Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/1996 12:00:00 AM

DAGUERROTIPIA DIGITAL

Entre la emoción y el escepticismo las cámaras digitales que no necesitan rollo buscan su nicho en el mercado.

DAGUERROTIPIA DIGITAL DAGUERROTIPIA DIGITAL
Luego de 150 años de historia, la fotografía parece volver a sus principios al abandonar el rollo que, durante décadas, sirvió para plasmar los momentos más trascendentales ocurridos en el mundo y conservar los mejores recuerdos de la vida familiar. En efecto, las cámaras digitales establecen un nuevo concepto en el arte de la fotografía, que ahora comienza a hacerse sin rollos, químicos ni cuartos oscuros. Aunque hace algunos años las cámaras sin rollo eran vistas con no poca prevención por los fotógrafos profesionales y los aficionados, los modelos más recientes de estos aparatos han despertado justificadamente la curiosidad de muchos escépticos. Con un semiconductor especializado, las cámaras digitales transforman la luz en datos que almacena en su memoria o en un disco duro. De este modo, estas cámaras producen en cuestión de minutos fotos que pueden ser almacenadas en el computador o transmitidas a cualquier lugar del mundo. Así lo hicieron algunos fotógrafos que cubrieron la guerra del golfo, quienes con un computador portátil conectado a un teléfono celular enviaban los trabajos a la sede de sus diarios casi instantáneamente. Sin embargo, como ocurre con todas las tecnologías nuevas, la fotografía digital todavía dista de ser perfecta y tiene que superar muchas desventajas. El principal escollo que tiene por delante es su precio. Para hacer fotos con la misma calidad de una cámara tradicional de 35 milímetros es necesario hacer una inversión superior a los 15.000 dólares. Por otra parte, no hay un modelo que pueda disparar a la misma velocidad de una cámara convencional equipada con motor, y es necesario esperar algunos instantes entre una y otra toma, cosa que puede ser nefasta al tomar la secuencia de un gol en un partido de fútbol. Adicionalmente algunas de estas cámaras necesitan estar conectadas a un computador para conseguir un óptimo desempeño. No obstante en Colombia ya hay quienes están dando los primeros pasos en este campo, mientras el mercado comienza a abrirse camino con productos de las marcas Kodak, Sony, Epson, Chinon, Agfa-Minolta, Nikon y Apple que ya están a la venta en el país con precios que pueden oscilar entre los 600 y los 15.000 dólares. En este sentido quienes salen más favorecidos son aquellos que tienen la fotografía como pasatiempo, ya que las máquinas de alto desempeño tienen un precio que puede ser 10 veces superior a sus equivalentes en el terreno de las cámaras convencionales. De todas maneras, pese a sus comprensibles contratiempos, la fotografía digital abre una nueva era de la que se beneficiarán tanto los medios de comunicación como los usuarios comunes y corrientes o los acelerados que quieren sus fotos para ya.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com