Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/03/02 00:00

DE HUMANS RIGHTS WATCH

DE HUMANS RIGHTS WATCH

En las últimas semanas ya van dos veces que en su columna Plinio Apuleyo Mendoza se desahoga con una serie de diatribas en contra de las ONG de derechos humanos colombianas e internacionales. Creo que no estamos frente a un caso de ignorancia acerca de la práctica de los organismos que defienden los derechos humanos en Colombia, sino más bien de un esfuerzo deliberado por desinformar y distorsionar la realidad. A falta de argumentos, Plinio recurre a comentarios insidiosos para intentar descalificar a Human Rights Watch, la Comisión Colombiana de Juristas, Cinep, y otras organizaciones defensoras de los derechos humanos calificándonos de "fachada (s) del Partido Comunista". ¿Es también comunista la Comisión de Derechos Humanos de la OEA? Para Plinio, la respuesta debe ser sí, porque ha condenado en los mismos términos utilizados por Human Rights Watch las violaciones a los derechos humanos que se cometen en Colombia ¿Son comunistas quienes integran la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, el Parlamento europeo o el propio Departamento de Estado? Nuevamente la respuesta debe ser afirmativa, evidentemente, porque esas entidades han mostrado igual preocupación con un lenguaje similar al que nosotros empleamos al referirnos a la grave situación interna. En fin, para Plinio, lo que delata a un comunista no es su ideología ni su militancia, sino las críticas que a Plinio no le gustan. A Plinio las ONG le recuerdan el cuento del lobo disfrazado de abuelita; a mí sus artículos me recuerdan aquel niño que no sabe jugar respetando las reglas e insulta a los jugadores y se queda solo y frustrado despotricando contra todo el mundo. La comunidad internacional ha dicho claramente que las reglas del juego _los derechos humanos_ deben ser respetadas por todos los estados, incluso durante un conflicto armado como el que enfrenta Colombia. José Miguel Vivanco, director ejecutivo Human Rights WatchWashington (Estados Unidos)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.