salud

Migrantes en condición irregular serían inmunizados con vacunas de Covax

A pesar de que inicialmente el Gobierno informó que en un principio esa población no tenía biológicos asegurados en Colombia, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, aseguró que está buscando la manera de garantizar su inclusión.


A pocas semanas de que comiencen a aplicarse las primeras vacunas contra la covid-19 en Colombia, con las que el Gobierno busca lograr la inmunidad de rebaño, inoculando al 70 % de la población, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, dio a conocer que están trabajando en el diseño de un programa especial para vacunar a los migrantes que se encuentran de manera irregular en Colombia.

El programa en cuestión se basa en la cooperación internacional para lograr recursos de otros países, además de idear una estrategia especial debido a la complejidad que puede tener la vacunación de una población que no solo está en condición irregular, sino que también es nómada en muchos casos. Además, vale enfatizar en la necesidad de definir estrategias que permitan el seguimiento.

En el país hay más de 1,1 millones de migrantes venezolanos.
En el país hay más de 1,1 millones de migrantes venezolanos. - Foto:

Por otra parte, teniendo en cuenta la escasez del biológico a nivel mundial, el Gobierno está adelantando la gestión con el mecanismo Covax, que “ya tiene destinado un número bastante grande de vacunas para poblaciones en situación irregular en otros países y nosotros estamos haciendo la respectiva aplicación para tener acceso a esas vacunas”, afirmó el ministro.

El jefe de la cartera habló del reto de salud pública con esta población migrante no nominalizada y no identificada. “Acordémonos que hay que aplicarles una segunda vacuna, porque la mayoría de las vacunas vienen en dos dosis. Entonces, el reto aquí es identificar y tener la certeza de que esa población se va a vacunar y revacunar, que la podemos realmente ubicar con su lugar de residencia”, dijo.

default
- Foto: AP

Finalmente, reiteró que todos los migrantes de cualquier lugar del mundo que estén residentes regularizados en Colombia son considerados legalmente ante el sistema de seguridad social en salud como población vacunable, tal como lo estipula la Ley Estatutaria de Salud 1751 de 2015.

Según Migración Colombia, en el país hay 1 millón 729 de venezolanos, de los cuales el 56 % estarían en condición irregular, a quienes, a finales de 2020, el Gobierno colombiano dijo que no tenía obligación de vacunar.

Con respecto a los migrantes y las vacunas, António Vitorino, director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo que “los países tienen que prever la vacunación de todos los que están presentes en su territorio incluyendo a los migrantes, independientemente de su estatuto legal. No se trata de crear una prioridad para los migrantes. Al contrario, se trata de aplicar a los migrantes los mismos criterios que se aplican a los ciudadanos nacionales. Es decir, aquellos que son más vulnerables por la edad o por razones de salud”.

Vitorino recordó que la salud es un derecho humano y que también es de interés para la comunidad de acogida que toda la gente presente en su territorio esté sana, segura y se les preste los cuidados de salud esenciales. “También hay que garantizar el acceso a la vacuna a los migrantes”, destacó el máximo responsable de esta agencia de la ONU.

Frente a la desconfianza de los migrantes a acceder a estos servicios ante una posible detención o deportación, el funcionario señaló que los gobiernos deben garantizar el acceso a los cuidados de salud, sin que esto suponga la aplicación de las leyes de inmigración.

La población venezolana en Colombia ha crecido más del 300 por ciento en los últimos tres años.
El 93 % de los departamentos y el 53 % de los municipios incluyeron a los migrantes en sus Planes de Desarrollo Territorial. - Foto: Migración Colombia

A propósito, en noviembre de 2020, la OIM y la Alianza para las Vacunas (GAVI), agencia coodirectora del mecanismo Covax, firmaron un memorando de entendimiento para garantizar que los migrantes y las personas desplazadas por la fuerza sean considerados e incluidos en los esfuerzos para encontrar y distribuir una vacuna contra la covid-19.

El acuerdo busca fortalecer la colaboración de ambas agencias en los esfuerzos de vacunación y salud de estas poblaciones, tanto de inmunizaciones de rutina como en respuesta a brotes específicos.