Lunes, 23 de enero de 2017

| 2004/10/03

Falta de práctica

Un incidente poco diplomático ocurrió en la Casa de Nariño durante el viaje del presidente Álvaro Uribe. Sabas Pretelt, que estaba ejerciendo como Ministro delegatario, citó a los miembros de la Corte Suprema de Justicia en pleno para posesionar como magistrado de la sala laboral a Francisco Ricaurte. La reunión estaba programada para las 2:30 de la tarde, pero el Ministro no apareció sino hasta una hora después. Los asistentes, que tuvieron que esperar de pie y que no fueron atendidos por ningún funcionario de alto rango, se impacientaron. Por eso cuando el Ministro llegó, más de la mitad se había retirado.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...