Para que el absceso se abra y se pueda drenar el pus, es importante aplicar compresas de agua tibia sobre el mismo.

vida moderna

Remedios caseros para curar los abscesos dentales

Este problema bucal viene acompañado de síntomas como la halitosis y un fuerte dolor de muela.

Normalmente, los abscesos dentales se puede producir como consecuencia de caries dentales no tratadas o una lesión en las encías. De acuerdo con Mayo Clinic, este problema bucal se trata de una acumulación debido a una infección bacteriana. Específicamente, un absceso periapical se produce en la punta de la raíz, mientras que un absceso periodontal se produce en las encías, al lado de la raíz del diente.

Por lo general, los odontólogos tratan los abscesos drenándolos y sacando la infección. Cuando se afecta un diente en específico, los especialistas hacen todo lo posible por salvarlo, pero en algunos casos esto es imposible, por lo cual, se procede a extraer el diente. Mayo Clinic detalla que los signos y síntomas que puede provocar esta condición son los siguientes:

  • Dolor de muela intenso, constante y palpitante que puede extenderse hasta la mandíbula, el cuello o el oído.
  • Dolor o molestia ante temperaturas frías y calientes.
  • Dolor o molestia al masticar o morder.
  • Fiebre.
  • Hinchazón en la cara, las mejillas o el cuello que puede provocar dificultad para respirar o tragar.
  • Inflamación y sensibilidad en los ganglios linfáticos debajo de la mandíbula o en el cuello.
  • Olor desagradable en la boca.

Entretanto, cuando los abscesos son pequeños, estos se pueden tratar con ayuda de diferentes remedios caseros. Por ello, la revista Mejor con Salud explica algunos de ellos:

Compresas de agua tibia

Para que el absceso se abra y se pueda drenar el pus, es importante aplicar compresas de agua tibia sobre el mismo, Esto se debe hacer con una toalla remojada con agua tibia y un poco de sal, y luego colocar directamente en la zona donde está la protuberancia.

Té negro

Este remedio casero ayuda a eliminar la infección y a drenar el pus del absceso. De acuerdo con un estudio del Bengal School of Technology (India), el té negro es un potente antiinflamatorio que contribuye a aliviar la zona. Solamente se debe tomar una olla, hervir agua y agregar la bolsa de té negro. Luego sacar la bolsa y colocarla directamente en el absceso por 10 minutos, Lo ideal es repetir este proceso tres veces al día.

Sal y bicarbonato de sodio

Para utilizar estos ingredientes, se debe agregar en un recipiente una cucharada de bicarbonato de sodio junto con una cucharada de sal. Luego mezclar muy bien los productos y después aplicar la mezcla con ayuda de un hisopo en la parte infectada. Se debe dejar actuar durante la noche y luego cepillarse correctamente.

Clavo de olor

En un recipiente se debe mezclar el polvo de clavo de olor con una porción mínima de agua, hasta que forme una pasta. Luego, aplicarla en la zona donde está en absceso y dejarla actuar durante 15 minutos. Esto se debe repetir tres veces al día para que la protuberancia se vaya desvaneciendo por si sola.

Aceite de orégano

En primer lugar, se debe aplicar unas cuantas gotas de este aceite sobre la zona afectada y dejarlo actuar por 20 minutos. Luego, se debe enjuagar la boca con abundante agua y repetir el procedimiento dos veces al día para curar el absceso.