Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/10/06 20:08

Juan Carlos Vélez rectifica y renuncia al Centro Democrático

El gerente de la campaña del No en el plebiscito rectifica sus declaraciones, ofrece disculpas al expresidente Álvaro Uribe y da un paso al costado.

Juan Carlos Vélez Uribe, exsenador Foto: Archivo SEMANA

El exsenador Juan Carlos Vélez Uribe no aguantó la presión por sus sorprendentes declaraciones al diario La República, y en la tarde del jueves, después de una convulsa jornada, no tuvo otro camino que poner a disposición del Centro Democrático su permanencia en el partido.

El gerente del No cometió varias imprudencias en esa entrevista. Reveló que su estrategia se había enfocado en la indignación, dijo que buscaron que “la gente saliera a votar berraca”, mencionó supuestos donantes de la campaña y habló de consejos de estrategas extranjeros.

“Descubrimos el poder viral de las redes sociales. Por ejemplo, en una visita a Apartadó, Antioquia, un concejal me pasó una imagen de Santos y ‘Timochenko’ con un mensaje de por qué se le iba a dar dinero a los guerrilleros si el país estaba en la olla. Yo la publiqué en mi Facebook y al sábado pasado tenía 130.000 compartidos con un alcance de seis millones de personas”, dijo.

Esas palabras generaron el rechazo de los simpatizantes del Sí, pero también de su propia colectividad. No fueron las únicas. Aseguró que la organización Ardila Lulle había sido uno de los financiadores de la campaña por el No. Álvaro Uribe, su jefe político, lo desautorizó en público. La organización Ardila Lulle desmintió sus palabras. Y para rematar, la Fiscalía anunció que había recibido dos denuncias y lo investigará por sus declaraciones

El excongresista antioqueño habló con Blu Radio en la mañana e insinuó que lo habían sacado de contexto, pero el director de La República respaldó lo publicado y le recordó que la charla estaba grabada. Después guardó silencio, pero a las 8:00 de la noche envió un comunicado en el que aclaró el contenido de su entrevista al diario económico y pidió excusas al Centro Democrático por los problemas generados.

“La campaña del No se fundamentó estratégicamente en lo contenido en cuñas difundidas en radio y televisión que buscaron evidenciar cómo las concesiones a la guerrilla, contenidas en los acuerdos Gobierno-FARC, generaban indignación entre un gran número de colombianos”, dijo en el comunicado.

“Reducir el umbral del 50 % al 13 %, negar la financiación pública, no limitar los gastos de publicidad estatal, someter al pueblo a una pregunta engañosa y amenazar con guerra urbana fueron las únicas tergiversaciones que se presentaron a lo largo de la campaña”, aseguró.

Sostuvo que su campaña no contrató asesores extranjeros, sino que la referencia a expertos de Panamá y Brasil “se circunscribe a una conversación preliminar, informal, que no produjo una vinculación contractual por razones de austeridad y limitaciones presupuestales”.

Vélez Uribe asegura que la campaña que gerenció  fue austera y transparente. “La cifra de 1.300 millones de pesos surgió de un cálculo aproximado de cuanto pudieron gastar los comités nacionales que pautaron. La cifra exacta, estará consolidada al presentar las cuentas respectivas ante el CNE dentro del plazo de ley”.

También rectificó que la Organización Ardila Lulle “no contribuyó en ningún modo al comité del que soy gerente. La alusión hecha en la entrevista tiene origen en un plazo especial concedido para el pago de cuñas, otorgado directamente al comité inscrito por el Centro Democrático”.

También legitimó el resultado del plebiscito. Y reconoce un error. “Me equivoqué al no ser riguroso, no calculé el alcance de mis palabras. Ofrezco disculpas a los millones de colombianos que votaron libremente, a los otros comités por el No, a los jóvenes, al catolicísimo, a las Iglesias cristianas, a los empresarios y a todos aquellos que apoyaron el No e hicieron de la convicción su única estrategia”.

Ofreció disculpas a sus compañeros del Centro Democrático y ofreció su renuncia “por el daño que pude haber causado con mis palabras imprecisas al calor de un momento de hondas emociones”.

Álvaro Uribe, el jefe máximo del Centro Democrático, será quien acepte o no su dimisión. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.