Cataratas - ojos - visión
La mayoría de las cataratas se desarrollan lentamente y no alteran la vista desde el principio. | Foto: Getty Images

Vida Moderna

Visión borrosa: la vitamina que ayuda a prevenir las cataratas

Esta vitamina también previene enfermedades cardíacas y su déficit puede provocar caries y osteoporosis.

Redacción Vida Moderna
7 de enero de 2024

Las cataratas son una de las causas más frecuentes de la pérdida de visión y se debe principalmente a la pérdida de transparencia del cristalino, el lente natural que compone el ojo. Por lo general, este problema visual se debe al envejecimiento, pero también está relacionado con otros traumatismos oculares.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, la mayoría de las cataratas se desarrollan lentamente y no alteran la vista desde el principio, pero con el paso de los años van interfiriendo en la visión. Entre los signos y síntomas más comunes que ocasiona este problema son la visión nublada, sensibilidad a la luz, visión doble en un solo ojo, decoloración, cambios frecuentes en los anteojos y ver halos alrededor de las luces.

Para prevenir este problema de salud, Mayo Clinic señala que se deben implementar ciertas estrategias para prevenir las catataras, entre ellas, hacerse exámenes de la revista regularmente; dejar de fumar; controlar otros problemas de salud; elegir una dieta rica en frutas y vegetales; usar lentes de sol y reducir el consumo de alcohol.

Adicional a ello, existen vitaminas que son necesarias para mantener una buena salud visual. El portal web Saber Vivir Tve detalla que uno de estos nutrientes es la vitamina K que se puede encontrar en distintos alimentos como las hortalizas de hojas verdes como la espinaca, col rizada (o berza), brócoli y lechuga; aceites vegetales; algunas frutas como los arándanos azules y los higos; y carne, queso, huevos y granos de soja.

Un estudio realizado por científicos españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN), de la Universidad Rovira i Virgili y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, analizó los hábitos alimentarios y de estilo de vida de 5.860 hombres y mujeres durante casi 6 años.

Como resultado, los investigadores comprobaron que las personas que consumen habitualmente más alimentos ricos en vitamina K tienen un riesgo un 30 % menor de sufrir cataratas que las personas que toman menos.

Consecuencias de vitamina K

La NHS advirtió que la deficiencia de este nutriente es poco común, pues por ejemplo en los Estados Unidos la mayoría de las personas obtienen suficiente vitamina K de los alimentos que consume.

Además, las bacterias en el colon fabrican cierta cantidad de vitamina K que el cuerpo absorbe, pero entre las personas que pueden presentar la falta de esta son los recién nacidos que no reciben una inyección de vitamina K al nacer; las personas con determinados trastornos (como la fibrosis quística, la enfermedad celíaca, la colitis ulcerosa, el síndrome de intestino corto) que disminuyen la cantidad de vitamina K que el cuerpo absorbe, y las personas que han tenido cirugía bariátrica.

En caso de no consumir la suficiente cantidad de vitamina K se pueden padecer hematomas (moretones) y problemas de sangrado debido a que la coagulación de la sangre es más lenta. La deficiencia de esta podría reducir la fuerza de los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis, ya que el cuerpo necesita la vitamina para la salud ósea.