La iniciativa para que el arte suramericano rompa fronteras

Aníbal Jozami, artífice de Bienalsur. Foto: Diana Rey

SEMANA habló con Aníbal Jozami, artífice de Bienalsur, un proyecto que busca crear una red global que conecte el arte del sur del continente con el resto del mundo.

Bienalsur es la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur, creada en la Universidad Nacional de Tres de Febrero, de Buenos Aires. Es una propuesta cultural que mostrará desde septiembre y hasta diciembre obras, instalaciones y experiencias artísticas en 32 ciudades, y en simultánea, en países como Argentina, Australia, Benín, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, España, Colombia, entre otros, y contará con la participación de más de 450 artistas y curadores.

Esta es la primera versión del evento, que después de abrir salas de exposición en Cúcuta y en el Espacio el Dorado, en Bogotá, inauguró otra este miércoles 27 de septiembre en la Universidad Javeriana, con la exposición Resonancias Visuales, curada por la italiana Benedetta Casini; es una exposición que invita al público a pensar sobre la relación entre el lenguaje visual y sonoro.

Uno de los propósitos de esta bienal es generar una red global entre las instituciones de todo el mundo con el fin de romper las fronteras y reivindicar la diversidad artística. “Bienalsur significa conectarse con otros espacios creativos, con otras ciudades y con otros artistas. Es la posibilidad de abrir el espacio mismo de la facultad a la potencia creativa de un movimiento artístico que se piensa con generosidad y a nivel trasnacional”, dice Carlos Mery, decano de la Facultad de Artes de la Universidad Javeriana.

En el evento se expusieron las obras de Andrea Mármol, de Guatemala; Larry Muñoz, de Colombia y de los argentino Omar Jury, Juan Sorrentino, Alan Segal, Alan Courtis, Lihuel González, Valeria Traversa y Nicolás Martella. Y contó con la presencia de Benedetta Casini, curadora de la bienal; Carlos Mery, decano de la facultad de artes de la Universidad Javeriana y Aníbal Jozami, director general de Bienalsur y rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, de Buenos Aires. SEMANA habló con él sobre el proyecto.

SEMANA: ¿Cuál es la propuesta de Bienalsur?

Aníbal Jozami: Bienalsur es un proyecto que surge desde el sur para crear un diálogo cultural entre los países. Lo que estamos planteando con esta iniciativa es crear, a través de un enfoque social y participativo, una red global de arte en 32 ciudades de 16 países, en los que hay un total de 86 sedes de la bienal: instituciones públicas y privadas, universidades y museos.

SEMANA: ¿Qué artistas participan?

A.J.: Está abierta a todas las iniciativas. Es un proyecto totalmente democrático, no hemos establecido una curaduría que seleccione los artistas sino que hicimos una convocatoria abierta donde recibimos unas 2.543 propuestas de artistas de 78 países. Muchos de ellos me comentaron que nunca se habían sentido con tanta libertad para actuar y crear como la que tuvieron en este proyecto.

SEMANA: ¿Quién organiza el proyecto?

A.J.: Este proyecto se gestó en la Universidad Nacional de Tres de Febrero, en Buenos Aires, pero también se han unido museos, centros artísticos y una red de instituciones. En el caso de Colombia están la Universidad Javeriana, la Universidad Nacional y la Universidad de los Andes. También hay otras de América y de Europa.

SEMANA: ¿Cuándo inició la idea de hacer una bienal desde el sur?

A.J.: Empezó hace dos años. Fuimos dándole forma y en una reunión con ministros de cultura de América del Sur comprobé que el proyecto tenía buena receptividad. Luego analicé que la universidad podía llevar adelante la iniciativa porque al ser una entidad pública pero autónoma, no genera ningún tipo de problemas de competencia con otro gobierno o con otras instituciones gubernamentales.

Foto: Cortesia de Bienalsur

SEMANA: ¿Cuál fue el proceso para sacar adelante esta primera edición?

A.J.: Primero se realizaron varias reuniones con más de 120 expositores, y en total, entre asistentes presenciales y público por streaming, hubo más de 25.000 personas que ayudaron a discutir el concepto con relación al arte contemporáneo, la situación actual del mundo, la percepción del arte y para qué podría ser necesaria una nueva bienal que, además, fuera distinta a las otras. A partir de ahí se hizo lo que hoy estamos concretando: 84 muestras de arte en diferentes países en simultánea.

SEMANA: ¿Cuáles son los ejes de trabajo de la bienal?

A.J.: Son cuatro: ‘curadurías Bienalsur’, ‘colección de colecciones’, ‘arte en las fronteras’ y ‘acciones en el espacio público’. Y también cuenta con tres herramientas de dimensión virtual: ‘ventanas’, que permitirá al público conectarse con otras sedes de la exposición; una aplicación de realidad aumentada, para democratizar el acceso a la experiencia artística; y el videojuego Willitu, que busca que los jóvenes descubran otras obras.

SEMANA: ¿En qué se diferencia esta bienal de otras?

A.J.: En su forma de organización, ya que se realiza desde una universidad con un criterio totalmente interdisciplinar. Además no les ha puesto límite a los artistas, no ha establecido una dictadura de ningún curador y permite que todos puedan presentar sus proyectos y proponer el lugar para exponerlos. Por estas razones recibimos un total de 2.543 proyectos provenientes de 78 países. Otra gran diferencia es que es una bienal que se está haciendo simultáneamente en muchos lugares y está orientada a acercar a un nuevo público al arte.

SEMANA: ¿Y cómo logran acercar a ese nuevo público?

A.J.: Lo hacemos de distintas formas. Una de ella es a través de las obras expuestas en el espacio público, esto hace que la gente que no acostumbra a visitar museos o galerías pueda conocer el mundo del arte. También, se logra por medio de unos programas de realidad aumentada y de juegos que se encuentran en la muestra.

SEMANA: ¿Qué lugares recorren?

A.J.: Esta Bienal cuenta con una cartografía horizontal y participativa, recorrerá 18.370 kilómetros. El kilómetro 0 inició en el Centro de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, en Buenos Aires, y el último será en Tokio. Asimismo, pasa por Bogotá y Cúcuta. El objetivo es marcar una cartografía basada en el circuito cultural que estamos haciendo.

SEMANA: Y además de Tokio, ¿van a estar en otros lugares fuera de América del Sur?

A.J.: Sí, tenemos muestras en Paris, Madrid y Japón. Lo que pretendemos es crear una nueva globalidad, pero que se inicie y se haga desde el sur para situar el arte y la cultura suramericana en otro nivel. Queremos rediseñar el atlas cultural del mundo, para que todos conozcan no solo a los artistas y teóricos del arte de Estados Unidos, sino que además, conozcan los artistas de países asiáticos y, lo más importante, los artistas de los países del sur de América.

SEMANA: ¿Bienalsur tiene algún tinte político?

A.J.: El objetivo político está en lo mejor de los significados de la palabra política, que es acercar el arte a la gente, a nuevos sectores sociales y no quedar limitados a los circuitos tradicionales de las galerías y de los museos y, fundamentalmente, generar un diálogo cultural entre los países del sur que hasta ahora no existía. Un ejemplo de ello es la plataforma digital que está en todas las muestras, donde los asistentes pueden ver exposiciones de Montevideo, Lima o Guayaquil, entre otros.