salud

Vacuna contra el coronavirus: ¿puede causar síntomas secundarios?

De acuerdo con los especialistas, las personas no deben alarmarse sobre los efectos secundarios que podría tener la vacuna contra el coronavirus ya que es un efecto esperado y un signo de que el cuerpo está respondiendo.


La carrera por el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus avanza alrededor del mundo y algunas compañías farmacéuticas han declarado que se encuentran en las fases finales de este proceso experimentando en humanos. Sin embargo, todavía sigue siendo incierto cuáles de estos fármacos van a tener efectividad y en qué momento lo harían.

Una de las inquietudes que han surgido es sobre si la vacuna contra la covid-19 puede causar síntomas secundarios. De acuerdo con el portal especializado en divulgación científica StatNews, los fármacos sí podrán causar síntomas leves como dolor de cabeza, dolor de brazos, fatiga, escalofríos y fiebre.

Según los expertos, estas reacciones no deberían tomarse como una "fuente de alarma" sino más bien debe entenderse que las vacunas causan una reacción de que "el sistema inmunológico acelera su funcionamiento", así como sucede con otro tipo de vacunas como la de la hepatitis B.

Por ejemplo, tal y como ha quedado evidenciado en las pruebas de la vacuna que ha comenzado a hacer la compañía estadounidense Moderna, uno de los voluntarios experimentó fiebre alta durante la fase 1 de la vacuna. Por este motivo, varios expertos coinciden en la importancia de informarle a las personas sobre los efectos secundarios que tendrán las diferentes vacunas de la covid-19 que lleguen a estar disponibles.

“Creo que una de las cosas que tendremos que darnos cuenta es que todas estas vacunas serán reactogénicas... Todos van a estar asociados con reacciones", comentó Kathryn Edwards, directora científica del Programa de Investigación de Vacunas Vanderbilt, al portal especializado.

Información reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que hay 25 candidatas a vacunas en evaluación clínica y 139 en preclínica, las cuales apuntan a convertirse en una solución para acabar con el coronavirus.

Estados Unidos es uno de los países que más le apuesta a la vacuna contra el virus. Las farmacéuticas europeas Sanofi y GSK recibirán 2.100 millones de dólares de parte del Gobierno de Donald Trump para desarrollar sus pruebas y que se prevé que esté lista para 2021. Fue seleccionada por el programa estadounidense "Operation War Speed", que prevé garantizar a los estadounidenses un acceso a la vacuna lo más rápido posible, según indicó Sanofi.