hablan los expertos

“El cáncer de estómago es un huésped indeseable”

Colombia es uno de los países con mayor incidencia de cáncer gástrico. Para conmemorar el día mundial del cáncer, que se celebra el 4 de febrero, el médico oncólogo Jairo Ospina explica cómo prevenirlo para no poner en riesgo su vida.


¿Qué es el cáncer gástrico? 

 

“Es una enfermedad que se desarrolla en el estómago. Nosotros somos un país de muy alta incidencia, como Chile y Costa Rica.  El año pasado se presentaron un total de 3.600 casos en hombres y 2.600 en mujeres en el país y conlleva a una mortalidad alta. Más del 60 por ciento de los pacientes pueden llegar a fallecer a causa de esta enfermedad. 

 

¿Quiénes están más en riesgo? 

 

“Es una enfermedad que se presenta frecuentemente a partir de los 50 años. En países de alta incidencia se puede presentar en jóvenes. Nosotros en el Instituto de Cancerología hemos detectado personas de 20 y 25 años con cáncer gástrico”. 

 

¿Los pronósticos de estos jóvenes son más graves? 

 

“Hemos observado que los comportamientos de estos tumores son más agresivos en personas jóvenes. Y es por la variedad de tumor, no todos los cánceres son iguales. La variedad de tumor de personas jóvenes se llaman Carcinoma de células en anillo de sello, una variedad de tumor  muy agresiva y maligna y predomina en personas jóvenes especialmente mujeres”. 

 

¿Qué hay en estos países que nos haga tan susceptibles? 

 

Varios factores. Se cree que las aguas de aquí son volcánicas y tienen contenido de nitratos que pueden pasar a  nitritos y a nitrosaminas, este último es un agente cancerígeno muy importante. Otro factor es la presencia de una bacteria que se llama Helicobacter Pylori,  asociada a un daño de la capa mucosa que protege el estómago y produce daños en las células que pueden inducir a cáncer gástrico”. 

 

¿El Helicobacter es una bacteria letal? 

 


“Es una bacteria que está distribuida en todo el mundo. Se calcula que la mayoría de la población tiene compromiso en un 50 por ciento. Hay países de más alta incidencia, en Colombia es del 80 por ciento mientras que en Europa y Estados Unidos son niveles muy bajos. Esa bacteria va causando daños y puede ayudar a la génesis del cáncer gástrico. De hech,o está calificado como cancerígeno de tipo 1, es decir, elemento asociado al cáncer, tanto al Adenocarcinoma como a un tipo de linfomas mal.

 
Pero hay que anotar que no todo el que tenga la bacteria va a desarrollar cáncer gástrico, de hecho, el porcentaje es bajo, aproximadamente de un 3 por ciento. Hay países de alta incidencia como Japón y Corea y otros como la India o Bangladesh que tienen un porcentaje bajo. La distribución del Helicobacter  ocurre de manera diferente. Al contrario de la mayoría de las poblaciones donde la incidencia es alta, en países como Japón y Corea es baja y tienen mayor incidencia de cáncer gástrico. Mientras que en la India y Bangladesh la población afectada con esa bacteria, es muy alta y la posibilidad de desarrollar cáncer gástrico es muy baja.  Es lo que se denomina el enigma asiático porque en la mayoría de los países ocurre de manera diferente.  Entre más incidencia de helicobacter más incidencia de cáncer gástrico”. 

 

¿Qué debe hacer una persona para saber si tiene la bacteria?

 

“Los síntomas de un cáncer gástrico son similares a los de enfermedades benignas como las gastritis o las úlceras. Las personas que sienten ardor en la boca del estómago, agrieras, malestares, incomodidad, lo recomendable es hacer una endoscopia. Esto permite ver el interior del esófago, el estómago y el duodeno. En el estómago se toman biopsias que son pequeños fragmentos de tejidos para mandar a examinar. Eso nos va a decir qué está padeciendo la persona. Si es una gastritis  o tiene una lesión que pude ser maligna, la prueba más exacta es la endoscopia. En los pacientes que tengan la bacteria se hace tratamiento con antibióticos para erradicarla. Lo recomendable es tratarla”. 

 

¿Tener helicobacter es la primera etapa del cáncer?

 

“No. Existe esa creencia. A muchos le dicen que tienen esa bacteria que va a desarrollar cáncer, asumen que van a terminar con cáncer, pero sólo el 3% de las personas con la bacteria pueden desarrollarlo. Hay otros factores importantes como la presencia de atrofia de la mucosa gástrica. Se va aplanando y va produciendo cambios  displasicos que pueden originarlo”.

 

¿Qué otras razones están detrás del cáncer de estómago?

“Existen factores alimentarios que pueden producir facilidad para desarrollar la enfermedad. Los alimentos ahumados o muy quemados. Antiguamente se había hablado de las habas y se encontró que existe un hongo que las contamina. En Colombia el doctor Pelayo Correa, que es patólogo de la Universidad del Valle, hizo un estudio sobre el tema en Nariño y encontró que allí hay alta incidencia de cáncer gástrico. Fue la persona que desarrolló la teoría que hoy es conocida entre la aparición de gastritis crónica, atrofia y encontró que los altos contenidos de nitratos y nitritos de esas regiones están relacionados con la aparición de nitrosaminas y desarrollo de cáncer gástrico. Él decía que existía posiblemente una transformación a través de una bacteria que hacía ese cambio y esa ahora es la que se reconoce como el helicobacter pylori”. 

 

¿De dónde vienen esos nitritos?  

 

“Generalmente de las aguas volcánicas de las montañas pero también de los alimentos procesados y  embutidos. El nivel socioeconómico en esto es muy importante. En las áreas donde se hace mal la preservación de alimentos puede producir mayor riesgo”. 

 

¿Cómo debemos cuidar el estómago?

 

“Es importante tener una vida saludable, consumir frutas y verduras a diario y hacer ejercicio. Evitar el exceso de alcohol, evitar el tabaquismo, evitar los alimentos muy procesados y quemados. Los alimentos ricos en vitamina C son buenos, pues actúa como antioxidante. El cuerpo producen radicales libres y eso daña las células del estómago. La vitamina C bloquea esos radicales libres y disminuye el riesgo”. 

 

¿Este cáncer siempre se detecta tarde? ¿Qué opciones tienen las personas? 

 

“El cáncer gástrico se puede detectar en etapas tempranas, lo que ocurre es que no se le presta atención a los síntomas. Si el tumor se descubre en fase temprana la probabilidad de curación es muy alta e incluso hoy en día se pueden hacer cirugías a través de la endoscopia. Se retira la capa que está con el tumor, eso se llama mucosectomía o una disección endoscópica submucosa y se puede conservar el estómago. Cuando el tumor pasa esa capa superficial hay necesidad de retirar una parte del estómago o completo. Cuando se retira se hace una examen de patología y se determina qué tan avanzada está la enfermedad. 

 

El tumor empieza en la capa superficial, se va profundizando y luego tiene afección de los ganglios linfáticos vecinos y posteriormente puede pasar por la sangre y llegar a otros órganos. Luego de la cirugía se analiza el compromiso que tiene y se decide si el paciente necesita tratamiento adicional, como radioterapia o quimioterapia. 

 

La probabilidad de vida es por arriba del 90 por ciento en la capa superficial, ya en la etapa media la probabilidad es por debajo del 50 por ciento. Cuando llega a la capa externa, la probabilidad es por debajo del 30 por ciento. Lamentablemente en el país el diagnóstico temprano todavía es muy bajo, se calcula que menos del 12 por ciento se detectan en fases tempranas en este tipo de cáncer. Muchos pacientes se detectan cuando son incurables”. 

 

¿Cómo es la vida después del tratamiento?

 

“La mayoría de veces significa sacar el estómago entonces la persona va a modificar su estilo de vida, va a recibir menos cantidad de alimentos. No es que no puedan volver a comer cierto alimento, va a recibir lo mismo de toda la vida pero en porciones más pequeñas. Lo que se conecta por dentro se va dilatando y uno se sorprende de pacientes que se les retira todo el estómago y siguen comiendo igual que antes del procedimiento. La cirugía queda parecida al bypass”.

 

La idea sería nunca subestimar un dolor en el estómago.... 

 

“Es un gran error automedicarse con antiácidos, omeprazol, etc., pues estos medicamentos alivian los síntomas y dan una falsa seguridad de que están mejorando pero la enfermedad puede ir progresando y ya se puede detectar en fases avanzadas. Lo recomendable es acudir al médico cuando empiezan los síntomas y que ordene una endoscopia para ver de qué se trata. La Liga de Lucha contra el Cáncer siempre ha dicho que el cáncer es curable si se detecta a tiempo y en este caso es una verdad absoluta. Si el tumor está en fases tempranas los índices de curación son altos”. 

¿Este un cáncer que depende de los hábitos y el comportamiento de la gente? 

“El comportamiento es importante porque el estilo de vida sana reduce las posibilidades. La persona que es consciente de su salud va a acudir temprano donde el médico. El cáncer gástrico es una enfermedad que causa muchas muertes, en los hombres, la principal muerte asociada al cáncer es el cáncer gástrico y en las mujeres es la tercera causa de muerte después del cáncer de seno y de cuello uterino”. 

¿En qué regiones de Colombia donde es más frecuente? 

En las áreas montañosas. El altiplano cundiboyacense, zona del eje cafetero, Santander y Nariño especialmente. Mientras que en las zonas planas y costeras la incidencia es muy baja, así como en la amazonia”. 

 

¿Frente al agua que se puede hacer? 

 

“Lo más importante es consumir frutas y verduras muy bien lavadas porque ahí es donde puede uno contaminarse con el helicobater pylori.  La calidad del agua de Bogotá es buena. Las aguas que más riesgo tienen son las veredales. 

 

¿Este cáncer sí da señas o es silencioso?

“Los síntomas son muy leves, pero debe pararle bolas. Los síntomas de tumor avanzado son cuando hay vómito de sangre, deposiciones negras, cuando la persona se llena con muy poco alimento, cuando se atora al tragar, cuando pierde peso de forma importante, esos son síntomas de una enfermedad avanzada y lamentablemente las probabilidades de curación son bajas. 

 

Hay que tener en cuenta que hay varios factores relacionados. Los antecedentes familiares son importantes. Quienes tienen familiares con cáncer gástrico tienen dos o tres veces más probabilidades de desarrollarlo que el resto. Las personas mayores de 50 años, las personas que viven en zonas de alta incidencia son más propensas”. 

 

¿Cuándo la acidez estomacal es un tema para preocuparse? 

 

“Si tiene una o dos semanas con acidez la persona debe ir donde el médico”.