Tendencias
Remedios naturales para desinflamar la próstata
La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductivo masculino. - Foto: Getty Images

vida moderna

Próstata: ¿A qué edad se debe hacer la primera revisión?

A medida que los hombres envejecen, la próstata tiende a aumentar de tamaño.

La próstata es una glándula con forma de nuez que está situada debajo de la vejiga y sobre el recto y que, además, rodea la uretra (un tubo que transporta la orina fuera del cuerpo), de acuerdo con el Memorial Sloan Kettering Cancer Center (Institución de Investigación y Tratamiento del Cáncer).

Asimismo, la próstata trabaja con otras glándulas en el cuerpo para fabricar semen. Por ello, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar, Tua Saúde, explicó que los hombres mayores de 50 años deben realizarse las pruebas para detectar alguna enfermedad que pueden incluir:

No obstante, si hay antecedentes con alguna enfermedad en la próstata lo recomendado es realizarlo entre los 40 o 45 años; la edad exacta será determinada por un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, hay que señalar que los exámenes más utilizados para evaluar la salud de la próstata son:

1. Antígeno Prostático o PSA: La prueba de PSA (antígeno prostático específico) es un análisis de sangre que mide el nivel de PSA en una muestra de sangre y el antígeno prostático específico es una proteína producida por la próstata y se utiliza para detectar el cáncer de próstata. Sin embargo, las pruebas de detección no pueden diagnosticar el cáncer. Por ello, si una prueba de detección encuentra signos de cáncer, habrá que someterse a otros exámenes.

2. Tacto rectal: El proveedor de atención médica realiza el tacto rectal al insertar un dedo enguantado y lubricado en el recto del hombre para sentir si hay algo anormal en la próstata, como cáncer, señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

3. Ultrasonido de la próstata: Es una ecografía que analiza el tamaño de la próstata.

4. Medición del chorro de orina: Se analiza la fuerza del chorro y la cantidad de orina en cada micción para determinar si hay alteraciones en la próstata.

De otro lado, la Clínica Urología en Valencia García Reboll reveló algunos consejos para cuidar la próstata como, por ejemplo:

1. Tener una alimentación saludable: Esta debe incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas y menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.

2. Realiza actividad física: La recomendación es realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación de actividad moderada e intensa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues esto aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo entero.

3. Evitar el exceso de peso: El Ministerio de Salud en su página web explicó que para saber si una persona está en un peso saludable, existen algunos métodos confiables. Uno es la determinación del Índice de Masa Corporal (IMC), que describe la relación entre peso y estatura y para calcular el IMC se necesita conocer el peso y la estatura y se aplica una sencilla fórmula matemática que consiste en dividir el peso entre la estatura al cuadrado: IMC = Peso (Kg) / Estatura al cuadrado (Mt).

Ejemplo:

Una persona pesa 64 Kg y mide 1.5 metros: 64 / 1.5 x 1.5 = 28.44. Este dato indica el IMC de la persona (28.44) se encuentra en los valores correspondientes a sobrepeso.

Esta formula no aplica a mujeres en estado de embarazo y debe ser ajustada si la persona tiene algún grado de edema (retención de líquido ).

Criterios de evaluación del IMC:

  • Si el IMC es inferior a 18.5, está dentro de los valores correspondientes a “delgadez o bajo peso”.
  • Si el IMC es entre 18.5 y 24.9, está dentro de los valores “normales” o de peso saludable.
  • Si el IMC es entre 25.0 y 29.9, está dentro de los valores correspondientes a “sobrepeso”.
  • Si el IMC es 30.0 o superior, está dentro de los valores de “obesidad”.