vida moderna

Los cambios emocionales y de salud que sufren los hombres después de los 40 años

El genero masculino no suele ser diagnosticado con depresión.


Los cambios de humor en las mujeres han sido relacionados con su ciclo menstrual o con el inicio de la menopausia. Sin embargo, los hombres también pueden experimentarlos, quizá con la llegada de la andropausia o menopausia masculina, explica la Clínica Mayo.

Los hombres tienen una reducción de testosterona y se debe a su etapa adulta, que se asocia con la vejez. Lo anterior se da de manera progresiva, y de acuerdo con la entidad americana, las consecuencias no son certeras.

Por ejemplo, después de los 40 años, los hombres disminuyen en 1 % sus índice de testosterona, y no se presentan síntomas comunes. Sin embargo, los siguientes signos pueden desarrollarse por estos niveles bajos de esta hormona masculina como:

  • Sofoque.
  • Bajo deseo sexual.
  • Disfunción eréctil.
  • Infertilidad.

Aunque los síntomas anteriores son más notorios, otros como la depresión también pueden considerarse, siendo esta un trastorno que afecta el comportamiento y los pensamientos de una persona.

La entidad también señala que un hombre puede tener incremento en su grasa corporal, insomnio y disminución en su masa muscular.

Masturbación
Foto referencia sobre hombres. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Depresión masculina

La Clínica Mayo explica que la depresión, aunque es un trastorno, no se presenta de igual manera en hombres como en mujeres, siendo los primeros los menos diagnosticados y, por ende, menos tratados.

Los principales síntomas de la depresión en el género masculino son: el cansancio extremo, el insomnio, el desinterés por actividades diarias y la tristeza profunda.

Un hombre con depresión puede experimentar ira o irritabilidad. Asimismo, un descontrol para realizar actividades.

La entidad de investigación y salud asegura que aún no se conoce con precisión por qué un hombre puede sentirse deprimido; sin embargo, aunque se desconoce el motivo, estos responden, tal vez, al no reconocimiento de los síntomas y las señales en su comportamiento. Además, de no afrontar los problemas hablándolos con un profesional de la salud. Esto se debe, en algunos casos, a su crianza en donde se consideraba que manifestar los sentimientos no es varonil.

Es de gran importancia observar el comportamiento de los más cercanos para evitar una tragedia. La Clínica Mayo puntualiza que los hombres son más propensos al suicidio, debido a que no exponen sus pensamientos, usan métodos más efectivos y/o pueden ser más receptivos a ideas negativas, mismas que los pueden llevar a la muerte.

Enfermedades después de los 40 años en los hombres

Es importante consultar a un médico ante la presencia de cualquier síntoma. Sin embargo, MedlinePlus da a conocer algunos elementos que pueden ser útiles para los hombres después de los 40 años, como exámenes para descartar anomalías en el funcionamiento del corazón. Asimismo, observar los niveles de colesterol o detección diabetes, cáncer de pulmón o epoc.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, epoc

La National Heart, Lung, and Blood Institute señala que entre las múltiples enfermedades respiratorias que existen, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) ha afectado a más de 15 millones de adultos en los Estados Unidos.

La epoc es una enfermedad progresiva, es decir, empeora con el paso del tiempo. Es importante recordar que las personas que consumen cigarrillo son las más propensas a desarrollarla, pero un fumador pasivo no está exento.

Cáncer de pulmón, pulmones
Cáncer de pulmón, pulmones - Foto: Getty Images/iStockphoto

Aunque se puede relacionar con un problema de salud, la institución informa que dos afecciones se identifican con ella: la bronquitis y el enfisema.

“La exposición al humo del tabaco, la contaminación del aire de interiores y la exposición ocupacional a polvos, humos y productos químicos son también factores de riesgo importantes de la epoc”, señala la Organización Mundial para la Salud, OMS.

Por último, asegura que no tiene cura, pero entre los tratamientos que existen, evitar el consumo de tabaco es el principal.