vida moderna

Los mejores batidos saciantes para el desayuno

Los batidos en la mañana son de gran ayuda para aquellas personas que tienen poco tiempo para preparar el desayuno.


Los batidos hechos con ingredientes naturales se han ganado un espacio en la dieta de millones de personas, se caracterizan por su fácil preparación, además de los múltiples beneficios que traen para el cuerpo. Lo mejor es que no caen mal en ningún momento del día y se puede construir con diversos ingredientes dependiendo el beneficio que se busque.

Estas preparaciones, que en su mayoría contienen frutas, cereales, verduras y frutos secos, representan una excelente opción para que sean la primera comida del día.

Existen casos en el que se toma la decisión de no desayunar con el fin de conseguir bajar de peso en menor tiempo, sin embargo, estudios científicos demuestran que pasar en blanco en la mañana no es bueno para el cuerpo, así lo explica el portal especializado, Mejor Con Salud.

Creativo Getty
El desayuno es clave para conseguir la energía que el cuerpo necesita en un día de actividades. - Foto: Getty Images

“Según estudios como el publicado por la revista CYTA Journal of Food, el desayuno jamás debe omitirse, puesto que nos aporta gran parte de la energía que necesitaremos para sobrellevar el día. De este modo conseguimos aumentar nuestros niveles de vitalidad, mejorar nuestro estado de ánimo y prevenir la mayoría de trastornos de salud leves que empeoran nuestra calidad de vida”, señala.

Además de sus amplios beneficios para el organismo, los batidos al desayuno son de gran ayuda para aquellas personas que tienen poco tiempo para preparar alimento por temas laborales o de agenda apretada, un buen batido da la posibilidad de entregar una buena nutrición con poco tiempo de preparación invertido.

El portal web Cuerpo y Mente, comparte tres batidos que funcionan de maravilla para iniciar el día con energía.

Caco, naranja y aguacate

Una de las ventajas que tiene ese batido es que se puede beber caliente o frío, el aguacate por su parte proporciona grasas monoinsaturadas, muy interesantes, y es rico en vitamina y vitamina C, como la naranja. Tiene además su debido aporte de proteína gracias a la leche de soja, pero también al cacao, lleno de antioxidantes y alto en magnesio.

Ingredientes:

  • 1 aguacate
  • 2 naranjas
  • 25 g de cacao puro crudo
  • 250 ml de leche de soja o agua como mínimo

Preparación:

  • Pelar la naranja retirando la piel y las hebras centrales. La parte de piel blanca es muy interesante a nivel nutricional, pero en caso de no gustar se puede retirar.
  • Batir todos los ingredientes y añadir la cantidad de agua que sea necesaria.
Batidos / jugos
Hay combinaciones que se pueden preparar en batidos para potenciar la nutrición del cuerpo. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

Avena tropical

La avena es un alimento muy utilizado en los desayunos, esto debido a su facilidad para combinar con otros alimentos, este cereal es alto en proteína y ayuda a regular el colesterol de forma natural. El toque tropical llega a cargo de la leche de coco y el mango.

Ingredientes:

  • 1 mango o cualquier otra fruta de temporada (200 g)
  • 25 g de nueces
  • 1 taza de copos de avena o harina de avena
  • 100 ml de leche de coco sin grasa
  • 1 cucharada de semillas de lino (opcional)
  • Agua

Preparación:

  • Pelar el mango después de lavarlo bien y lo deshuesamos.
  • Añadir leche de coco sin grasa, para que el batido no sea especialmente denso, a no ser que lo que busque sea un batido muy saciante.
  • Batir todos los ingredientes y añadir la cantidad de agua necesaria para obtener dos.

Sandía, apio y zanahoria

Este batido se caracteriza por su alto aporte de antioxidantes, vitamina C, vitamina A, carotenos, licopeno y fibra. Además, es muy hidratante.

Ingredientes:

  • 3 troncos de apio con sus hojas
  • 250 g de sandía sin piel
  • 1 limón entero
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cucharadita de postre de jengibre en polvo
  • Agua

Preparación:

  • Pelar el limón, se parte en cuartos y se le extrae las hebras blancas.
  • Lavar bien los troncos de apio, retirar las hojas o partes que no estén en buen estado.
  • Cortar la cantidad suficiente de sandía para llegar a 250 g. Intentar dejar la mayor parte de la zona blanca se puede.
  • Pelar la zanahoria.
  • Batir bien todos los ingredientes, añadir el agua que se crea conveniente para lograr la textura al gusto.