas más notables en la deshidratación del cuerpo es la diarrea, pues de esta manera se están perdiendo los electrolitos que con vitales para el funcionamiento del organismo.

También es relevante conocer que los alimentos como los pescados ahumados, los quedos, los frutos secos, las carnes y embutidos, las comidas fritas, los postres con exceso de azúcar y las golosinas son los alimentos que más producen sed debido a su alto contenido en grasa, azúcar y sal. De esta manera, se recomienda acompañar estos alimentos de agua natural y pura, infusiones aromáticas, agua con vitaminas añadidas, bebidas que contengan durazno y jengibre y algunas bebidas deportivas bajas en azúcar.