Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2001 12:00:00 AM

A tus pies rendida

Controversia por libro que aconseja a las mujeres a volverse sumisas para tener un matrimonio feliz.

A tus pies rendida A tus pies rendida
Treinta años despues del auge del movimiento feminista aparece un libro que les aconseja a las mujeres retomar muchas de las actitudes sumisas de las abuelas —no opinar, dejar que él maneje el dinero y aceptar todas sus decisiones para mantener una vida feliz en pareja. Se trata de Surrendered Wife, escrito por Laura Doyle, una ama de casa de California de 34 años, que se basa en su propia experiencia y en las de otras mujeres que decidieron rendirse ante los pies de sus maridos para salvar sus matrimonios.

La idea de este manual surgió de la propia experiencia de la autora, quien era infeliz en su matrimonio de 12 años. Después de someterse a sicoterapias y de escarbar en la intimidad de algunas amigas felizmente casadas, Doyle encontró una serie de herramientas interesantes que aplicó en su vida. Al ver los cambios positivos pensó que lo mejor era compartir esta sabiduría con otras mujeres para que ellas también pudieran mejorar la relación con sus maridos.

En términos generales Laura Doyle considera que el matrimonio se parece a un baile: aunque los dos sean tan talentosos como Fred Astaire y Ginger Rogers, sólo uno debe marcar el paso mientras el otro lo sigue irremediablemente. Y en su opinión no hay nadie mejor que el marido para llevar las riendas del hogar. Bajo su liderazgo, la pareja se moverá al ritmo del mejor mambo.

En términos prácticos lo anterior se puede traducir en cuatro puntos básicos. Lo pri-

mero que una mujer debe hacer es entregarle el control del dinero al esposo y no criticarlo por las decisiones que tome sobre la manera de invertirlo o gastarlo. Si se equivoca hay que hacerse la de la vista gorda y tratar de entender que ellos son humanos y también cometen errores. El papel de la esposa en las finanzas del hogar, por lo tanto, debe ser pasivo y limitarse exclusivamente a recibir una mesada que él establecerá, de acuerdo con su criterio, para los gastos menores de la casa.

El segundo punto, nunca rechazar una oferta del marido en materia de sexo. Sus deseos deben ser una prioridad de modo que las excusas del dolor de cabeza o el cansancio no deben esgrimirse ni ser un impedimento. Si la esposa tiene la libido por el piso esa noche en que él la necesita debe invitarlo a tomar un baño de espuma juntos o a un buen masaje de espalda que le ayude a relajarse y a despertar la pasión. “Decirle no es echarle un baldado de agua fría a la intimidad de la pareja”, explicó la autora en conversación telefónica con SEMANA.

Doyle piensa que otro punto clave es nunca contrariar al marido. En temas tan triviales como cuál vía tomar para llegar a determinado sitio o qué ropa ponerse, la mujer no debe intervenir para expresar su opinión. Tampoco en temas más críticos como el trabajo, los negocios y cualquier otro asunto que sea de su responsabilidad. Hacerle sugerencias sobre lo que haría en su lugar es evidenciar que ella tiene expectativas negativas de él y esa sería una crítica innecesaria e injusta. Para lograr abstenerse de dar opiniones ella recomienda morderse la lengua y luego musitar dulcemente: ‘como tú creas, querido’. “Con esa frase le estoy diciendo que confío en él, que su decisión es acertada y que tengo otras cosas en qué pensar”.

Por último, el respeto debe ser la mejor virtud de la esposa. Hay que honrar las decisiones que él tome, sus gustos, amigos y escogencias. También es crucial agradecerle constantemente por todo lo que diga o haga y recibir siempre con una sonrisa todos sus cumplidos y regalos.

Aunque muchas de estas sugerencias pueden ser tomadas como ridículas y retrógradas, lo sorprendente es que el libro ha tenido un éxito rotundo en ventas. A sólo una semana de su publicación ya se encontraba en la lista de los más vendidos de The New York Times con 140.000 ejemplares. Debido a su fama, la autora tiene dificultad para atender todas las solicitudes de seminarios en Estados Unidos. En muchas ciudades el efecto de sus consejos ha creado la necesidad de formar círculos en los cuales se reúnen cientos de esposas para darse apoyo en el proceso de cambio de mujeres controladoras a mujeres rendidas.

Pese a la controversia, muchos opinan que la popularidad del libro se debe a que el número de divorcios se duplicó en Estados Unidos desde la aparición del feminismo. “Además, un 25 por ciento de los matrimonios que aún se mantienen son infelices”, dice Doyle. Aunque se cataloga como una feminista, Doyle dice que este movimiento no le ofreció a la mujer herramientas para combinar con éxito la vida profesional con la del hogar. Si bien en el campo laboral es bueno tener control, saber administrar y dar órdenes, el matrimonio no se trata de manejar al marido. “En casa los objetivos son diferentes: queremos ternura, compañía, fidelidad y para lograrlo se requiere de otras habilidades”.

Sería necesario hacer una investigación para conocer si el libro se ha vendido por simple curiosidad o si en realidad las mujeres cansadas de vivir bajo el yugo del feminismo están dispuestas a entregarse en los brazos de los hombres en forma incondicional. Lo único cierto por ahora es que si se siguen sus consejos, Doyle asegura que la mujer tendrá lo que siempre había soñado: un príncipe azul dispuesto a complacerla en todo y una relación de pareja llena de romance y pasión.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com