ciencia

Video: así es el primer corazón impreso 3D hecho con células humanas

El estado actual del órgano puede compararse con el de un embrión. Pero de probarse con éxito en animales podría acabar con algunos de los problemas más comunes del trasplante de órganos: el rechazo del cuerpo y la falta de donación.


La Universidad de Tel Aviv presentó el 15 de abril un prototipo de corazón miniatura creado con una impresora 3D que utiliza tejido humano. Según el grupo de científicos, esta es la primera vez que se logra un hito de este tipo pues, hasta ahora, la medicina regenerativa sólo había logrado imprimir tejidos simples sin vasos sanguíneos.

El órgano tiene el tamaño del corazón de un conejo

"Este corazón está hecho de células humanas y materiales biológicos específicos del paciente. En nuestro proceso, estos materiales sirven como enlaces biológicos y sustancias elaboradas a partir de azúcares y proteínas que se pueden usar para la impresión 3D de modelos de tejidos complejos", dijo el biólogo celular Tal Dvir de la Escuela de Biología Celular Molecular de TAU y quien dirigió la investigación.

Lea también: En un futuro las personas tendrían su propio gemelo digital para ayudar a predecir enfermedades

Para lograrlo los científicos tomaron una biopsia del tejido graso del propio paciente. Separaron los materiales celulares y no celulares del tejido y reprogramaron algunas para que se convirtieran en células madre. Éstas, luego se imprimen en un andamio biodegradable, o esqueleto, que le da su forma.

El hecho de que las células sean tomadas de un paciente es crucial, según Tal Dvir, para la ingeniería exitosa de tejidos y órganos. Actualmente, el trasplante de corazón es el único tratamiento disponible para pacientes con insuficiencia cardíaca en etapa terminal, pero dada la grave escasez de donantes de corazón, desarrollar nuevas formas para regenerar el corazón es urgente.

"La biocompatibilidad de los materiales diseñados es crucial para eliminar el riesgo de rechazo de implantes, lo que pone en peligro el éxito de tales tratamientos", dice. Para él, idealmente, el biomaterial debe poseer las mismas propiedades bioquímicas, mecánicas y topográficas de los tejidos del propio paciente. “Con este avance podemos informar que los tejidos cardiacos gruesos, vascularizados y perfundibles impresos en 3D coinciden completamente con el inmunológico, celular, bioquímico y Propiedades anatómicas del paciente".

El corazón que los periodistas pudieron ver durante el proceso de impresión (de aproximadamente tres horas de duración) tiene el tamaño del corazón de un conejo, pero los científicos aseguraron que crear un órgano similar y funcional para los humanos requiere la misma tecnología.

En contexto: La ciencia de imprimir órganos artificiales

Su estado actual es muy primitivo y puede compararse con el de un embrión, por lo que el siguiente paso para los investigadores es cultivar los corazones impresos en un laboratorio y "enseñarles" a comportarse como corazones reales. "Las células necesitan formar una capacidad de bombeo; actualmente pueden contraerse, pero necesitamos que trabajen juntas", explicó Dvir.

Una vez que hayan logrado eso, los científicos planean trasplantar los corazones en animales pequeños, como conejos o ratas. "Tal vez, en diez años, habrá impresoras de órganos en los mejores hospitales del mundo, y estos procedimientos se realizarán de manera rutinaria", concluye el experto. 

*Video y fotos de AFP.