Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2007 12:00:00 AM

La batalla de la ciencia

Este año hubo avances médicos que despiertan grandes esperanzas.

La batalla de la ciencia La batalla de la ciencia
Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano

Este virus, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, mata a 800 mujeres diariamente. Durante 2007, el descubrimiento y la comercialización de dos vacunas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), dio esperanza.

Sin embargo, se trata de un logro parcial, porque estas dos vacunas previenen contra unos pocos de los 100 tipos de VPH, algunos de ellos causantes del cáncer de cuello uterino. Una de las vacunas protege contra cuatro tipos de VPH (6, 11, 16 y 18); la otra ataca dos tipos: VPH 16 y 18, los responsables del 70 por ciento del cáncer cérvico uterino.

Células madre, no embrionarias

La reprogramación de las células de la piel humana para transformarlas en células madre resuelve, por lo menos en parte, el debate ético planteado por el uso de células madre producto de embriones humanos, en investigación y tratamientos médicos.

La capacidad de las células madre para auto renovarse y producir todos los tejidos que integran el cuerpo humano ofrece un espectro gigantesco de posibilidades terapéuticas. No obstante, los desarrollos en esta área hallaban un obstáculo impuesto por quienes se oponían a la utilización de embriones humanos en la obtención de las células. A partir de ahora, seguramente se favorecerá la investigación dirigida a reparar o producir tejidos u órganos del cuerpo humano.

Un submarino que corre por la sangre

En 2007 se hizo realidad la utilización de nanopartículas que, dirigidas por control remoto, recorren el torrente sanguíneo para llegar al lugar donde hay tumores cancerígenos. Luego, pueden cumplir dos funciones: confundirse con las células malignas y ayudar a visualizar los tumores con imágenes de resonancia magnética o llegar con el remedio y aplicar la quimioterapia localmente.

Sobre enfermedades autoinmunes

Parece ser que las enfermedades autoinmunes tiene un origen común. Lo único que cambia es cómo se expresa esa enfermedad, dependiendo del órgano afectado: en el caso de la diabetes, es el páncreas; si la afección es el hipotiroidismo, es la glándula tiroides; si es lupus, es el propio sistema inmune; si es artritis reumatoide, son las articulaciones.

Así lo informó este año la Unidad de Biología Celular e Inmunogenética de la Corporación para Investigaciones Biológicas (CIB) en Medellín, grupo dirigido por el reumatólogo Juan Manuel Anaya.

Hay genes que comparten diferentes enfermedades, y otros que son específicos. "Es la combinación de ambos genes lo que produce la enfermedad", explicó Anaya. Al conocer esta cualidad, los investigadores pueden identificar las moléculas que activan las enfermedades, lo que las convierte en blancos terapéuticos fáciles de combatir.

Hay más de 80 tipos de enfermedades autoinmunes y cada una de ellas presenta síntomas distintos. Suceden cuando las células del sistema inmunitario atacan las mismas células del propio cuerpo, en lugar de combatir los microorganismos que lo invaden (virus o bacterias).

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.