Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/21/2004 12:00:00 AM

Malo con cara de bueno

Recientes estudios cuestionan el papel protector del colesterol bueno en el riesgo de ataque al corazón.

Malo con 
cara de bueno Malo con cara de bueno
Los cardiólogos se fijan en varios factores para establecer quién necesita un tratamiento para bajar el colesterol. En la toma de esta decisión ha sido importante la lectura del colesterol HDL, mejor conocido como bueno, y la del LDL, tildado de malo. Los expertos dicen que cuando el bueno está elevado y el malo, apenas por encima de lo normal, no se necesitan medicamentos pues la acción del primero contrarresta la del segundo. Esto sucede gracias a que los dos tipos de colesterol tienen acciones opuestas. Mientras el LDL se deposita en las arterias donde provoca el crecimiento de una placa de grasa, el otro tiene la capacidad de barrer ese colesterol malo y llevarlo al hígado, donde es eliminado. Cualquier persona que tuviera, por ejemplo, una lectura de HDL arriba de 80 -lo cual es muy alto- y su LDL en 121 -considerado sólo un poco elevado- podría escapar de tener que tomar drogas para disminuir el nivel de colesterol en la sangre.

Dos recientes estudios, sin embargo, están cuestionando esta lógica. Ambos trabajos encontraron que reducir los niveles de colesterol malo a niveles tan bajos como 70 u 80 miligramos por decilitro en la sangre puede ser mucho más efectivo para prevenir la formación de placas, un posible infarto y la muerte, independientemente de cuál sea el nivel de HDL que tengan estos pacientes. "Esto centra todo el foco de intervención en los niveles de LDL e indica que no necesariamente debemos confiarnos en el potencial efecto protector de HDL", dice Efraín Gómez, cardiólogo de la Clínica Shaio.

Uno de los estudios fue dirigido por Steven Nissen, cardiólogo de la Clínica de Cleveland y publicado este mes en la revista American Medical Association. Nissen analizó la acumulación de placa de grasa en las arterias coronarias en pacientes que tomaban medicamento para bajar el colesterol. Los niveles de HDL de estas personas no desempeñaron un papel importante en el crecimiento de esta placa. Lo único importante fue el LDL Cuando el nivel de este colesterol malo bajaba, la placa se disminuía.

El otro fue realizado por el doctor Christopher Cannon y sus colegas del Brigham and Women's Hospital. Los resultados indicaron que muchos pacientes pueden tener un mejor pronóstico si tienen niveles de colesterol más bajos que los que hoy se consideran óptimos.

La teoría sobre el colesterol bueno y el malo surgió hace años a partir de un estudio que se conoce como Framingham, el cual analizó a miles de personas de esta población en Massachusetts durante décadas. Los resultados mostraron que si dos personas contaban con el mismo nivel de colesterol malo pero diferentes del bueno iban a tener distinto riesgo de aparición de problemas cardiovasculares. El de colesterol bueno elevado enfrentaba un riesgo mucho menor de infarto en el corazón.

Pero hay muchas dudas sobre esta noción a la luz de los estudios más recientes. El doctor Daniel Rader, de la Universidad de Pennsylvania y quien ha dedicado su vida a investigar sobre el tema, opina que la idea de que el colesterol bueno cancela el malo es muy simplista. Mucha gente tiene altos niveles de HDL, pero estas moléculas a veces no funcionan correctamente y en estos casos podrían dejar a las personas desamparadas. Por eso se ven pacientes cuyos niveles de colesterol no presentaban riesgo y terminaron hospitalizados por un ataque al corazón.

Esto ha llevado a Rader y a algunos de sus colegas a tomar la decisión de prescribir medicamentos sin tener en cuenta el colesterol bueno sino otros factores de riesgo como la historia familiar. Otros, como el doctor Alan Garber, profesor de medicina interna de la Universidad de Stanford, toman una mirada general pero se dejan influenciar aún por las lecturas de HDL. Garber considera que mucha gente está en bajo riesgo y se beneficiaría muy poco si toma medicamentos para reducir el colesterol. "Solo gastarían más plata, pues son drogas costosas", dijo en entrevista al diario New York Times.

La diferencia de opiniones ha llevado a una mayor confusión. Rader adelanta un amplio estudio para analizar a fondo las variaciones genéticas del colesterol HDL y ver el verdadero efecto que tiene en la reducción del colesterol malo, algo que podría ayudar a resolver el dilema. Para Gómez, las nuevas investigaciones no cambian mucho el concepto actual del papel fundamental que desempeña el LDL en la valoración del riesgo que alguien tiene de sufrir un infarto. "Ese debe seguir siendo el punto de atención", afirma. Pronostica que los nuevos estudios sugerirán un cambio en la reducción del colesterol malo que probablemente será mucho mayor al que hoy recomiendan las guías de práctica médica.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.