Jueves, 19 de enero de 2017

| 2002/12/01 00:00

De Víctor Patiño Fómeque

He leído su artículo 'Yo confieso' en la edición #1.072 de su revista. En forma categórica desmiento a SEMANA en cuanto afirma que me he reunido nuevamente con agentes de la DEA

De Víctor Patiño Fómeque

He leído su artículo 'Yo confieso' en la edición #1.072 de su revista. En forma categórica desmiento a SEMANA en cuanto afirma que me he reunido nuevamente con agentes de la DEA con el propósito de contarles todo lo que sé a cambio de rebaja de penas, pues ello nunca ha ocurrido, como podrían haberlo corroborado los redactores con las autoridades de esta penitenciaría.

El 9 de abril, cuando fraudulentamente fui capturado con fines de extradición, no declaré contra persona alguna ya fueran abogados, oficiales de la Policía o particulares. Toda afirmación en contrario la debatiré ante autoridades competentes, aunque a lo que éstas resuelvan seguramente no se les dará la misma difusión que a la falacia de que me he convertido en infidente.

No dudo de que haya intereses políticos en mi extradición. En tiempo récord la Corte la ha tramitado, negándose a aceptar la incorporación de todas las pruebas que demostrarían que he sido juzgado en Colombia por los mismos hechos; que las declaraciones del señor Maya Hoyos determinaron la iniciación de actuaciones judiciales en Colombia; y que las autoridades judiciales colombianas no encontraron que fuera creíble ni veraz, conclusiones que no pueden ser objeto de desconocimiento: a pesar del poderío de Estados Unidos, esta nación no puede irrespetar el derecho internacional.

Por último: sin saber exactamente qué se pretende con el contenido del artículo puedo afirmar que si hubiera habido el menor interés por ofrecerles a sus lectores una información veraz y objetiva, hubieran publicado los apartes de la acusación en que se basa su artículo, en que consta que el gobierno norteamericano pretende que se me extradite pasando por encima de nuestra Constitución Política, por supuestos hechos que ocurrieron entre 1987 y diciembre 17 de 1997 por los que, repito, fui juzgado y no procede la extradición; y, por hechos ocurridos entre 1997 y 2001, que tienen autores conocidos y a quienes se procesó y condenó en Colombia y entre los que, sobra decirlo, no me encuentro.

Víctor Julio Patiño F.

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.