Tendencias
La vitamina K es importante para la salud ósea pues participa en la regulación del metabolismo del calcio. Foto: Getty Images.
La vitamina K es importante para la salud ósea, pues participa en la regulación del metabolismo del calcio. - Foto: Foto: Getty Images.

salud

Solo el 40 % de los que sufren una fractura por osteoporosis recuperan su calidad de vida

La osteoporosis es una enfermedad conocida por adelgazar y debilitar los huesos.

Solo el 40 % de los pacientes que ha sufrido una fractura por osteoporosis recupera su anterior calidad de vida, autonomía e independencia, según ha advertido el doctor Santiago Palacios, presidente del 22 Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM) y de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO).

“Es una enfermedad silenciosa, tenemos un montón de fracturas, principalmente vertebrales, que pasan desapercibidas. De ahí que suponga un verdadero problema de salud pública, ya que ese silencio hace que aumenten las fracturas”, detalló el experto.

Tanto la edad avanzada como el género son dos factores de riesgo para sufrir fracturas óseas causadas por osteoporosis. De hecho, el 80 % de las personas que han sufrido una fractura por fragilidad son mujeres.

En este sentido, las estimaciones indican que las fracturas causadas por osteoporosis son responsables de la pérdida de 12 años de vida por cada 1.000 personas de más de 50 años. “A pesar de que la osteoporosis no se percibe como una enfermedad seria, los datos son preocupantes: solo el 40% de los pacientes que ha sufrido una fractura recupera su anterior calidad de vida, autonomía e independencia”, señaló el doctor Palacios.

El experto ha insistido a buscar soluciones, ya que calculan que en la actualidad se producen unas 333.000 fracturas por esta causa al año, pero los números van a aumentar hasta 420.000 en 2030. De la misma forma, Palacios argumentó que el coste de las fracturas era de 4.200 millones de euros en 2017, pero que será de 5.500 millones en 2030, debido al progresivo envejecimiento de la población española.

En la misma línea, la jefa de sección de Medicina Interna del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela, María Jesús Moro, lamentó que, “no se está abordando bien el manejo de estos pacientes”. De hecho, hizo hincapié en que las fracturas por fragilidad de los huesos son dolorosas, a menudo se traducen en una pérdida de movilidad y están asociadas con una mayor mortalidad, morbilidad y el incremento del riesgo de sufrir una siguiente fractura.

“Muchas de las fracturas producen dolor y, sobre todo, pérdida de la autonomía personal. Esto conlleva un impacto enorme en el paciente y en los sistemas sociosanitarios. Tiene un impacto social y económico en el paciente muy importante, no nos podemos permitir este elevado costo.

También alertó a, “las personas que han sufrido alguna de estas fracturas porque tienen un riesgo cinco veces mayor de tener una segunda al cabo de un año en una localización parecida o distinta”. En opinión de la doctora Moro, “es crucial identificar a estas personas y prevenir estas fracturas secundarias en la medida de lo posible para minimizar sus consecuencias”.

Para ello, definió que la creación de Unidades de Fractura en todos los hospitales, “permitiría mejorar las cifras de diagnóstico y tratamiento además de disminuir la importante carga económica y psicológica que suponen las fracturas por fragilidad”.

Según la experta, la introducción de estas Unidades podría evitar cada año más de 1.200 fracturas por fragilidad y supondrían un ahorro de 18,4 millones de euros. “Es urgente que tanto profesionales de la salud, como pacientes, gestores y políticos empecemos a trabajar de forma conjunta para conseguir un cambio en el abordaje de esta enfermedad y sus consecuencias”, expresó.

Estas unidades multidisciplinares estarían lideradas por un clínico pero también introducirían distintas especialidades, como cirujano traumatólogo, rehabilitador, geriatra o una enfermera que, “educaría al paciente en medidas de nutrición o ejercicio”. Es la manera eficaz de dar al paciente lo que necesita”, concluyó.

*Con información de Europa Press.