vida moderna

Pies ásperos: ¿cómo suavizarlos de manera natural?

La piel seca es algo temporal o estacional.


La piel es el órgano más grande del cuerpo y cuando esta no se hidrata con agua y con cremas humectantes, tiende a resecarse y verse áspera.

Así sucede con los pies, que adicional, hay otras causas que ocasionan que esta parte del cuerpo esté áspera, como, por ejemplo, caminar mucho tiempo descalzo; usar frecuentemente sandalias, chancletas o zapatos que no sean cómodos; estar por encima del peso ideal o tomar baños con agua muy caliente, según el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.

Por tal razón, para evitar que los pies se vean ásperos y resecos, existen algunos métodos naturales que ayudarán a tratar la afección, como poner en un balde agua tibia y agregar una o dos cucharas de crema hidratante (depende de la cantidad de agua) y sumergir los pies por diez minutos.

Posteriormente, es importante secar muy bien los pies y en especial entre los dedos para evitar el crecimiento de los hongos.

En seguida, hay que dejar al aire libre los pies por dos minutos, para después, retirar el exceso de piel muerta con una lima especial, piedra pómez o raspadores que ayudan.

Finalmente, se debe aplicar un poco de crema humectante y el anterior ritual es ideal realizarlo una vez por semana para tener los pies hidratados y humectados.

El portal además reveló una mascarilla natural con aceite de oliva y vitamina E para hidratar los pies y para prepararla:

Se deben mezclar hasta conseguir una pasta homogénea: una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de manteca de cacao y el contenido de tres cápsulas de vitamina E. Después, se aplica el ungüento en los pies y se deja actuando toda la noche.

Asimismo, otra recomendación es mezclar dos pepinos pequeños, el jugo de un limón y tres cucharadas de aceite de oliva. Posteriormente, en dos bolsas se agrega la mezcla en cantidad iguales y se introducen los pies durante diez minutos para finalmente, enjuagar con agua tibia.

Otra recomendación es aplicar aceite vegetal en las noches y al día siguiente enjuagar con agua tibia para así hidratar la piel.

Sobre la misma línea recomendó mezclar una cucharada de cúrcuma en polvo, una cucharada de harina de garbanzo, una cucharadita de leche y unas gotas de agua de rosas. En seguida, la mezcla se aplica en los pies y se deja actuando por 20 minutos.

Finalmente, el portal recomendó aplicar en los pies por 30 minutos media taza de avena con dos cucharadas de miel y el jugo de un limón. No obstante, antes de retirar la pasta es importante asegurarse de que está seca por completo.

De otro lado, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló algunas sugerencias para mantener la piel hidratada, ya que esta está formada por tres capas: la capa exterior (epidermis), la capa que se encuentra bajo esta (dermis) y el tejido subcutáneo.

Dicho lo anterior, las recomendaciones son:

  • Evitar el contacto prolongado con el agua caliente.
  • Usar un limpiador suave para la piel.
  • Evitar usar jabón desodorante y productos para el cuidado de la piel que contengan alcohol, fragancias, retinoides, o ácido alfa hidróxido.
  • Humectar inmediatamente la piel después del baño, ducha, o lavado las manos.
  • Usar un hidratante.
  • Ponerse guantes cuando se esté al aire libre en tiempo frío.
  • Utilizar zapatos que tengan amplio espacio para los dedos.
Pies y manos hinchadas
En el pie hay más de 7.000 terminaciones nerviosas. - Foto: Getty Images

No obstante, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.