Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/2016 4:34:00 PM

Nairo Quintana: cómo y por qué se volvió feminista

El ciclista es considerado un héroe y un ejemplo a seguir. Pero además de sus hazañas deportivas, tiene otro gran objetivo en la vida: luchar a favor de los derechos de la mujer.

;
BBC

En las imponentes montañas de la cordillera oriental de los Andes colombianos, Nairo Quintana se enamoró del ciclismo.

Iba a la escuela, ubicada a unos 18 kilómetros de su casa, montado en la bicicleta que le compraron sus padres para que la educación nunca le faltara.

En la parte de abajo de su casa, Don Luis y Eloísa tenían una tiendita en la que vendían bebidas gaseosas y paqueticos de papas fritas y chicharrones.

Consulte: El triunfo del No fue un pellizco para todos: Nairo Quintana

En La Villita, como sus padres llamaron el establecimiento, también funcionaba un pequeño bar.

Allí, rodeado de las mismas montañas que lo inspiraron a convertirse en uno de los mejores ciclistas del mundo, Nairo vio algo que lo marcó profundamente hasta el sol de hoy: Que hay mujeres que no son tratadas igual, que hay mujeres que son maltratadas por sus parejas.

Y en esos recuerdos juveniles hay algo que Quintana no olvida: la influencia del alcohol.

"Es cuando más agresivos se ponen contra las mujeres", dice en conversación con BBC Mundo.

"Sentía malestar, es bastante difícil. Lo que pasa es que esos problemas los terminan solucionando ellos (las parejas). En la mayoría de los casos, una persona que los presencia no puede hacer nada, llamar a la policía y esperar a que llegue. Pero mientras llega, una mujer más en Colombia, en nuestra región, ha sido maltratada".

"Uno siente bastante impotencia", señala bajando la mirada.

Le recomendamos: Los escarabajos hacen historia

"Dejar el machismo"

El ganador de La Vuelta a España 2016 nació en Cómbita, un pequeño municipio, ubicado a 3.000 metros de altitud, del departamento de Boyacá, en el centro del país.

Se trata de una región que, según el deportista, tiene una de las tasas más altas de maltrato hacia la mujer.

Y es que para el ganador del Giro de Italia es un problema que tiene, en parte, raíces culturales.

"Hemos sido por tradición hombres de trabajo, de campo, de lucha, y todo eso ha hecho que los hombres sean muy rudos. (Muchos) aprendieron de culturas anteriores que la mujer (…) únicamente tenía que estar en la casa y prestarle todos los servicios a la familia entera. Eso hizo que fuera machista, egoísta. Y eso es lo que tenemos que desaprender".

Y eso es lo que se ha propuesto ayudar a cambiar.

"Tenemos que dejar ese machismo, (…) que no ha sido culpa nuestra sino parte de la tradición (…), y aprender a tratar a una mujer. Saberla enamorar todos los días porque algunas veces dicen: ‘Esta mujer ya la tengo, es mía, ya tengo un hijo (con ella), estoy casado, y se acabó el amor‘. Muchas veces salen y se van y no se dan cuenta (que hay que decirle): ‘Oye, estás muy hermosa, muy bonita‘ (y que hay que) hacerla sentir importante dentro de su vínculo familiar".

Esa es una idea que el subcampeón del Tour de Francia de 2013 y de 2015, repite contantemente en la conversación: "la mujer es lo más importante dentro del vínculo familiar".

Puede leer: “Mil gracias por darme fuerza”: Nairo Quintana

"(Soy) muy feminista"

Con una sonrisa dice: "Sin las mujeres no somos nada".

"(Lo que más admiro es) ese compromiso que tienen con su familia a toda hora. Mantenerlos bien, con la comida, la ropa limpia, la casa limpia, son múltiples trabajos y oficios dentro de casa (...) Es una responsabilidad no con el hijo, no con el esposo, sino con todos. Es bastante difícil".

Por eso no duda en declararse "muy feminista": "Claro (que lo soy). Tengo mamá, hermanas, esposa, tías, primas, una hija, sobrinas. Estamos rodeados de mujeres, en mi casa nos cuidan las mujeres, mi cuñada, sus dos hijas -que son un amor-, mi suegra, que en alguna ocasión también alcanzaron a ser víctimas del maltrato contra la mujer".

Quintana tiene la convicción de que a las mujeres se les deben dar las mismas oportunidades que tienen los hombres para estudiar, prepararse y trabajar.

"Los hombres también pueden cuidar a los niños (...) Es importante que aprendan a cambiar pañales".

Cambiar pañales

Cuenta con orgullo que su esposa, Yeimi Paola Hernández, es "una excelente estudiante y es muy trabajadora".

El nacimiento de su hija, Mariana, en febrero de 2014, también ha sido una experiencia transformadora para Quintana.

Asegura que no ha sido fácil, en parte, porque "somos papás jóvenes, primerizos. Tuvimos que aprender".

"Es mi niña y más que saber (sobre paternidad) era la ilusión de ver qué tanto podía hacer yo (…) Cuando puedo tengo que estar con la niña, echarle una mano (a mi esposa) y cambiar pañales, hacer el biberón. Cuando vamos a salir, darnos cuenta que llevamos todo lo necesario para que no nos quedemos por fuera sin leche o sin pañales. De hecho, llevar algunas medicinas por si se enferma en el camino. Todo eso te hace meterte en el rol", le cuenta a BBC Mundo.

Desde ya, dice, las pautas de género que siguen algunas personas a la hora de criar a sus hijas no están en su agenda como padre.

Por ejemplo, cuenta, algunas personas dicen: "La niña con bicicleta: ¡No!" o "la niña futbolista: ¡No!"

"¿Por qué?", pregunta. "Las niñas van a jugar con las niñas y en la bicicleta van a correr con otras mujeres. Que mi niña tome la decisión y seguramente yo la iré a apoyar. No sé si vaya a ser ciclista pero en lo que haga seguramente la apoyaré".

En campaña

Cuando no está entrenando o compitiendo, trata de estar con su familia, especialmente con su esposa y su hija, dos de sus motores.

Pero también busca tiempo para impulsar la equidad de género en su país.

Se ha convertido en uno de los rostros de la campaña de la Alcaldía de Tunja, capital de Boyacá, que lleva por título: "Enrédate con la equidad de género".

"La campaña busca que la mujer sea más valorada, queremos que se sienta más protegida (...) y eso ha hecho que los índices estén bajando cada vez más".

Su convicción por promover la igualdad de género va más allá de su experiencia personal.

Le sugerimos: Los conmovedores mensajes entre Nairo y un niño con Cáncer

De acuerdo con el deportista, Boyacá es una de las regiones de Colombia con las tasas más altas de maltrato hacia la mujer.

De hecho, cuando en febrero de 2015, la Consejería para la Equidad de la Mujer de la presidencia de Colombia anunció el lanzamiento de la campaña de la Alcaldía de Tunja, algunas estadísticas le dieron una dimensión a la realidad que describe Quintana.

"Durante el año 2013, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses realizó 588 peritaciones por violencia intrafamiliar, de las cuales el 80% (471) de las víctimas fueron mujeres, levemente superior al comportamiento registrado para el total de Boyacá en donde se presenta que el 77% de violencia intrafamiliar donde la víctima es una mujer (con un total de casos de 2.796 de los cuales 2.143 la víctima fue una mujer)", señaló ese organismo gubernamental.

"Contar hasta 10"

"Cada 2 días y medio una mujer es asesinada por su pareja o expareja (en Colombia)", señaló en 2015 la Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Martha Ordóñez.

"Cada hora, cuatro mujeres son víctimas de violencia de pareja", señaló la funcionaria.

Al preguntarle qué le diría a un hombre que algunas veces simplemente pierde el control en su relación de pareja y apela a un grito o a una palmada, Quintana fue contundente: "Yo le diría lo que le suelo decir a muchos: contar hasta 10 y respirar profundo. Sabemos que todos cometemos errores pero sobre todo hay que pensar lo que vas a hacer. Es como cuando golpeas una flor y va perdiendo pétalos".

"Luego, para recuperarse, es difícil. La mujer queda sentida".

Pese a que Quintana es embajador de la campaña en su región e insiste que su conocimiento es sobre esa zona de Colombia, indudablemente se ha convertido en un símbolo de la equidad de género en el resto del país.

Y cuando piensa en el futuro de su hija, tiene algo claro: "Para mi hija y las mujeres que vienen lo que más les deseo, y en lo que estamos trabajando, es porque haya equidad en la sociedad".

Esta nota forma parte de la temporada #100Women, ganadora de varios premios internacionales, en que la BBC dedica cada año, desde 2013, un amplio espacio a la mujer, y elabora una lista de 100 mujeres de todo el mundo destacadas por sus logros, luchas o experiencias extraordinarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.