Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2000 12:00:00 AM

Televisor, al tablero

La televisión cultural y comercial puede ser una herramienta útil para reforzar los conocimientos aprendidos en clase.

Televisor, al tablero Televisor, al tablero
La televisión fue la villana de los medios de comunicación durante las pasadas cuatro décadas. Pero desde 1990 se empezó a estudiar su potencial en la educación. Tanto en la evaluación nacional de calidad de la educación Saber, realizada por el Ministerio de Educación en 1991 y en 1993, como en los análisis de calidad de la educación en Bogotá efectuados por Corpoeducación, quedó demostrado que la televisión es un factor asociado al logro escolar. Sin embargo esa relación no es ilimitada pues no se trata de poner a los niños 24 horas ante el televisor para que sean mejores estudiantes. Los científicos creen que existen ciertos límites de tiempo y maneras precisas de aprovechar el lenguaje audiovisual de manera positiva. Esto ha generado el interés de muchos por aprender a ver televisión y, en lugar de enfocarse en los adultos, ahora reconocen al niño no tanto como un receptor pasivo sino como un sujeto que piensa y responde frente al estímulo que observa.

La gran traba en Colombia para aplicar la televisión en las aulas han sido los profesores que, en su mayoría, siguen teniendo sus reservas frente a este medio informativo. Daniel Valencia, coordinador del Proyecto uso de la televisión en el aula, de la Universidad Externado y el Idep, sostiene que el problema radica en que los profesores tienen una formación en lectoescritura mientras que los niños se desenvuelven en el idioma de las imágenes. “Hasta ahora ha sido muy difícil demostrarle al maestro que los dos lenguajes son compatibles y que el niño puede aprender cosas nuevas a través de la televisión”, dice.

Con este programa se pretende que el profesor aprenda a utilizar los mensajes de la televisión comercial y educativa para complementar las explicaciones que se dan en clases. Y para explicar este proyecto toma como ejemplo el programa de dibujos animados Pokémon, uno de los más criticados por los padres. Aunque los adultos creen que es una serie diabólica y violenta, los niños la ven con otros ojos. Dicen que el programa exalta la nobleza, la ternura, la solidaridad, el respeto por el oponente y se premia el esfuerzo y la constancia. Valencia asegura que los estudiantes pueden relacionar esta enseñanzas de Pokémon con conceptos de las ciencias sociales, la ética y las ciencias naturales. “El maestro puede pedirle al niño como tarea que analice desde el punto de vista ético la relación entre Ash y Pikachú”. Los alumnos han realizado el mismo trabajo con programas como Por qué diablos, en el cual pueden ver el peligro que se corre en una sociedad donde lo público es apropiado por lo privado. Con Yo soy Betty, la fea, los niños han aprendido a respetar a las personas con defectos físicos y con diferentes tendencias sexuales.

En conclusión la televisión, más que un electrodoméstico, es un lenguaje que es necesario dominar para poder convivir con él.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com