Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/01/14

La oficina blindada que pidió Hollman Morris

El concejal progresista Hollman Morris, la única ficha que le quedó al exalcalde Gustavo Petro en el cabildo distrital, le hizo una petición particular a la Presidencia de esa corporación. Aunque aún no han empezado las sesiones del Concejo, Morris solicitó a los integrantes de la mesa directiva que se reforzaran las medidas de seguridad en la oficina que le sería asignada. Pidió que las ventanas fueran reforzadas con vidrios blindados. Así lo confirmaron miembros del cabildo. La particular petición la hizo con el argumento de que era una persona con una compleja situación de seguridad. Lo cierto es que en campaña el hoy concejal progresista se movió como pez en el agua por los diferentes barrios de la capital y en las concentraciones políticas y, al parecer, nunca se sintió inseguro. Morris cuenta con protección especial ordenada por la CIDH.

Ante el confidencial de Semana.com, el concejal Morris divulgó en sus redes sociales un comunicado que reproducimos a continuación.

En las últimas horas se ha publicado una nota en la página web de la Revista Semana titulada "La oficina blindada que pidió Hollman Morris" en la que se afirma que según "integrantes del cabildo" el Periodista y Concejal Hollman Morris solicitó blindar su oficina. Sobre esto nos permitimos aclarar qué:

1) Por parte del Cabildo Distrital se asignó al concejal Morris la oficina 101 en el edificio del Concejo de Bogotá, ubicada a pocos metros de la entrada principal del mismo, en el primer piso y aislada de las demás oficinas de cabildantes, condiciones estas que revisten problemas de seguridad para el Concejal.

2) La oficina fue aceptada por el concejal Hollman Morris el día 12 de Enero del año en curso.
3) No existe ninguna solicitud verbal ni escrita por parte del concejal Hollman Morris ni de su equipo de trabajo ante ninguna instancia del Concejo de Bogotá en la que haga la solicitud de blindar o modificar la oficina de forma alguna.

4) Posterior a la aceptación de la oficina y por medio de llamada telefónica el concejal Hollman Morris solicito a la doctora Nelly Patricia Mosquera, presidenta del Concejo, que dadas las características anteriormente mencionadas, considerara el cambio de oficina a cualquier otra que brindara mejores condiciones de ubicación y seguridad.

5) Se aclara ante la opinión pública que ni el concejal Hollman Morris ni sus asesores fueron consultados por la Revista Semana para corroborar la versión publicada.

6) Es preocupante que sin una base sólida circulen este tipo de contenidos que banalizan la ya delicada situación de seguridad del concejal Morris y generan tanto en la calle como en redes sociales un clima de hostilidad generado por la desinformación.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...