Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2009/04/11 00:00

La mano invisible

La reciente nominación de dos novelas colombianas al Premio de Ficción Extranjera en el Reino Unido tiene nombre propio: Anne MacLean, su traductora al inglés.

Anne MacLean aparece frente a la fachada de Macondo Books, librería que se ha hecho famosa en Nueva York por vender libros de los más importantes autores en castellano en su lengua original. Autores que, en muchos casos, ella misma ha traducido

No es usual que una novela colombiana sea finalista en un premio de lengua inglesa. Y mucho menos dos en un mismo año y en una misma categoría. Así ocurre con Los informantes, de Juan Gabriel Vásquez, y Los ejércitos de Evelio Rosero, los dos únicos libros de lengua castellana que han logrado entrar a la lista de seis finalistas del Premio de Ficción Extranjera en Reino Unido del diario The Independent, que reconoce los mejores títulos extranjeros publicados cada año en Gran Bretaña y que es considerado el más importante desde este género. Lo que pocos saben es que este logro no hubiera sido posible sin Anne MacLean, quien vio su valor literario para el público inglés y las tradujo.

"No tengo ningún nacionalismo literario", aseguró MacLean a SEMANA, aunque también confesó que por coincidencia del destino -su hermana enseñaba en un colegio en Cali- Colombia fue el primer país de lengua hispana que visitó en 1988, cuando todavía no hablaba español, idioma que luego aprendió en sus peregrinajes por Centroamérica y España.

"Leí 'Los informantes' porque me lo recomendaron dos escritores españoles: Ignacio Martínez de Pisón y Javier Cercas. Leí 'Los ejércitos' porque me habló de él su editor español, Juan Cerezo, quien comparó a Evelio Rosero con Juan Rulfo y Horacio Castellanos. No le creí, pero cuando lo leí tuve que darle la razón, aunque Evelio no esté de acuerdo. Pero no soy experta en literatura colombiana, ni nada parecido". MacLean lo dice por algo. Antes de Los informantes nunca había traducido a un autor colombiano.

La experiencia de esta historiadora y traductora de profesión con autores de lengua hispana se centraba en escritores argentinos como Julio Cortázar y Tomás Eloy Martínez, y Españoles, especialmente con Cercas, de quien ha traducido al inglés todos su libros y con quien ya había ganado en 2004 el premio de The Independent con Soldados de Salamina.

"Quienes tenemos la inmensa suerte de haber sido traducidos por ella acabamos siempre con la embarazosa impresión de que mejora nuestros libros… Anne es, que yo sepa, lo mejor que nos puede pasar en Inglaterra a quienes escribimos en castellano", escribió vía e-mail desde España Javier Cercas.

A la sombra del original

"Casi toda mi relación con la lengua española y su literatura ha sido una cuestión de suerte, o de casualidad. Nunca estudié el idioma, lo aprendí viajando y a través de mucha lectura", dijo MacLean, que cuando aprendió el castellano ya había leído muchos de los clásicos de la literatura latinoamericana en traducción inglesa. "Al principio tenía muchas ganas de leer a García Márquez en su lengua, pero cuando lo hice descubrí que había sido traducido tan bien por Gregory Rabassa (y también por Edith Grossman) que leer 'Cien años de soledad' era exactamente como releer 'One Hundred Years of Solitude'. Lo cual suena como debe ser, pero muy pocas veces una novela traducida tiene tanta semejanza a su original", contó MacLean que, por el entusiasmo que les pone a sus respuestas, deja entrever que disfruta plenamente de sus nominaciones. No es gratis. Este premio reconoce tanto al escritor como al traductor (el monto de 10.000 libras esterlinas se reparte por mitades) y ella es la única traductora que tiene dos obras en competencia este año. Los otros cuatro títulos en competencia son traducciones del hebreo, francés, albanés y chino.

"Nosotros le comisionamos a Anne traducir del español porque es una de las mejores traductoras en el negocio. Tiene un gran conocimiento de la cultura hispana y una gran habilidad para encontrar el equivalente en inglés de una amplia variedad de estilos narrativos e idiomas", aseguró a SEMANA Bill Swainson, editor de Bloomsbury, que publica en Reino Unido a Javier Cercas, Tomás Eloy Martínez y Juan Gabriel Vásquez. A este último MacLean traduce actualmente Historia Secreta de Costaguana.

Vásquez, quien intercambió 200 correos con MacLean mientras traducía Los informantes, asegura que ella representa una especie de traductor casi inexistente, "aquel que, más que especialista en una lengua, es un obsesionado, y está convencido de que su labor en la vida es impedir que los lectores de su lengua se mueran sin haber conocido a los escritores de la otra".

Lo maravilloso de esta mujer obsesionada con las novelas y la poesía es que no sólo traduce los libros a la perfección, sino que si se enamora de un libro pelea hasta encontrarle un editor. Este fue el caso de Los ejércitos de Evelio Rosero, libro que presentó a varias editoriales hasta que logró que Christopher MacLehose, "uno de los editores que más ha hecho por traer la literatura extranjera a los lectores británicos", se animara a pubicarlo. "Es la persona que más ha intentado que traduzcan un libro mío al inglés, con una generosidad increíble: traduce partes o capítulos y se los recomienda a editores, una y otra vez. Y no es fácil convencer a un editor inglés", añadió Héctor Abad Faciolince, de quien MacLean está traduciendo El olvido que seremos y a quien según Swainson, MacLean ya le encontró editor.

Y es que lograr que un libro de un autor que escribe en lengua no inglesa sea publicado en Inglaterra es casi una proeza, sólo el 3 por ciento de los libros publicados cada año han sido escritos en otras lenguas. "Pero eso incluye a manuales de contabilidad y cosas así. Si hablamos sólo de literatura o de ficción creo que el porcentaje sería aún más pequeño", añadió la traductora. Así que su éxito es doble. Uno, por traducir a dos autores colombianos y otro, por hacer que llegaran a la lista de los mejores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.