Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2004 12:00:00 AM

Luz, cámara y acción

Llegó al país una cápsula diminuta que recorre el sistema digestivo tomando fotos para hacer un mejor diagnóstico de las enfermedades.

Luz, cámara y acción La cápsula es del tamaño de una pastilla y contiene en su interior una cámara que toma dos imágenes por segundo.
Todo el mundo recuerda El viaje fantástico, la película de ciencia ficción de fines de los años 60 en la que Raquel Welch hace el papel de una médica que es reducida al tamaño de un microorganismo. A bordo de una nave miniatura, la especialista es inyectada en el torrente sanguíneo de un científico que tiene un coágulo en el cerebro. La misión de ella y su equipo era destruir el taponamiento para que el paciente pudiera vivir. En aquel entonces era muy difícil imaginar que esto pudiera suceder en la vida real. Sin embargo, hoy se puede realizar un viaje similar a través de la cápsula endoscópica, un dispositivo de plástico que lleva una cámara diminuta en su interior, con iluminación y una bateria. Es del tamaño de una pastilla y para ingerirlo se requiere que el paciente haga un ayuno de 12 horas. La cámara se activa desde que el paciente la toma con sus dos dedos y la pone sobre la lengua. Desde este momento empieza a disparar su flash y a captar dos imágenes por segundo, las cuales son transmitidas sin ayuda de cables a un monitor que el paciente tiene ajustado a su cintura. El viaje de siete horas, tiempo que dura la pila de la cámara, empieza con un recorrido rápido por la lengua, la garganta y el esófago. La primera gran parada es en el estómago donde capta imágenes espectaculares de las paredes del órgano. Allí se toma su tiempo hasta que llega al píloro, que en cuanto siente el dispositivo se abre para introducirlo en el pequeño túnel del intestino delgado en donde se mueve al ritmo de las contracciones de este órgano. De allí pasa al intestino grueso y luego es expulsado por el organismo. Mientras esto sucede el paciente puede continuar su actividad normal. Una vez termina el recorrido, el médico pasa las fotos del monitor a su computador y observa las 57.000 imágenes tomadas por la cámara, que al ser mostradas en movimiento se convierten en un video de muy buena calidad. Aunque se puede observar todo el sistema digestivo, la cápsula endoscópica está indicada para mirar el intestino delgado, un órgano que no podía ser examinado por cámaras como sucede con el estómago y el intestino grueso, los cuales se pueden observar con la endoscopia digestiva y la colonoscopia. Este método permite la detección de lesiones en el intestino delgado que antes no se veían o se detectaban cuando ya era muy tarde. "Hay lesiones que nunca se diagnosticaban y ahora es posible", dice María Teresa Galiano, gastroenteróloga de la Clínica Marly, entidad que ofrece el servicio. Los candidatos más indicados para esta prueba son los pacientes con sangrado gastrointestinal, en quienes no era posible detectar la procedencia de éste pues otros procedimientos diagnósticos han fallado en determinarla. El aparato dispone de un programa que sospecha presencia de sangre y gracias a ello puede indicarle al médico la parte del video donde posiblemente hay hemorragia. Otra indicación es cuando el paciente presenta diarrea permanente, dolor abdominal y pérdida de peso. Como es una cámara desechable, el examen resulta costoso: cinco millones de pesos. No obstante, la doctora Galiano afirma que si está bien indicada la endoscopia, los planes de salud cubren su costo. Además ,al facilitar el diagnóstico del médico se reducen los gastos por otros exámenes ya sea de sangre, radiografías, otras endoscopias, por que en muchos de estos pacientes tienen que repetirse. "Llegan personas que llevan años sin tener un diagnóstico", dice Galiano. Este método aún no reemplaza la endoscopia digestiva alta ni la colonoscopia, pero en un futuro, cuando se pueda manipular el movimiento de la cámara, será posible que lo haga y que además ofrezca funciones terapéuticas. También se prevé que en un tiempo se puedan introducir dispositivos similares entre las arterias para que tomen fotos y destruyan coágulos tal y como hasta ahora sólo sucede en las películas de ciencia ficción.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.