Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/5/2001 12:00:00 AM

Peligro en el aire

La falta de espacio y la inmovilidad pueden causar problemas circulatorios fatales en vuelos largos. Cómo enfrentar el riesgo.

Peligro en el aire Peligro en el aire
En octubre pasado Emma Christoffersen, una saludable inglesa de 28 años, murió después de haber aterrizado en el aeropuerto de Heathrow tras un vuelo de 20 horas entre Sydney y Londres. Desde entonces nadie para de hablar del síndrome del viajero de clase económica. Según los forenses, Emma murió de una condición llamada trombosis de vena profunda (TVP) (Deep Vein Thrombosis), que se incluye dentro de este síndrome y que puede presentarse en personas con predisposición que permanecen inmóviles durante largos períodos. Debido a la falta de movimiento el bombeo de la sangre hacia el corazón es menor, ésta se vuelve más viscosa y favorece la aparición de trombos en las venas de las piernas. Estos trombos pueden desprenderse súbitamente y alojarse en cualquier lugar del cuerpo, incluyendo el corazón, el pulmón o el cerebro, casos en los cuales provoca la muerte.

Una vez se conoció la noticia, médicos y periodistas señalaron la falta de espacio en la clase turista de los aviones como una de las causas de estos accidentes. El cirujano John Scurr, del University College Hospital, hizo un estudio entre 200 pasajeros que tenían sus venas saludables. Después de un viaje largo, sin embargo, encontró que 10 por ciento de ellos habían regresado con pequeños trombos en sus piernas. Otro grupo de médicos constató que los viajes largos habían sido un factor común en la mitad de los 66 pacientes con taponamientos en la sangre admitidos en el Hawaii Tripler Army Medical Center durante los últimos cuatro años. Otra investigación en el Hospital Pasteur de Niza, Francia, mostró que la gente admitida por TVP tenía más probabilidades de haber estado en un viaje largo reciente que otros pacientes.

Las aerolíneas resistieron las turbulencias de los ataques tras argumentar que esta condición no tiene que ver tanto con el hecho de viajar en sí “sino con el hecho de permanecer inmóvil durante un largo tiempo”, como manifestó William Shaw, gerente comercial de British Airways para Colombia y Venezuela.

Y tienen razón. Según el cardiólogo Enrique Melgarejo, los pasajeros de carro o tren o todo aquel que no ejercite sus piernas estaría en riesgo de tener esta enfermedad. Melgarejo, además, estima que la frecuencia de la enfermedad no es tan alta. “Ocurren entre 10 a 15 accidentes fatales al año”, cifra que si se compara con los millones de pasajeros que viajan no es muy significativa. Sin embargo es un riesgo del cual todos deben tener suficiente información. Explica que para que se produzca debe haber cierta predisposición, como la obesidad, problemas circulatorios, várices, ser fumador o tener diabetes.

Si bien es cierto que el síndrome puede presentarse en pasajeros de las clases ejecutiva y primera, los médicos coinciden en que las condiciones de congestión en la cabina económica sí influyen en la inmovilidad de los pasajeros y por lo tanto en el riesgo de presentar TVP.

Como las aerolíneas tienen libertad de ubicar las filas de sillas a la distancia que deseen muchas han optado por dejar la mínima permitida, que oscila entre 71 y 81centímetros. En primera clase este espacio puede ser de más de un metro con 50. Esto les permite llevar más pasajeros y ofrecer mejores tarifas. El precio que pagan los usuarios es viajar con las piernas atrapadas entre sus asientos puesto que muchos prefieren permanecer quietos antes que pasar por encima de varios pasajeros.

Curiosamente las aerolíneas han hecho grandes esfuerzos para dar más espacio en la cabina económica en los últimos años (ver recuadro). American Airlines quitó entre 12 y 18 sillas para aumentar unos centímetros de espacio en el área de los pies en toda su flota. Como lo explicó Gabriel García, gerente de ventas de la aerolínea, esta decisión fue más una respuesta a inquietudes del pasajero.

Entender el concepto de comodidad para los fabricantes de estas naves y las aerolíneas se ha convertido en un asunto prioritario. Los estudios han mostrado que definir el significado de confort en el aire es bastante más complicado de lo que parece. Para quienes recorren trayectos cortos lo más importante es llegar a tiempo. “Si eso no se cumple, sienten que todo el viaje fue incómodo así vayan en primera clase”, dice Sean Griffin, vocero de Boeing. En los viajes largos la comodidad es una de las prioridades. Gracias a esos sondeos ha sido posible establecer que las personas prefieren más distancia para estirar los pies que un asiento más grande.

Hoy el seat pitch se está estandarizando entre 83 y 86 centímetros para la clase económica. Pero la posibilidad de crear más espacio es limitada porque eso incrementaría los precios de los tiquetes. Por eso las aerolíneas han creado otro tipo de estrategias, como entregar folletos en los que se advierte a los pasajeros sobre el síndrome y la necesidad de hacer ejercicios. Lufthansa cuenta con un video denominado flyrobics en el cual les indica cómo hacer ejercicios de piernas desde su silla.

En el futuro se puede prever que los megaaviones tendrán lugares para que la gente camine. Pero lograr que en económica los viajeros tengan el confort de ejecutiva tomará mucho tiempo.

Y mientras los ingenieros diseñan mejores comodidades para instalar a bordo, los científicos seguirán investigando cuáles son los verdaderos efectos de la presión en la sangre para evitar este tipo de problemas. Los turistas, entre tanto, tendrán que hacer sus ejercicios durante el vuelo y maldecir en silencio al vecino de adelante que decidió reclinar su silla.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com