Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/10/2007 12:00:00 AM

Prohibido pasar

Los científicos encontraron una nueva manera de impedir que el virus del sida entre en las células.

Prohibido pasar Prohibido pasar
En 1996, cuando el virus del VIH había cobrado la vida de cientos de personas en el mundo, los científicos encontraron que ciertos individuos de raza caucásica que habían estado en contacto con enfermos no se infectaban. Sospechaban que su organismo debía tener alguna resistencia al virus. En efecto, se halló que el 1 por ciento de los europeos carecían de los genes productores de un receptor llamado CCR5, el cual sirve de entrada del virus en las células, lo que le permite reproducirse. Estos indicios llevaron a los investigadores a buscar una nueva manera de detener el microorganismo. Diez años después, el resultado es Maraviroc, el primer medicamento que se encuentra en proceso de aprobación por la Emea y FDA, las autoridades que regulan los tratamientos médicos de Europa y Estados Unidos, respectivamente.

Los retrovirales son los fármacos que se recetan para controlar la enfermedad y buscan atacar el virus de diferentes maneras. Maraviroc tiene otro mecanismo de acción que consiste en inhibir la producción del receptor CCR5, con lo cual se bloquea la entrada del virus en las células. Los estudios clínicos se han hecho en pacientes con el virus que presentan resistencia a la terapia retroviral. Se ha encontrado que si esta terapia se usa en combinación con Maraviroc, se disminuye la carga viral y aumenta el recuento de linfocitos de los pacientes. Precisamente, por estos estudios, la FDA decidió adelantar la revisión del medicamento.

El fármaco tendría un efecto aun más espectacular. Como impide que el VIH entre en la célula, a largo plazo, se podría indicar no sólo para tratar, sino para prevenir la infección en grupos de alto riesgo.
 
***
 
Obesidad en la cabeza

Un estudio publicado en la revista Cell Metabolism encontró que hay una hormona, la leptina, que les indica a las neuronas que modulan el apetito cuándo hay exceso de grasa. Con esa información el cerebro toma una acción, ya sea quemarla, o frenar el apetito. Al parecer, las personas con kilos de más producen la leptina, pero por alguna razón el cerebro se vuelve insensible a esta sustancia. El descubrimiento es importante, pues podría ayudar a encontrar nuevos mecanismos para lograr que el cerebro vuelva a sensibilizarse con la hormona y a conectarse con el resto del organismo para impedir un aumento exagerado de peso. 
 
***
 
Huelo, luego recuerdo
 
Si está estudiando para un examen de historia y no logra grabarse las fechas de las batallas, no tiene que recurrir a la copialina. Más bien puede irse a dormir y encender un pebetero de esencias florales. Aunque suene disparatado, científicos de la Universidad de Lübeck y del Centro Médico Universitario de Hamburgo, ambos en Alemania, encontraron que un aroma familiar que se perciba durante el sueño (no antes ni después) puede ayudar a recordar mejor la información que el cerebro obtuvo la noche anterior. Los científicos liberaron un olor a rosas a un grupo de estudiantes que dormía y que la noche anterior tuvieron que memorizar el lugar en el computador donde se encontraban las diferentes cartas de una baraja de naipes. Los que estuvieron expuestos al olor recordaron en un 97 por ciento el lugar donde estaban las cartas. Los autores del estudio indicaron que probablemente el olor era un vehículo para transferir los recuerdos de la neocorteza hacia el hipocampo, donde se graban los recuerdos del día. El estudio está disponible en la revista Science.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.