Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2006 12:00:00 AM

Herencia oriental

La aparición de la muerte súbita en Colombia refuerza la idea de la visita de orientales al continente americano mucho antes que Cristóbal Colón.

Herencia oriental Herencia oriental
Luis Alfonso Farinango llegó a urgencias luego de estrellarse en la cuneta de la carretera que une a Cali con Popayán. "Todo se volvió negro y luego estaba al borde de la vía con el carro chocado", les dijo este abogado caucano de 41 años de la etnia paez a los médicos que lo atendieron. Al poco tiempo volvió a desmayarse. Los desvanecimientos de Farinango hacían parte de un episodio de muerte súbita cardíaca y se repetirían cinco veces en menos de ocho horas ese mismo día. Gracias a las maniobras de resucitación y los electrochoques, Luis Alfonso sobrevivió. Su condición se conoce como síndrome de Brugada o muerte súbita, una rara enfermedad del corazón descubierta en 1992 y que en principio sólo atacaba a la raza amarilla.

Todo sucede en menos de 30 segundos. "Es como si un rayo te cayera directo en el corazón, pierdes el control por completo", cuenta Farinango. Por lo general, el paciente muere, pero cuando sobrevive debe someterse a cirugías e implantes cardíacos. "Es la enfermedad más letal que se conoce. El único tratamiento es la implantación de un cardiodesfibrilador de alta tecnología", aseguró el doctor Ramón Brugada, hermano de los españoles Pedro y José, quienes descubrieron la enfermedad, y director del Laboratorio de Investigación Médica en Utica, Nueva York.

Sin un diagnóstico claro y con su corazón a punto de fallarle de nuevo, Luis Alfonso se puso en manos de Alberto Negrete, electrofisiólogo que lo recibió en el centro médico Imbanaco, de Cali. Entre las pruebas que el doctor Negrete le hizo a la línea del electrocardiograma dibujó una aleta de tiburón que, junto con la breve sensación de mareo, es prueba irrefutable del síndrome de Brugada, una enfermedad endémica en los países asiáticos.

El especialista descubrió que un defecto genético es el causante de los paros extremos y arritmias inusuales que comenzó a padecer Luis Alfonso. "Con este ya son dos los casos que conocemos del Brugada en la región occidental del país. Esta patología ataca a hombres saludables, de 40 años. La enfermedad no avisa y, regularmente, mata durante el sueño", explicó Negrete a SEMANA.

En Asia, este síndrome es la segunda causa de muerte en hombres jóvenes después de los accidentes de tránsito. Sólo en 1986 se detectó el primer caso en Europa, el cual investigaron los hermanos Brugada. Ellos encontraron un patrón cardíaco bastante inusual que se refleja en los electrocardiogramas como la aleta de un tiburón. Comenzaron una búsqueda exhaustiva de este mismo dibujo en otros pacientes y, una vez ubicados, analizaron sus genomas. Así fue como descubrieron que tres genes mutados, que sólo aparecen en las personas con el ritmo cardíaco misterioso, son responsables de la muerte súbita en 10 de cada 10.000 personas en el mundo.

La aparición del síndrome en Colombia ha causado conmoción y extrañeza entre la comunidad médica. La primera hipótesis que se estudia se apoya en hallazgos antropológicos y arqueológicos que permitirían afirmar cómo el continente americano habría sido poblado por tribus asiáticas que llegaron a través del estrecho de Behring, hace aproximadamente 20.000 años.

Mientras se aclara el misterio, los médicos celebran el éxito alcanzado en el tratamiento de Luis Alfonso a través del Desfibrilador Automático Implantable (DAI). Un minúsculo aparato, del tamaño de una caja de fósforos, dotado de electrodos, baterías y una microcomputadora capaz de detectar una anormalidad en el ritmo cardíaco y corregirla. Incluso puede disparar ondas eléctricas de hasta 1.000 voltios por segundo para sacar al corazón del infarto o de un episodio de muerte súbita.

Este aparato le ha permitido volver a su vida normal. Y aunque padece una enfermedad letal, se ha adaptado a su nueva condición, con la fe en Dios y con la tranquilidad que le brinda el minúsculo dispositivo al que llama, "mi seguro de vida".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
  • "El mundo cambió. Hoy se requiere mayor flexibilidad en las normas laborales"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.