Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2016 10:44:00 AM

La maldición del Garabato y otras desdichas del América de Cali

Superstición o no, las derrotas en las finales de la Copa Libertadores y el descenso a la B, han hecho surgir fantasmas al rededor de uno de los equipos con más hinchada del país.

A pesar de que América de Cali es uno de los clubes más laureados de Colombia, se ha encontrado con muchas piedras en el camino a lo largo de su historia. La más reciente fue su estadía en la B, que terminó después de 5 largos años con su victoria sobre Quindío por 2 a 1.  Pero este ha sido uno de tantos episodios en los que una de las hinchadas más grandes del país ha debido acompañar a su equipo ante la adversidad.

La maldición del Garabato

"Que lo vuelvan profesional, que hagan del América lo que quieran, pero juro por mi Dios que nunca serán campeones…", el autor de esta frase fue Benjamín Urrea, un exjugador y directivo más conocido como Garabato por su contextura delgada y estatura. La dijo en 1948, cuando los dueños decidieron que compitiera en el campeonato profesional colombiano.

Puede leer: Cinco razones por las que el América de Cali regresó a la A

Y sus palabras se hicieron realidad, al menos por 31 años, en los que el conjunto escarlata no pudo  ganar ningún campeonato. Muchos seguían dando crédito a La maldición del garabato. Solo hasta 1979, ‘Los Diablos Rojos’ lograron quedar campeones, bajo el mando del técnico Gabriel Ochoa Uribe, y con jugadores de gran categoria como Aurelio Pascuttini, Américo Quiñonez, Alegría Valencia,  Juan Manuel Battaglia, Gerardo González Aquino y Alfonso Cañón.

Sin embargo, fue tanta la importancia que le dieron a las palabras del odontólogo, Urrea que en 1980 se llegó a hacer un exorcismo en el Estadio Pascual Guerrero, que incluyó la presencia del responsable , con la esperanza de que no quedará ningún vestigio de la maldición que afectó al equipo de la ‘Sucursal del Cielo’.

Y fuera casualidad o no, el acto religioso funcionó y después de levantar la copa del balompié colombiano por primera vez, ‘La Mechita’ conformó una de las mejores nóminas de la historia del fútbol suramericano, que incluyó a grandes figuras nacionales e internacionales. Algunos de los más destacados fueron Julio César Falcioni, Ricardo ‘El Tigre’ Gareca,  Roberto Cabañas, Willington Ortiz, Antony de Ávila,  entre otros. Con esta plantilla ganó 5 campeonatos de la Liga Colombiana de forma consecutiva, entre 1982 y 1986.

La Libertadores, inalcanzable

Este ‘equipazo’  dirigido por el médico Gabriel Ochoa Uribe también trascendió a nivel internacional  y llegó a la final de la Copa Libertadores por primera vez en 1985. El equipo colombiano enfrentó a Argentinos Juniors, perdiendo el primer partido de la serie por 1 a 0 y ganó el segundo por el mismo marcador por lo que se debió  jugar un tercer encuentro para definir el campeón. Este encuentro terminó 1 a 1 y en definición por penales, los argentinos se impusieron por la diferencia mínima,  5 a 4.

En el año siguiente,  ‘los escarlatas’ volvieron a alcanzar la final del campeonato continental enfrentando a River Plate. El onceno argentino dominó y ganó los dos duelos, 1 por 2 en Cali y 1 a 0 en Buenos Aires. Resultados con los que el equipo de Cali volvía decirle adiós a la posibilidad de lograr el título más importante del continente.

Le puede interesar: Fin de la pesadilla: América vuelve del infierno

Uno de los golpes más duros para ‘La Mechita’ fue en 1987, cuando regresó a la gran final de la Copa Libertadores y estuvo a pocos segundos de lograr este anhelado título. En está ocasión se midió con Peñarol de Uruguay, el primer partido de la serie se disputo en el Estadio Pascual Guerrero y favoreció al ‘Rojo de Cali’ por 2 a 0. Mientras que en el segundo, los uruguayos ganaron 2 a 1 en el Estadio Centenario de Montevideo, lo que obligó a la disputa de un tercer juego en territorio neutral.

Cuando faltaban 8 segundos para que terminara el segundo tiempo extra del tercer juego y algunos hinchas americanos ya celebraban el título, pues con el resultado de 0 a 0 América era campeón gracias a haber anotado de visitante en el primer encuentro,  Diego Aguirre hizo un gol para los uruguayos. Las posbilidades de que el conjunto colombiano fuera el mejor de América se volvieron a frustrar.

9 años después, ‘la Mechita’ regresó a la final del torneo continental y Rivel Plate sería su verdugo nuevamente, como ya había sucedido cuando se encontraron en esta instancia, el equipo millonario resultó ganador en una apretada serie en la que se dividieron victorias (América ganó 1 0 en Cali y perdió 2 a 0 en Buenos Aires), pero en la que el conunto argentino se quedó gracias al título por mejor diferencia de gol.

El infierno del descenso

Diversos problemas administrativos producto de su inclusión en la llamada ‘Lista Clinton’ llevaron al América a una crisis deportiva que desembocó en el peor resultado imaginable, su caída a la segunda división del fútbol profesional en el 2011, cuando era el más veces campeón (13) junto con Millonarios.

Pero después de una agonía de 1.808 días, el rojo de Cali volvió a surgir y con una victoria sobre el Deportes Quindio por 2 a 1 ganó su cuadrangular y regresó a la A a donde un club con su trayectoria nunca debió haber salido.

El Pascual Guerrero de Cali fue escenario para que terminaran 5 años de sufrimiento para una de las hinchadas más grande del país. Ante más de 38 mil espectadores en el Estadio y millones de aficionados apoyando desde la distancia, el América de Cali regresó a la A y las lágrimas que antes eran de tristeza, en esta ocasión fueron de felicidad.

Ahora ‘La Mechita’ tiene el reto de responder a sus fanáticos, que nunca dejaron de alentar pese a todas las dificultades que han afrontado, volver a ser protagonista en la Primera División e intentar acabar con la única maldición con la que no ha podido, la de la Copa Libertadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.