vida moderna

Micronutrientes: ¿Qué son y por qué son necesarios para la salud?

Estos compuestos están presentes en la mayoría de alimentos de una dieta balanceada.


El ser humano requiere de seis nutrientes esenciales para funcionar correctamente, dichos compuestos son los encargados de favorecer la salud del organismo, al tiempo que intervienen en los diversos procesos que tienen lugar al interior del cuerpo.

Según la Organización Mundial de la Salud, estos nutrientes esenciales son vitales para las personas, ya que facilitan procesos fundamentales para el crecimiento y la reproducción. De acuerdo con la entidad, estos se dividen entre los micronutrientes, como vitaminas y minerales, que el cuerpo requiere en dosis mínimas, pero que su deficiencia puede generar problemas de salud, y los macronutrientes como el agua, la proteína, los carbohidratos y grasas que el cuerpo necesita en mayores cantidades.

Estos nutrientes pueden encontrarse en la mayoría de los alimentos que hacen parte de la dieta diaria de las personas. Asimismo, existen suplementos que pueden complementar la ingesta de estos compuestos, en caso de haber una deficiencia.

Ceto, dieta cetogénica, baja en carbohidratos, antecedentes de alimentos saludables
Ceto, dieta cetogénica, baja en carbohidratos, antecedentes de alimentos saludables - Foto: Getty Images/iStockphoto

La importancia de los micronutrientes

La Organización Mundial de la Salud explica que los micronutrientes son aquellos nutrientes, valga la redundancia, que requiere el cuerpo en pequeñas cantidades. Existen dos tipos de micronutrientes que son fundamentales para el correcto desempeño de las funciones celulares: las vitaminas y los minerales.

De acuerdo con la organización, usualmente las deficiencias de micronutrientes en los seres humanos están asociadas a vitamina A, vitamina D, vitamina B12, hierro, yodo y zinc, los cuales son utilizados por el organismo en distintos procesos internos. Por esta razón, la falta de estos nutrientes en el cuerpo puede conllevar a problemas de salud, tanto en los niños como en los adultos.

En este sentido, la principal recomendación de los expertos es llevar una alimentación balanceada, en la que se incluya los seis nutrientes esenciales. De hecho, la mejor manera de saber si un plato contiene todos los nutrientes esenciales que se deben consumir, la comida debe resaltar por su variedad de colores, como si de un arcoíris se tratase.

Igualmente, es importante tener en cuenta que la cantidad mínima requerida al día de ciertos micronutrientes varía de acuerdo con múltiples factores, como la edad, género, estilo de vida y condición de salud: es decir, no es lo mismo la cantidad de calcio que necesita un bebé que la que debe recibir un adulto mayor.

Existen tres micronutrientes fundamentales:

  • Las vitaminas, como las vitaminas A, C y E.
  • Los minerales, como el hierro, el cobre y el magnesio.
  • Los oligoelementos, como el yodo, el cobre, el selenio, el flúor.

También le puede interesar...

No obstante, los expertos en micronutrición también clasifican otros componentes dentro de esta categoría como los polifenoles, flavonoides y carotenoides, los ácidos grasos poliinsaturados, los aminoácidos esenciales, así como los pre y los probióticos.

Entre los micronutrientes que juegan un rol clave en el desarrollo del organismo se encuentra la vitamina D, el calcio, el magnesio, la vitamina C y el zinc, señala Ask the scientists, una plataforma creada para responder a inquietudes médicas.

Por su parte, la vitamina D se puede obtener a partir de tres fuentes: la luz solar, la alimentación y con suplementos. Este nutriente es fundamental para la salud ósea ya que contribuye a regular los niveles de calcio en la sangre. Asimismo, favorece el sistema inmunológico, el buen estado de ánimo y la salud cardiovascular.

En esta misma línea, el calcio es uno de los minerales esenciales para el cuerpo, puesto que este interviene en la formación de los huesos y ayuda a conservar la fortaleza de estos. Entre otras propiedades, el calcio facilita el movimiento muscular, estabiliza la función nerviosa y ayuda en la señalización celular.

Otro mineral importante para el cuerpo es el magnesio. También conocido como un macromineral, este componente está presente en más de 300 sistemas enzimáticos. Desempeña un papel importante para la producción de energía, mantener la glucosa en un nivel adecuado y favorecer la salud ósea.

La vitamina C es uno de los nutrientes más conocidos por sus beneficios para aliviar los síntomas asociados a afecciones respiratorias, gracias a que ayuda a mejorar la salud del sistema inmunológico. Además, protege al organismo del daño provocado por los radicales libres.

Por lo contrario, uno de los menos reconocidos es el zinc, pese a tener enormes beneficios para el cuerpo. De acuerdo con Ask the scientists, este nutriente contribuye a preservar la inmunidad saludable, a su vez que apoya en la construcción y reparación del ADN.