Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1993/03/29 00:00

Por encima de la mesa

Los fondos comunes ordinarios y las mesas de dinero de los bancos han transformado el mercado de capitales del pais

Por encima de la mesa

EN LOS ULTIMOS CINCO AÑOS SE HA VENIDO generando una revolución silenciosa en el mercado de capitales colombiano. Dos fenomenos de gran impacto se han abierto paso en el sector financiero: los fondos comunes ordinariosque que manejan las sociedades fiduciarias y las llamadas mesas de dinero. Y son de tal magnitud que en estas ultimas, solamente, se realizan operaciones por un valor superior a los 70.000 millones de pesos al día.
Hasta no hace mucho tiempo, las fuentes de fondos tradicionales para los bancos eran las cuentas corrientes, las cuentas de ahorros y los certificados de depósito a termino.
Pero eso comenzó a cambiar en 1988, cuando la administración de la Fiduciaria Bursatil estudió y diseñó el primer fondo común ordinario, inspirado en modelos utilizados en los Estados Unidos por entidades como Fidelity. El fondo tenia por objeto captar recursos del publico para invertirlos en papeles de renta fija, garantizando al ahorrador una liquidez que en ese entonces era practicamente inmediata.
A la Fiduciaria Bursatil le siguió el Banco del Comercio, con la creación del fondo UNIR. El banco atravesaba por esa epoca un periodo de dificultades operativas y financieras que llevaron a su nacionalizacion, y que obligaron a la nueva administración a buscar la forma de aumentar el numero de clientes. Y despues de estudiar diferentes alternativas, los directores de la entidad se decidieron por un fondo comun ordinario, similar al de la Fiduciaria Bursatil, pero de mucho mayor envergadura. A partir de ese momento se empezaron a multiplicar dichos fondos.
Las mesas de dinero, por su parte, surgieron de la preocupación de algunos bancos por darles a sus tesorerias una función distinta a la de cumplir con los encajes en el Banco de la República y pagar cumplidamente las cuentas de la entidad. El Banco Internacional, en particular, decidió, a mediados de la decada del 80, modificar la estructura de su tesoreria y volverla una unidad de negocios generadores de utilidades, buscando entre sus clientes excedentes de liquidez para realizar operaciones de intermediación en el mercado de dinero.
En el proceso, descubrió que había muchos clientes que, para atender -sus necesidades inmediatas de liquidez, estaban dispuestos a vender titulos valores a los que todavia les faltaba un plazo para la fecha de vencimiento. Entonces la tesoreria del banco buscaba un comprador a quien le vendia ese titulo y por la operación, en la que no se comprometian los recursos propios de la entidad, se ganaba un margen de intermediación. Asi nacieron en Colombia las mesas de dinero, que no son otra cosa, en ultimas, que un lugar donde se compra y se vende dinero.
A partir de entonces la revolución ha sido muy grande. Los fondos comunes ordinarios manejan en la actualidad un volumen de activos que supera el billón de pesos (es decir, un millón de millones de pesos). La liquidez de estos recursos para el inversionista es inmediata, y se manejan a traves de las sociedades fiduciarias, que en la mayoria de los casos son filiales de bancos y otras entidades financieras. Las mesas de dinero de los bancos, por su parte, se han constituido en el vehiculo por excelencia para la movilización de la liquidez interbancaria. Tres bancos en particular han adquirido gran importancia en este campo: el Citibank -anteriormente Banco Internacional-, el Banco de Colombia y el Banco de Credito.

AUMENTO DE LIQUIDEZ
Los nuevos esquemas de intermediación le brindaron alternativas de inversión al ciudadano comun y corriente, que hasta hace unos pocos años no contaba con nada diferente a la tradicional cuenta en Upac. Pero ademas de eso las entidades financieras, a las cuales se les encareció en terminos generales el costo de sus recursos, se vieron obligadas a crear nuevos incentivos para sus productos tradicionales, como la cuenta corriente y la cuenta de ahorros, en beneficio de su clientela. Igualmente las ha obligado a volverse mas competitivas y a mejorar la atención y el servicio al usuario.
Su mayor impacto, sin embargo, ha sido la generación de una gran liquidez en el mercado de capitales. A tal punto que los bancos han reemplazado en buena medida la función lógica que el mercado le tenia asignada a las bolsas de valores, y se han convertido en los grandes generadores de liquidez para el sector real de la economía.
Con un ingrediente muy importante, que es la gran cantidad de alternativas de inversión que ofrecen a las empresas.
La lista incluye desde las llamadas operaciones "repo" -que consisten en vender papeles con un compromiso de recompra algún tiempo despues-, los "carruseles" -que son ventas de un mismo papel a varias personas que comparten la tenencia durante distintos periodos de su vigencia, sin exceder del plazo total hasta inversiones mas sofisticadas como bonos en dólares a plazos hasta de siete años.
En los bancos existian tradicionalmente dos tesorerias: la de moneda local y la de extranjera. Pero el desmonte gradual del regimen cambiario del Decreto 444 de 1967 y la apertura económica han llevado a que los intermediarios financieros integren cada vez mas sus tesorerias y los han obligado a desarrollar estrategias financieras coordinadas. Las mesas de dinero, en particular, se han convertido en un factor cada vez mas determinante del mercado cambiario. Las mesas de los principales actores en ese mercado realizan un promedio de operaciones en divisas del orden de los 11 millones de dólares diarios.
Es mas, para darle transparencia al mercado y acceso a todas los intermediarios cambiarios, el Citibank montó un sistema de transacción electrónica llamado Citinfo -que, entre otras cosas fue una de las bases a partir de la cual se desarrolló el Sistema Electrónico de Transferencias que utiliza actualmente la Bolsa de Bogota-, el cual permite a sus abonados intervenir en el mercado de dólares y divisas. En la actualidad, estan abonados al sistema Citinfo la mayoria de los bancos y corporaciones financieras, que son los principales protagonistas del mercado cambiario.
Poco a poco, el sistema se ha convertido en el principal, por no decir el unico, mercado de dólares y divisas del pais. Es absolutamente eficiente y los margenes de operación son muy competitivos. Por decir algo, la diferencia entre la tasa de compra y la de venta de un dólar es inferior a un peso en operaciones del orden de 750 pesos por dólar. Pero el volumen es muy grande. Se calcula que el sistema de intermediarios del mercado cambiario mueve unos 7.000 millones de dólares al año, que es mas de la mitad de todos los dólares que se mueven en un año en el pais.

MEJORES RECURSOS
Los fondos comunes ordinarios y las mesas de dinero crearon unas necesidades de recursos humanos y técnicos para los cuales el pais no estaba preparado aún. La complejidad del manejo de un fondo común ordinario es grande. De una parte, las sociedades fiduciarias que los administran están en la obligación de garantizar liquidez inmediata a los depositantes, lo que implica que nunca pueda tener certeza absoluta sobre el monto de los recursos que le van a quedar al final del día. De otra parte, por la feroz competencia que existe en ese mercado, tienen la necesidad de maximizar su rentabilidad. Para ello tienen que tomar decisiones de inversión a largo plazo y apostarle a las variaciones de las tasas de interes.
En los paises desarrollados existen profesionales especializados en la administración de activos y pasivos financieros. Estas personas utilizan para ello modelos matematicos sofisticados que buscan medir los movimientos de la tasa de interes en el futuro. Adicionalmente cuentan con esquemas de simulación que les permiten a los administradores de los fondos cuantificar el impacto de los movimientos de la tasa de interes en sus inversiones y la entrada y salida de recursos de sus depósitos. Estos instrumentos de trabajo constituyen la carta de navegación de los administradores de los fondos.
En Colombia aun no se dispone de esos recursos técnicos y los encargados de su manejo son todavia personas muy jóvenes. A tal punto que el decano de los operadores no ha cumplido 30 años. Con excepción del Citibank, que tiene acceso a todos los desarrollos tecnológicos de su casa matriz, las demas sociedades fiduciarias se enfrentan a la agobiante tarea de ir capacitando su personal y desarrollando las herramientas de trabajo sobre el camino.
Las mesas de dinero se estan convirtiendo en bancos de inversión dentro de los bancos comerciales. Y su volumen de operaciones -que consiste esencialmente en compraventa de papeles y operaciones "repo"-, es mucho mas grande que el movimiento de las bolsas de valores. La gran ventaja es que lo hacen de una manera muy eficiente, lo que permite un mejor proceso de formación de precios. Esta contribución es bien importante para un mercado, que como el colombiano, ha tenido imperfecciones estructurales como consecuencia de la carencia de información. A pesar de que falta aun mucho camino por recorrer estos dos fenómenos han revolucionado el mercado de capitales de Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.