Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/17/1990 12:00:00 AM

MORIR EN COLOMBIA

De cada seis colombianos que fallecen, uno muere por culpa de la violencia. Y sólo uno de cada tres alcanzan a llegar a un hospital.

MORIR EN COLOMBIA MORIR EN COLOMBIA
Anderson Devia tenía tan solo nueve años. Murió víctima de una criminal emboscada de las Farc, en la cual fallecieron cinco niños más. Anderson dejó de existir el martes pasado en el Hospital de Neiva, a pesar del esfuerzo que hicieron los medicos para salvarle la vida. Sus compañeritos fallecieron en el sitio de la emboscada.
Al enterarse de la noticia, el país reaccionó airado. Pero el asesinato de los niños en Algeciras, departamento del Huila, a pesar de su gravedad, no es un caso aislado. Es uno más en la cadena crimenes que se cometen actualmente en el país. Y que, para verguenza nacional, se han convertido en la primera causa de muerte de los colombianos.
Hace 20 años, cuando todavía se podía pescar de noche, los colombianos se morían de enfermedades diarréicas, como la enteritis, y de enfermedades del corazón y el pulmón. Hoy, la gran mayoría de las muertes son debidas a la violencia. Según las estadísticas del Dane, las muertes ocurridas por agresiones violentas llegaron el año pasado a 23.239 personas. Esto es, el 15% del total de defunciones registradas en Colombia en 1989.

NUMERO UNO: LA AGRESION
Según el Estudio Sectorial de Salud, la mortalidad por muertes traumáticas y violentas durante la última década aumentó 24 por ciento. Individualmente considerada, la causa más alta de mortalidad relacionada con la violencia son los ataques con armas de fuego y explosivos, que causaron el año pasado la muerte de 19.082 colombianos.
Los homicidios son la principal amenaza. Entre los hombres, ocasionan poco más de la mitad de las muertes violentas (55 por ciento), y son la principal causa de defunción. Entre las mujeres ocasionan el ocho por ciento de las muertes, y son la segunda causa de defunción.
La mortalidad por homicidios en hombres entre los 15 y los 44 años aumentó entre 1981 y 1986 en un 50 por ciento, al pasar de 99 por mil a 148 por mil, un incremento no registrado en ninguna otra causa.
En algunas ciudades del país la situación es particularmente dramática.
Es el caso de Medellín, donde la tasa anual de muertes violentas ha crecido aceleradamente en los últimos años. En 1985, había 7.5 muertes violentas por cada 10.000 habitantes. El año pasado la relación era de 14 por cada 10.000.
Dentro de ese total, además, los homicidios son cada vez más importantes.
De acuerdo con un estudio publicado en el último número de la revista de la Universidad de Antioquia, "La participación de los homicidios en el número de muertes violentas había iniciado la década con el 7.9 por ciento y hacia mediados, en 1985, había ascendido a 16.6 por ciento, destacándose que el arma de fuego era el principal instrumento, pues pasó de ser el arma usada en el 61 por ciento de los homicidios de 1980, al 75 por ciento en 1985".

El caso de Medellín desmiente, además, algo que para muchos analistas ha sido un dogma durante muchos años: que la violencia está íntimamente relacionada con los niveles de pobreza de la población. "Sin excepción, se observa que este fenómeno cubrió a todas y cada una de las comunas dé Medellín, desbordando la idea de que son los pobres los violentos. Así por ejemplo, se encontró que 23 barrios de estratos bajos poseían tasas muy bajas de homicidios, en tanto que un barrio como La Pilarica, de un estrato socioeconómico alto, ocupaba el cuarto lugar como generador de homicidios".
Curiosamente, las agresiones a bala no son las que generan mayor demanda por servicios hospitalarios, de acuerdo con especialistas consultados por SEMANA. Segun Antonio Ramírez Soto, director del Hospital San Juan de Dios, de la capital de la República, "llegan muchos más pacientes por agresión personal y heridas cortopunzantes, que por heridas de bala".
La violencia, por otra parte, no se reduce únicamente a la agresión personal. Es también muy importante el número de muertes provocado por culpa de la hostilidad del ambiente social y laboral. Según Ramírez Soto, los accidentes caseros, como quemaduras e intoxicaciones, los accidentes de trabajo y los accidentes de tránsito, son también causas frecuentes de mortalidad.
El número de días de incapacidad originados en todo el país por culpa de los accidentes se estima en 30 millones al año. Lo que quiere decir que, en promedio, cada colombiano tiene al menos un día de incapacidad anualmente por culpa de un accidente. En el mismo período se realizan más de 100.000 hospitalizaciones, la mitad de las cuales se deben a fracturas, luxaciones y heridas.

CORAZONES PARTIDOS
El promedio de accidentados que se muere no es muy alto. Pero sí lo es el de las personas que sufren de un infarto.
Según las estadísticas del Dane, los infartos agudos al miocardio representan la segunda causa de muerte en el país, y cobraron el año pasado cerca de 15.000 víctimas, la gran mayoría del sexo masculino. Curiosamente, son muchos más los hombres que sufren del corazón que las mujeres. La relación es de diez a uno. Ello se debe aque, en general, las enfermedades del corazón se presentan por factores como el deterioro en la dieta, el aumento del colesterol, el consumo de cigarrillo, la hipertensión y el estrés. Las mujeres llevan una vida más tranquila, no sufren tanto estrés y fuman menos.
Esto último, sin embargo, no las exime de sufrir uno de los males más extendidos en los últimos años: el cáncer del pulmón. Según Juan Manuel Zea, director del Instituto Nacional de Cancerología, el 30 por ciento de los tumores malignos de los colombianos son causados por el cigarrillo. Y éste tiene relación directa con enfermedades cardíacas, cerebro vasculares y respiratorias, que el año pasado tuvieron al borde de la muerte a cerca de 17 mil colombianos. "Al pais -asegura el doctor Zea le hace mucho más daño el cigarrillo que viene de contrabando, que a los Estados Unidos la cocaína que llega de Colombia".

Lo inquietante es que el cáncer en el pulmón es muy difícil de curar, a menos que sea diagnosticado muy temprano.
La experiencia del doctor Zea es que la mayoría de los fumadores acuden al médico con un tumor muy avanzado y cuando ya no hay nada que hacer.
Pero aparte del cáncer pulmonar hay otros también muy extendidos. Es el caso del cáncer de páncreas. cuyos síntomas -obstrucción de los conductos y dolor en la región-, se manifiestan cuando el tumor está muy avanzado. Y los del cuello uterino y de seno, que son la primera causa de aparición de cáncer en la mujer y que surgen muchas veces por falla de control, de acuerdo con Olga de Fernández, presidenta de la Liga Colombiana de Lucha contra el Cáncer.
El doctor Antonio Ramírez asegura, por otro lado, que el cáncer de la matriz se presenta con frecuencia a partir de los 40 años y que después de los 50 son comunes el cáncer de próstata, en los hombres, y el cáncer de piel, en ambos sexos. En los niños, el tipo de cáncer más frecuente es la leucemia.

MORTALIDAD INFANTIL
Otras siguen siendo, sin embargo, las enfermedades que más afectan a los niños. Según el último Estudio Sectorial de Salud, los problemas perinatales constituyen en la actualidad la principal amenaza durante el primer año de vida. "El recién nacido es quien más aporta morbilidad y mortalidad en Colombia. Hasta los dos años se considera una etapa crítica y todo lo que tiene que ver con el parto como inmadurez fetal y transtornos congénitos, patología respiratoria, infección y desnutrición son las mayores causas de muerte en los niños", comenta el director del Hospital San Juan de Dios.
Se han reducido considerablemente, en cambio, los riesgos asociados con las enfermedades infecciosas e inmunoprevenibles. La mortalidad por la enfermedad diarréica aguda disminuyó entre 1977 y 1980 de 896 a 268 por 100.000 en los menores de un año, y de 163 a 30 por 100.000 en los niños de uno a cuatro años. Antes de 1977, esta enfermedad era la primera causa de mortalidad en los niños y ocasionaba una de cada cinco muertes. Hoy en dia ocasiona 1 de cada 8. Las campañas de tratamiento de aguas y las sales orales han contribuído a esta disminución, pero todavía se presenta con frecuencia entre las clases socioeconómicamente débiles.

Lo cierto es que durante los últimos 50 años la mortalidad infantil en Colombia ha descendido aceleradamente.
De 196 por mil en 1938, descendió a 135 por mil en el periodo 1950-1955, y a 46 por mil en el periodo actual. No obstante, en términos internacionales continúa siendo alta, sobre todo si se la compara con la de muchos países desarrollados, que han logrado reducirla por debajo del 10 por mil.
En términos de urbanismo y según la última encuesta del Instituto Nacional de Salud, hay menor mortalidad infantil en ciudades pequeñas (entre 2.500 y 100.000 habitantes) que en población dispersa y en ciudades intermedias (100.000 a millón y medio). Además, la mortalidad infantil de los hijos de madres solteras es más alta (54 por mil) que en las casadas (29 por mil) y en unión libre (44 por mil). También es considerablemente más alta (65 por mil) en hijos de madres sin instrucción que en hijos de madres que hayan cursado algún nivel de secundaria o más (27 por mil).
La esperanza de vida al nacer del periodo 1986-1989 la estimaron en 67.8 años: 70.2 para mujeres y 67 para hombres, revelándose un diferencial de tres años entre sexos.

LESIONES EN ESCOLARES
Según el mismo estudio, la salud en los escolares (5-14 años) mejoró durante las últimas dos décadas. La mortalidad descendió 50 por ciento entre 1973 y 1986. En la actualidad el 2.6 por ciento de las muertes ocurren en este grupo de edad cuando en 1973 esa proporción era de cinco por ciento.
Los principales problemas de salud de los escolares son el trauma y la violencia, las enfermedades crónicas, y los problemas de los órganos de los sentidos y los dientes.
Las lesiones traumáticas ocasionan la mayor cantidad de muertes en los escolares (38 por ciento). Los "demás accidentes" como el ahogamiento, sumersión y cuerpos extraños causan el 22 por ciento de las defunciones. Le siguen los accidentes por vehículos automotores.
Las enfermedades crónicas son un problema de salud desde esta edad temprana. Como causas principales se destacan las enfermedades del corazón (cinco por ciento de las defunciones) que en este grupo son principalmente infecciosas, como endocarditis, pericarditis y miocarditis. Sobresalen igualmente las enfermedades del sistema nervioso (cinco por ciento de las defunciones), la epilepsia, parálisis cerebral y sus secuelas.

Preocupa también, la aparición de problemas renales como nefritis, nefrosis y síndrome nefrótico que ocasionan el dos por ciento de las defunciones.

ENFERMEDADES DE ADULTOS
En los últimos años, la salud de los jóvenes y adultos (15-44 años) se deterioró mucho más, comparándola con la de otros grupos de edad, y sus principales problemas de salud fueron el trauma y la violencia. Las enfermedades crónicas en las mujeres ocasionan la tercera parte de las muertes (primera causa) y en los hombres son la segunda causa más frecuente de mortalidad y morbilidad.
Dentro de los problemas específicos de las mujeres se encuentran las complicaciones de la gestación, parto y puerperio.
Por otro lado, la mortalidad materna descendió de tres a uno por mil nacidos vivos durante las últimas dos décadas y el 16 por ciento de las muertes en las mujeres son debidas a cáncer. De estas muertes, casi la mitad son ocasionadas por cáncer en los genitales femenino, cáncer cervicouterino (cinco por ciento) y de mama (dos por ciento).
Otra de las enfermedades que están ocasionando un gran número de muertes son las de transmisión sexual, que en los últimos años se han ido incrementando, debido principalmente a los cambios en las prácticas sexuales.
Una de ellas es el Sida. En Colombia, según un reciente estudio de la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina -Ascofame-, el primer caso se notificó en 1983 y en los años siguientes la notificación ha aumentado en forma acelerada: en diciembre 12 de 1988 el número de casos oficialmente informados era de 333, pero se presume un subregistro difícil de cuantificar.

LA TERCERA EDAD
En la tercera edad (45 años y más), se registran los niveles de morbi-mortalidad más alla de la vida. Aunque sólo representan el seis por ciento de la población, la mitad de las muertes ocurren en la tercera edad (en 1973 la proporción era 33 por ciento).
Las principales causas de morbimortalidad en esta edad son similares a las de los adultos mayores (enfermedades crónicas, cáncer, trauma y violencia). Pero las enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, que incluyen las enfermedades del corazón, y las cerebrovasculares, producen en los adultos mayores más de la mitad de las muertes, siendo la hipertensión arterial uno de los principales factores de riesgo ya que dos y casi tres de cada diez adultos mayores e individuos en la tercera edad, respectivamente la padecen.
En los adultos mayores, la quinta parte de las muertes se debe a tumores malignos, y la incidencia está aumentando. El cáncer gástrico es el tumor más frecuente (siete por ciento de las defunciones). En las mujeres, los órganos genitales son los más frecuentes como el cáncer de mama (3.5 por ciento de las defunciones) y cervicouterino (7.7 por ciento de las defunciones).

Como dato curioso, entre los 45 y 59 años, una de cada tres mujeres tienen várices. Indiscutiblemente, la mortalidad en la tercera edad, debida a cáncer y enfermedades cardiovasculares principalmente, refleja además del deterioro del sistema inmune, la exposición acumulada durante la vida a factores de riesgos como cigarrillos, bebidas alcohólicas y sedentarismo. Y, sorprendentemente, se mueren igual número de ancianos y de niños por deficiencias de nutrición.
Sin embargo, las lesiones traumáticas y violentas no respetan ni siquiera esa tercera edad y producen el 15 por ciento de las defunciones en los adultos mayores, sobre todo en los hombres.

MENOS QUE ANTES
De todas maneras, los colombianos se mueren hoy menos que antes. A partir del año 50 la mortalidad en general descendió aceleradamente. En el periodo 1950-55 el promedio era de 26 defunciones por 1.000 habitantes, mientras que en el periodo 1985-90 disminuyó a 7.4 por mil.
Sin embargo, en los hombres es considerablemente más alta que en las mujeres. Aumentó de 1.16 en 1973 a 1.35 en 1986. Y además de ser mayor la mortalidad masculina, ésta es mucho mayor en la zona rural y también más alta en los solteros que en los casados principalmente en las edades adultas jóvenes. Y el homicidio es responsable de más de la mitad de estas muertes prematuras.
En cuanto a las regiones del país las que tienen las condiciones de salud más desfavorables son la del Pacífico, Atlántico y los Territorios Nacionales.
En el Chocó por ejemplo, la mortalidad infantil es cinco y tres veces mayor con respecto a Cali y al total del país. Pero, el departamento que más defunciones registra es Antioquia y el que menos La Guajira.
De todas maneras, los niños y los viejos siguen sindo quienes más se mueren. De acuerdo con la encuesta sobre conocimientos, actitudes y prácticas en salud del Instituto Nacional de Salud, en Colombia, en comparación con otros países de América Latina, la mortalidad infantil presenta un nivel intermedio. La información revela tasas altas en Bolivia, 96 defunciones de menores de un año por mil nacidos vivos en 1979-89, Perú con 76 por mil y Brasil 77 por mil. Comparado con los países desarrollados, en cambio, la tasa sigue siendo demasiado alta. En dichos países se ha logrado reducir la mortalidad infantil a menos del diez por mil.
El sexo, la edad, la constitución del individuo, el estilo de vida y el medio ambiente, son factores determinantes en la salud y llevan a que se presenten algunas enfermedades que con frecuencia son la causa de muertes repentinas, no sólo en personas de edad avanzada sino en jóvenes que aparentemente presentan un excelente estado de salud.
Pero lo triste es que muy pocos colombianos tienen la opción de morir en una cama. La violencia no solo se ha convertido en la principal causa de muerte en Colombia, sino que por su causa solo uno de cada tres colombianos que se mueren alcanza a llegar a un hospital.

DOCE PRINCIPALES CAUSAS DE DEFUNCION
TOTAL NACIONAL 1989
CAUSAS DE DEFUNCION 1989 %
154,694 100 1. ATAQUE CON ARMAS DE FUEGO Y EXPLOSIVOS 23,239 15.0
2. INFARTO AGUDO DEL MIOCARDIO 13,806 8.9
3. INSUFICIENCIA CARDIACA 5,799 3.7
4. BRONCONEUMONIA 3,857 2.5
5. CANCER GASTRICO 3,746 2.4
6. OTRAS CAUSAS MAL DEFINIDAS Y DESCONOCIDAS DE
MORBILIDAD Y MORTALIDA 3,388 2.2
7. OBSTRUCCION CRONICA DE LAS VIAS RESPIRATORIAS
NO CLASIFICADA EN OTRA PARTE 3,104 2.0
8. ENFERMEDAD CEREBROVASCULAR AGUDA PERO MAL DEF. 3,087 2.0
9. ATAQUE CON INSTRUMENTOS CORTANTES Y PUNZANTES 3,027 2.0
10.OTRAS CAUSAS ACCIDENTALES Y AMBIENTALES Y LAS
NO ESPECIFICAS 2,957 1.9
11.ENFERMEDAD CARDIACA HIPERTENSIVA 2,912 1.9
12.DISRITMIA CARDIACA 2,887 1.9

* LAS DEMAS CAUSAS 82,885 53.6
Fuente:Dane
adel listado de 999 causas definidas por la organización Mundial de la Salud (OMS)
. En el total de esta causa estan incluidas las defunciones de las lesiones por intervención legal, lesiones en las que se ignora si fueron accidental o intencionalmente infligidas y lesiones resultantes de operaciones de guerra.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com