Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/20/2015 10:00:00 PM

La ciencia de la corrupción

Se piensa que surge por falta de valores morales del individuo, pero solo se presenta cuando existen condiciones culturales.

Los escándalos recientes de la FIFA han puesto sobre el tapete la discusión de cómo surgen individuos que abusan del poder para obtener una ganancia personal. Lo más sorprendente es que, aunque la mayoría piensa que se debe a falta de valores morales del individuo, este comportamiento solo se presenta cuando existen condiciones culturales. Según Marina Zaloznaya, profesora de la Universidad de Iowa, Estados Unidos, las organizaciones corruptas desarrollan culturas que no solo justifican esta práctica sino la refuerzan. En algunas ni siquiera se ve como un acto inmoral, y puede darse en poblaciones e incluso en naciones enteras. En ese sentido cualquiera puede llegar a ser corrupto si se influencia por la cultura organizacional equivocada, especialmente una que tenga reglas muy laxas. Para que se presente, dice Zaloznaya, deben darse tres ingredientes: necesidad, falta de castigo y una cultura que la ve como normal.

EDICIÓN 1973

PORTADA

¿Ampliar la despenalización del aborto o dejarlo como está? Esa es la cuestión

La ponencia que propone despenalizar plenamente la interrupción voluntaria del embarazo en los primeros cuatro meses dividió al país y estremeció la política. Álvaro Uribe y Claudia López se ubicaron en orillas opuestas. La Corte Constitucional arranca a votar este miércoles.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1973

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.