Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/1989 12:00:00 AM

FUEGO DE JUVENTUD

Crecen dramáticamente las cifras del SIDA entre los adolescentes.

FUEGO DE JUVENTUD, Sección Salud, edición 389, Nov 13 1989 FUEGO DE JUVENTUD
Cuando el problema salió a flote, homosexuales, negros y drogadictos se convirtieron en el punto de mira. Se identificaron como los grupos de alto riesgo para contraer el SIDA. Poco a poco y a medida que han aumentado las investigaciones al respecto, el virus ha resultado no ser tan "selectivo" e, independientemente de raza, edad o prácticas sexuales, puede desarrollarse en cualquier ser humano.

Sin embargo, recientes estudios han alarmado a la comunidad cientifica internacional, pues se ha descubierto que el virus se está extendiendo rápidamente entre algunos grupos de adolescentes. Y si entre heterosexuales adultos puede afectar por igual a hombres y mujeres, entre los adolescentes la situación es más critica: la tasa de infección en algunos grupos de jóvenes es, de lejos, mucho más alta que entre los adultos. "Va a ser la próxima crisis", dijo el doctor Gary R. Strokash, director del departamento de medicina adolescente del centro médico San Luke, de Chicago.
"Es aterrador y puede ser devastador", agregó.
Los investigadores afirman que, en muchos aspectos, los adolescentes son como los homosexuales al comienzo de la epidemia del SIDA.
Aunque los casos nuevos de la enfermedad son relativamente pocos, hay suficiente evidencia como para pensar que el virus se está extendiendo en forma rápida. Si hace un año no se había reportado ningún caso de adolescentes infectados, ahora se estima que el número de casos reportados se ha incrementado en un 40%. Y los médicos sostienen que, entre las razones del contagio, se encuentran las múltiples parejas sexuales que tienen los jóvenes y el hecho de que muy pocos utilizan preservativos en sus relaciones sexuales. Lo que hace un año era apenas una posibilidad teórica, ahora es una realidad alarmante.

Los centros para control de la enfermedad en Estados Unidos calculan que entre un millón y millón y medio de personas están contagiadas con el virus, con una tasa de infección entre 4.3 y 6.5 por mil, la cual puede ser mayor en algunos grupos de adoles centes. Y para demostrarlo aportan las siguientes cifras: un 15% de la población entre 15 y 16 años de áreas como Miami y Nueva York, donde e] virus está ampliamente extendido, ya está infectada. Esto significa que supera en dos o tres veces los casos de personas de 21 años con el contagio.
Y lo que es aún más dramático: el Departamento de Salud del estado de Nueva York afirma que de todos los bebés nacidos desde 1987 de madres de 15 años, uno de cada mil nace con anticuerpos que indican que la madre está infectada. El estudio también demostró que uno de cada 100 bebés de madres de 19 años presenta también estos signos.

Por otra parte, los test para detectar el virus, que se aplican a quienes prestan el servicio militar, arrojan graves resultados: tres de cada mil aplicantes adolescentes están infectados. Pero estos datos pueden ser más serios si se tiene en cuenta que muchos de quienes desean aplicar y sospechan que tienen el virus se hacen pruebas privadas y no se presentan si el resultado es positivo. En cuanto a los adolescentes que viven en las calles, los estudios realizados señalan que entre el 10 y el 15% de los vagabundos adolescentes son portadores del virus. Los investigadores reportan que el 20% de los 85.844 hombres adultos con SIDA tienen alrededor de 20 años, lo mismo que el 25% de las 10.146 mujeres adultas contagiadas.
Como el promedio del desarrollo del virus es de 10 años, se estima que la mayoría lo contrajo en la adolescencia.

Estas cifras les han demostrado a los expertos norteamericanos que hay que poner especial atención a los adolescentes, pues al ser sexualmente muy activos, están altamente expuestos a las enfermedades que se transmiten sexualmente. Algunos estudios señalan que, cada año, uno de cada seis adolescentes contrae una enfermedad por contacto sexual. Y lo más grave del caso es que no hay suficientes programas de educación y prevención de la enfermedad, a lo cual se agrega el hecho de que los adolescentes no se cuidan en sus relaciones sexuales, no creen mucho lo que les dicen y, además, no miran hacia adelante para medir las posibles consecuencias de su activa vida sexual sin medidas preventivas.

Y mientras publicaban estos datos, en Los Angeles, policías dotados de máscaras quirúrgicas y guantes de caucho detenían a 80 personas que protestaban en una manifestación por lo que consideraban "negligencia del gobierno frente a los enfermos de SIDA".

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.