Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2001 12:00:00 AM

Sin cirugía

Una nueva técnica experimental promete hacer del ‘by-pass’ coronario un procedimiento mínimamente invasivo.

Sin cirugía Sin cirugía
La enfermedad coronaria es una de las causas de muerte más importantes en el mundo. Se desarrolla cuando las paredes de las arterias que llevan oxígeno al corazón se taponan. Las personas con estos problemas sienten dolor en el pecho, cansancio o sufren de ataques cardíacos cuando el bloqueo de la arteria es total. Hay varios tratamientos para este tipo de enfermedad. Uno de ellos es la angioplastia, que consiste en introducir un catéter en la arteria afectada para ampliarla. Otra de las técnicas es el by-pass coronario, una cirugía de corazón abierto que requiere su inmovilización, para lo cual el paciente debe ser conectado a un aparato que suple las funciones del corazón y del pulmón. El cirujano hace un puente con venas de otro lugar del cuerpo para que el flujo de sangre circule sin problemas.

Esta cirugía es tan invasiva que el paciente debe esperar casi un mes para recuperarse. Y aunque la mitad de los casos de by-pass hoy se pueden realizar con procedimientos menos drásticos, y algunos sin necesidad de detener el corazón, la semana pasada se conoció una técnica revolucionaria que no requiere sino de pequeñas incisiones para lograr el mismo objetivo. Se trata de la llamada Percutaneous in-situ coronary venous arterialization, o Picva, desarrollada por el servicio de cardiología invasiva del Massachusetts General Hospital y cuyo primer caso fue publicado en un artículo de la revista de la Asociación Americana de Corazón. Al paciente estudiado, un alemán de 53 años que tenía una arteria severamente bloqueada, se le dio anestesia local y se le introdujo un catéter en la pierna, el cual fue llevado hasta el corazón, como se hace en la angioplastia.

Stephen Oesterle y su equipo de investigadores utilizaron unas herramientas especiales para crear un desvío, es decir, un nuevo canal que enviara el flujo sanguíneo de la arteria bloqueada a una vena cercana. La vena fue bloqueada justo arriba del nuevo canal y de esta manera la sangre fluyó desde la arteria congestionada hacia la vena, forzándola a llevar sangre al corazón. “Se reversa el flujo de sangre para alimentar el músculo que no estaba siendo irrigado”, dice Oesterle.

Antes del procedimiento la arteria del paciente se veía congestionada y la vena adyacente apenas se distinguía. Después de la operación la vena se apreció más larga y funcionaba como una arteria mientras que otras venas llevaban la sangre fuera del corazón.

La técnica también puede ser adaptada para conectar la arteria a la vena, tanto arriba como debajo del bloqueo, en un procedimiento que se llama Percutaneous in situ coronary artery bypass, o Picvb.

Después de un año de tratamiento el paciente se encuentra en buen estado de salud y libre de los dolores de pecho. De acuerdo con cifras de la Asociación Estadounidense de Corazón cerca de 336.000 personas tuvieron que someterse a cirugía de by pass en Estados Unidos en 1998. Pero más de 100.000 son considerados pacientes sin opción —como era el del estudio— pues sus arterias están tan bloqueadas que no son candidatos para by-pass ni para angioplastia. Esta técnica podría ayudar a este tipo de pacientes.

Aunque el procedimiento fue tildado de ingenioso y otros lo calificaron como un gran avance, los investigadores piensan que es necesario hacer más estudios antes de convertirlo en un procedimiento rutinario. Por lo pronto permanece como un potencial nuevo tratamiento para pacientes con bloqueos severos de sus arterias.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com