Tendencias
Talones agrietados, talones, pies.
Los talones agrietados no representan un riesgo para la salud, sin embargo, en casos extremos pueden derivar en infecciones. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Pies agrietados: el exfoliante natural que ayuda a hidratarlos

Las grietas en los pies deben recibir atención para prevenir infecciones.

El cuidado de la piel es fundamental para evitar problemas como la resequedad y la aparición de callosidades en algunas zonas a causa de la fricción. Dado que la piel es el órgano externo más grande del cuerpo, es natural que se exponga a distintos factores que pueden afectar su integridad.

De acuerdo con información de la enciclopedia médica MedlinePlus, los callos se caracterizan por:

  • Piel endurecida y gruesa.
  • Piel escamosa y seca.
  • Se encuentran áreas de piel gruesa y endurecida en las manos, los pies u otras zonas que pueden sufrir fricción o presión.
  • Las zonas afectadas pueden ser dolorosas y pueden sangrar.

En caso de las callosidades presenten otros síntomas o generen un dolor intenso, es conveniente acudir a un profesional de la salud para estudiar el caso e iniciar el tratamiento pertinente.

Otra condición que se puede presentar en la piel y que también resulta incómoda para las personas se conoce como talones agrietados. Según explica Mayo Clinic, la sequedad en la piel conduce a que aparezcan fisuras en la zona del talón. Con el tiempo, estas pueden volverse más profundas, aumentando el riesgo de infección.

El portal especializado Mejor con Salud, explica cuáles son las causas más comunes por las cuales pueden desarrollarse los talones agrietados:

  • Uso de calzado no adecuado o descubierto en la parte del talón.
  • Caminar descalzo por mucho tiempo.
  • Una pisada desequilibrada, provocando más presión en algunas partes.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Mala higiene.
  • Bañarse con agua caliente.
  • Inadecuada o deficiente hidratación.
  • Enfermedades como la diabetes.
  • Problemas circulatorios.
  • Algunos tratamientos: como diálisis, quimioterapia o radioterapia.

Para tratar este problema existen numerosas alternativas y remedios caseros, sin embargo, es conveniente consultar previamente con un médico.

Según reseña el portal PanoramaWeb, una opción para tratar las grietas en los pies es un exfoliante casero a base de aceite de coco y menta. Estos ingredientes en su conjunto ayudan a hidratar y desinflamar la piel.

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de azúcar.
  • Media taza de aceite de coco.
  • Diez gotas de aceite esencial de menta.
  • Dos cucharadas de hierbas secas (lavanda, menta o manzanilla)
  • Un recipiente hondo (que quepa el pie en su totalidad).

Preparación:

  • El primer paso para preparar este exfoliante natural consiste en mezclar el aceite de coco y el azúcar en el recipiente. Luego, se agregan las diez gotas del aceite esencial de meta.
  • Mientras se sigue mezclando, se incorporan las hierbas secas.

Modo de uso:

Una vez esté listo el exfoliante, se toma la mezcla y se aplica en los pies, realizando masajes de unos diez minutos en el área afectada.

Posteriormente, se deja reposar durante 15 minutos para que las propiedades del exfoliante se activen en la piel.

Pasado el tiempo sugerido, lavar con agua tibia, secar y aplicar una crema hidratante.

Talones agrietados
Es conveniente acudir a un especialista médico si surgen síntomas como dolor o sangrado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Cómo eliminar los callos?

Generalmente, los callos aparecen en las manos o en los pies. La causa es la misma y responde a la fricción. Para su tratamiento, evitar y prevenir dicha fricción es la opción más sencilla y efectiva. Luego de un tiempo, la piel recuperará su aspecto y textura normales.

MedlinePlus también anota las siguientes opciones para eliminar y prevenir los callos:

  • Proteger la piel con parches para callos a medida que estos van sanando.
  • En el caso de los callos en los pies, la fricción suele ser causada por el calzado. En tal virtud, reemplazarlo por uno más cómodo resulta efectivo.
  • Utilizar guantes al momento de realizar actividades intensas con las manos (levantamiento de pesas, manejar herramientas de construcción, algunas labores domésticas, entre otras).

¿Existen remedios caseros?

Como es usual, la medicina alternativa también ofrece algunas opciones para eliminar los callos en las manos. No obstante, es pertinente mencionar que este tipo de tratamientos no garantizan 100 % su efectividad, por lo que es conveniente consultar primero con un profesional de la salud.

El portal especializado Mejor con salud reseña un remedio casero a partir del limón. Para ponerlo en práctica, solo se requiere cortar este ingrediente en rodajas y poner una de ellas en el área afectada, envolviéndola con una gasa estéril.

El ácido cítrico, según menciona el citado portal, actúa como exfoliante natural de la piel y ayuda a remover las células muertas para que vuelva a lucir suave y sana.