vida moderna

¿Qué cuidados debe tener una mujer después de los 40 años?

Con los años es necesario realizarse cuidados más rigurosos externos e internos.


Con el pasar de los años, el cuerpo sufre cambios significativos en la piel, el cabello y en diferentes órganos del interior del organismo. El metabolismo se empieza a poner un poco más lento y el sistema inmune se vuelve más propenso a virus o bacterias.

Dichos cambios pueden presentarse diferente en hombres y mujeres, pues, cada cuerpo funciona diferente y aquello que caracteriza a cada género puede tener repercusiones en el envejecimiento. Por ejemplo, las mujeres son más propensas a sufrir de artritis con el pasar del tiempo.

El problema de varias de dichas afecciones es que sus síntomas no se presentan hasta que son crónicas o difíciles de tratar. Por ello, a medida que pasan los años es necesario no saltarse los chequeos médicos y practicarse exámenes regulares.

Los cuidados que se deben tener con la edad deben ser consultados con un especialista pues, dependiendo las comorbilidades que se tengan, los hábitos pueden ser diferentes. Por ejemplo, el portal especializado Cuídate Plus explicó que cuidados podrían tener aquellas mujeres después de los 40 años:

Cuidados psicológicos

Los cambios en la estética y algunas metas no cumplidas, pueden generar problemas en la mentalidad de las personas. Por ello, al sentir fatiga constante, sensación de llorar o algo de desespero con la vida actual, se aconseja consultar con un especialista que ayude con el proceso.

Alimentación

Cuidar la alimentación es un hábito que poco a poco ha causado más interés en las personas, ya sea para mejorar su salud, bajar, mantener o aumentar el peso. A los 40 años hay que aumentar el consumo de verduras de hojas verdes, jitomates y frutos rojos por su alto contenido en antioxidantes.

De acuerdo con el nutricionista del Policlínico HM Moraleja (Madrid, España) y creador del Método Equidieta, Javier Martínez, el consumo de una dieta rica en antioxidantes naturales es fundamental para reducir la inflamación, reforzar el sistema inmune y prevenir el envejecimiento celular que lo debilita, sobre todo en el caso de los adultos mayores.

También, se debe comenzar a consumir más vitamina D para que el cuerpo absorba mejor el calcio y lo recomendable es consumir más fibra y ácidos grasos como omega-3.

Cuidado de la piel

A partir de los 40 años, el cuidado de la piel se convierte en el motivo de preocupación para las personas, en especial, para las mujeres. A esta edad, la dermis del rostro comienza a perder elasticidad, luminosidad y las arrugas comienzan a marcarse y pueden aparecer las primeras manchas.

Llevar a cabo una rutina de cuidado diario es fundamental si se desea mantener una piel bonita y firme durante más tiempo. Se aconseja retirar el maquillaje que se utilice, hacerse exfoliaciones, mascarillas y tratamientos aconsejados por un especialista.

Ejercicio

La actividad física, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede mejorar el estado muscular y cardiorrespiratorio, mejorar la salud ósea y funcional, reducir el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares y diabetes.

También, puede prevenir la depresión, reducir el riesgo de caídas, así como de fracturas de cadera o vertebrales y, ayuda a mantener un peso corporal saludable.

Así las cosas, si el objetivo es bajar de peso, el portal de salud SuMédico reveló que el ejercicio que ayuda con ese objetivo con el pasar de los años es el baile, pues se pueden quemar hasta 500 calorías en una sesión de 90 minutos.

Además, al bailar, según Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se obtienen muchos beneficios de salud mental y física.