Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/1987 12:00:00 AM

COMPU-YERBA

Desarrollado programa de computadores para detectar cultivos de marihuana

COMPU-YERBA COMPU-YERBA
Con su advenimiento el hombre pudo llegar a la Luna, realizar los más complicados cálculos y desarrollar tareas inverosímiles. Pero hoy en día las computadoras han encontrado un nuevo campo de aplicación: la detección de terrenos sembrados con marihuana.
A partir del momento en que sembrar la hierba en los Estados Unidos resultaba más barato y fácil que importarla con grandes riesgos desde Colombia o México, la policía norteamericana se enfrentó a la proliferación de cultivos en su país, difíciles de ubicar y erradicar por la gran extensión del territorio, por los camuflajes utilizados y por lo rápido de su crecimiento, resultado del uso de semillas mejoradas y científicamente tratadas.
A medida que ha transcurrido el tiempo, los cultivadores de "marimba" han ideado nuevas tácticas que les han permitido evadir o contrarrestar el despliegue hecho por las autoridades para acabarlos. La primera medida fue la de descentralizar los cultivos, que, al comienzo, abarcaban grandes extensiones. Ahora la siembra se hace en pequeñas parcelas dispersas, complicadas de localizar, y que, en caso de ser destruidas, no representan grandes pérdidas para los cultivadores. Por otra parte, las siembras se llevan a cabo en bosques de árboles de regular altura, cuyo follaje oculta la marihuana de los helicópteros policiales que tratan de ubicarlos. Y por si lo anterior fuera poco, los "narco-cultivos" están haciéndose en terrenos de propiedad del gobierno, aledaños a los de particulares sembrados con productos legales.
Los altos costos y escasos resultados de la campaña llevaron a que desde hace algunos años, los científicos Frederick Waltz de la T.G.S. Compañía Tecnológica y Donald G. Moore del Servicio Geológico de los Estados Unidos, trabajaran en un proyecto basado en un programa para computadores que facilitara la localización de los plantíos. Dicho programa permite que la computadora sea alimentada con datos como la distancia del terreno a la ciudad, las rutas de transporte, recursos hidráulicos, vegetación natural, altura sobre el nivel del mar, ángulo de incidencia de los rayos solares, inclinación del terreno y datos de los propietarios. Con esto, el procesador puede calcular las posibilidades de que un área determinada esté o no cultivada con marihuana.
Las primeras pruebas llevadas a cabo en el 84, dieron resultados bastante alentadores: el 88% de los cultivos detectados estaban en áreas que la computadora había catalogado como de alta probabilidad. El nuevo método llevó a los narco-cultivadores gringos a dispersar aún más sus cultivos y a trasladarlos a las zonas montañosas del oriente de la nación. La táctica dio resultado gracias a que la capacidad de análisis del programa sólo abarcaba un area de 80 a 110 kilómetros cuadrados. El continuo trabajo, enfocado exclusivamente a perfeccionar y sofisticar el programa, permite en la actualidad a la policía abarcar con un solo programa, 36 cuadrados de tierra de unos 80 kilometros cuadrados cada uno.
Pero, pese a los esfuerzos de las autoridades, a la caída del negocio y al escaso surtido.en las calles, el ingenio y la necesidad de los consumidores los ha llevado a sembrar su dosis personal en los jardines de la casa o en pequeñas materas que a la vez sirven como adorno.--

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.