Tendencias
Ojos rojos
Los ojos rojos pueden presentarse por diversas razones, entre ellas, una infección. - Foto: Getty Images

vida moderna

Ojos rojos repentinos: estas son sus causas más comunes

Se debe prestar atención a estos síntomas y consultar a un médico.

De acuerdo con Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el enrojecimiento de los ojos ocurre por la hinchazón de la esclerótica. Esto puede deberse a:

  • Resequedad del ojo.
  • Demasiada exposición al sol.
  • Polvo u otras partículas en el ojo.
  • Alergias.
  • Infección.
  • Lesión.

¿Cuándo pedir ayuda médica?

Medline Plus indica que, en caso de que se presenten los siguientes síntomas, junto con el enrojecimiento del ojo, se acuda inmediatamente a un centro médico para recibir la atención profesional adecuada.

  • El ojo está rojo después de una lesión penetrante.
  • Dolor de cabeza junto con visión borrosa o confusión.
  • Se observan halos alrededor de las luces.
  • Se tiene náuseas y vómitos.

Otros de los síntomas que indican que se requiere de atención médica, pero no inmediata, son los siguientes:

  • Ojos que permanecen rojos por más de dos días.
  • Dolor ocular.
  • Cambios en la visión.
  • Se tiene la sensación de tener un objeto extraño dentro del ojo.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Secreción amarilla o verdosa en uno o ambos ojos.

Úlcera corneal

Una úlcera corneal se desarrolla en la capa externa de la córnea. Suele confundirse con conjuntivitis. En la mayoría de los casos es causada por una infección.

“Los lentes de contacto pueden rozar la superficie del ojo y dañar levemente las células externas. Este daño puede permitir que las bacterias penetren en el ojo”, explica Medical News Today, portal web especializado en salud.

Los síntomas de esta afección pueden incluir:

  • Ojos rojos.
  • Dolor en el ojo.
  • Malestar en el ojo.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Secreción ocular de leve a grave.
  • Visión disminuida.
  • Mancha blanca en la córnea.

Otras de las causas de esta afección ocular son las siguientes:

  • Párpados que no cierran bien, como por parálisis de Bell.
  • Objetos extraños en el ojo.
  • Rasguños (abrasiones) en la superficie del ojo.
  • Resequedad intensa en los ojos.
  • Enfermedad ocular alérgica grave.
  • Diversos trastornos inflamatorios.
  • Uso constante de lentes de contacto en la noche.

El tratamiento de esta afección depende de la causa que identifique el doctor. Teniendo en cuenta esto, puede recetar gotas para tratar bacterias, hongos o virus. En casos graves puede requerirse de un trasplante de córnea.

Conjuntivitis

Una inflamación o infección de la conjuntiva, que es el tejido que cubre la superficie del ojo, puede causar ojos rojos.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, hay varios factores que pueden causarla:

Síntomas

  • Visión borrosa.
  • Costras que se forman en el párpado durante la noche (más a menudo a causa de bacterias).
  • Dolor de ojos.
  • Sensación arenosa en los ojos.
  • Aumento del lagrimeo.
  • Picazón en los ojos.
  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Sensibilidad a la luz.

Dependiendo la causa de la conjuntivitis, se pueden presentar otros síntomas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades los menciona:

Conjuntivitis viral

  • Puede presentar junto con los síntomas del resfriado, la influenza (gripe) o de otra infección respiratoria.
  • Frecuentemente, comienza en un ojo y puede pasarse al otro en pocos días.
  • Las secreciones del ojo suelen ser acuosas en lugar de espesas.

Conjuntivitis bacteriana

  • Generalmente, está asociada a secreciones, que pueden provocar que los párpados se peguen.
  • En algunos casos, ocurre con una infección de oído.

Conjuntivitis alérgica

  • En la mayoría de los casos afecta ambos ojos.
  • Puede producir picazón, inflamación y lagrimeo intensos de los ojos.
  • Puede presentarse con síntomas de alergia, como picazón de la nariz, estornudos, irritación de la garganta o asma.

Conjuntivitis causada por irritantes