Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/1/1996 12:00:00 AM

SE BUSCA

AUNQUE MUCHOS CREEN QUE EL RETRATO HABLADO NUNCA CONCUERDA CON LA VERSION ORIGINAL, LAS ESTADISTICAS DEMUESTRAN QUE LOS MALOS SI SON COMO LOS PINTAN.

SE BUSCA, Sección Vida Moderna, edición 735, Jul  1 1996 SE BUSCA
Cuando los agentes federales de Estados Unidos atraparon al 'Unabomber' hace más de un mes la percepción general fue que el dibujo de su cara, que le había dado la vuelta al mundo, poco o nada tenía que ver con el ermitaño que atrapó el FBI en Montana. Y esto sucede con la mayoría de retratos hablados. A simple vista los bocetos de los presuntos delincuentes muestran rasgos tan generales que bien podrían corresponder a muchas personas y no precisamente a las del criminal que los investigadores tratan de capturar. Pero así la gente crea que la realización de retratos hablados es un esfuerzo perdido, curiosamente son muchas las oportunidades en las cuales las autoridades del mundo logran atrapar a delincuentes con este tipo de información. Si bien en algunas situaciones el dibujo no permite dar con el paradero del sospechoso sí ayuda a descartar a quienes no pudieron haber cometido el delito. Según estadísticas de la Dijin, el 40 por ciento de los retratos hablados han sido claves para atrapar al criminal. En los últimos años, con la ayuda de programas sofisticados de dibujo los más novedosos ofrecen 800 tipos de cabellos y un número similar de ojos, bocas y narices para cada una de las razas, estos retratos hablan por sí solos. Cualquiera diría que un trabajo de estos puede parecer tan fácil como pintar la cara de una persona. Sin embargo el asunto es mucho más complicado, porque la idea no es que el dibujante plasme en un papel su percepción sobre alguien sino que pinte sólo lo que el testigo vio. Para llegar a allá el artista debe hacer recordar al dibujante el mayor número de detalles del agresor. Los especialistas en el tema saben que, aunque la víctima de un crimen en el primer momento no pueda recordar nada, con el debido manejo es capaz de revelar hasta un 30 por ciento de rasgos morfológicos y de la personalidad del delincuente. Cuando esto se logra el dibujante se enfrenta a otra dificultad. En situaciones normales si la gran mayoría es incapaz de describir rasgos físicos de sus compañeros de trabajo, jefes o amigos, mucho menos los del desconocido que acaba de atentar contra su vida. "La gente le dice a uno que quien los robó tenía ojos de malo, y obviamente ese tipo de ojos no existe", dice Jairo Cruz Ferreira, dibujante de la Dijin. Otro aspecto que hace más complejo este proceso es que cada testigo debe ser considerado de forma individual, dependiendo del delito que ha presenciado, porque no es lo mismo el robo de la billetera a una violación o a un asesinato. En los crímenes graves generalmente las percepciones pueden estar distorsionadas por sentimientos de agresividad. "En casos de violación las mujeres tienden a pintar al imputado con cachos, y cola, así el agresor haya sido un tipo simpático", comenta Cruz Ferreira. También es frecuente que la gente brinde cualquier información sólo por la necesidad de culpar a alguien rápidamente de un hecho criminal. Por eso, aunque muchos creen que para lograr un buen retrato hablado se necesita un excelente artista y un par de lápices bien afilados, lo cierto es que la clave está en otra parte. Lo más importante en este proceso es el manejo que el dibujante le dé al testigo para que recuerde y suministre la información más cercana a la realidad . Para lograrlo los expertos emplean técnicas muy similares a las del sicoanálisis. La idea es abstenerse de hacer preguntas directas y propiciar un ambiente para que la persona hable y se sienta escuchada. Después el interrogatorio se enfoca hacia los rasgos físicos, pero siempre formulando preguntas abiertas para no inducir al interrogado. Como cada persona enfoca diferentes rasgos de la cara o del cuerpo, para los dibujantes es importante tratar de conseguir varios testigos. De esta forma cada uno aportará datos diferentes que ayudarán a definir con más precisión el boceto. "En las descripciones hay datos muy relativos . Para el que mide 1,50 metros una persona alta puede ser de 1,70, pero no para quien mide 1,90", dice el dibujante. Lo mismo sucede con el color de la piel o la raza. "La gente dice que la atacó un negro, pero como hay 56 clases de negros en Colombia es preciso reducir las posibilidades", agrega el funcionario de la Dijin. De tal forma, un retrato hablado en el que participaron cinco testigos puede ser una copia casi perfecta del sospechoso. En Colombia los retratos hablados a veces se dificultan por la gran mezcla de razas que hay, aunque estos expertos ya saben diferenciar muy bien a los tipos de personas de cada región. "Un paisa es mil veces distinto al barranquillero o al vallecaucano", según el artista. Después de que éste logra armar las diferentes piezas del rompecabezas en su mente, el paso siguiente es plasmar la imagen en el computador, escogiendo los parámetros que más se adaptan a las características físicas del sospechoso. Con las ayudas del programa puede perfeccionar directamente sobre la pantalla los detalles del rostro y cualquier otra señal particular. Con este sistema las autoridades colombianas han resuelto muchos casos famosos, como el de los 15 violadores de mujeres en un bus de Bogotá, el hurto del Banco de la República de Valledupar y la captura de algunos de los cabecillas del cartel de Medellín. Pero sin duda uno de los trabajos que más los enorgullece es el del viejo topo que robó a la Caja Agraria de Bogotá hace algunos años. El retrato que lograron dibujar con base en la información que dieron varios testigos mostraba a un hombre anciano blanco, de pelo cano, con entradas y nariz achatada. Cuando se produjo la captura del sujeto la sorpresa de los funcionarios no podía ser mayor. El retrato hablado era una copia exacta de la imagen real del sospechoso. Si bien hasta ese momento los funcionarios de la Policía sabían que una imagen valía más que mil palabras, en esta oportunidad confirmaron que gracias a mil palabras se podía llegar a una imagen. La clave no está en el lápiz del artista sino en el manejo de los datos que dé el testigo La alta tecnología de los equipos permite una mayor precisión de los rasgos de los delincuentesEl 'unabomber': El retrato hablado que le dio la vuelta al mundo durante muchos años no tenía nada que ver con el ermitaño capturado por los federales u El caso del topo: Con el dibujo que los dibujantes hicieron de este ladrón basados en la información de varios testigos, las autoridades pudieron capturarlo .

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.