vinos y licores

Hechizos líquidos

Por: Hugo Sabogal

Las ginebras seducen por su multiplicidad de aromas. Con hielo, tónica y una corteza de lima o limón –es decir, el clásico gin & tonic–, un trago de ginebra se transforma en un elixir refrescante, que funciona bien a cualquier hora del día