Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/27/2016 12:00:00 PM

Cuatro sencillos consejos para ser un buen profesor

James Lang, experto en educación, les explica fáciles estrategias para que el proceso aprendizaje sea más efectivo.

;
Semana Educación

La educación podría ser mucho más efectiva si estamos más atentos de los primeros y últimos minutos de cada clase, según afirma el profesor James Lang, director del Centro para la Excelencia en la Enseñanza en Assumption College de Worcester. Al igual que una gran novela, en el aula, el principio y el final determinan en buena medida la experiencia de los participantes. Entonces, estas son las cuatro recomendaciones de Lang para los maestros, con el fin de que a partir de los pequeños cambios, la experiencia pedagógica sea más enriquecedora.  

1. En muchas ocasiones, la experiencia en el aula consiste en que el profesor les dice a los estudiantes qué hacer, los hace seguir reglas y directrices, y luego los evalúan. Pero la clase ideal debería construirse conjuntamente, en la que cada estudiante tenga voz y juegue un rol, aunque el profesor sea el líder. Entonces, creo que los profesores pueden mejorar positivamente la experiencia de los estudiantes, y crear la sensación de comunidad en el salón, simplemente llegando unos minutos más temprano a la clase para entablar una conversación con dos estudiantes nuevos en cada ocasión. Implica una gran diferencia que los estudiantes sientan que el profesor se está tomando un interés personal por su aprendizaje, que los ve como individuos y no como números. He notado que cuando lo hago, los estudiantes están más dispuestos a participar en las discusiones de clase.

James Lang estará presente en la Cumbre Líderes por la Educación, el mayor evento del sector en el país, que se celebrará en Bogotá el 14 y 15 de septiembre, para hablar sobre la importancia del contenido y el currículo en los sistemas educativos.

2.Antes de enseñarles algo nuevo a los estudiantes, deberíamos tratar de entender qué ya saben sobre el tema. Los primeros minutos son una gran oportunidad para introducir el tema del día, y hacerlo con sus conocimientos previos puede resultar enriquecedor. Hay muchas formas de lograrlo, por ejemplo, pedirles que discutan el tema en pequeños grupos, formar una discusión con toda la clase, o que escriban lo que saben en sus cuadernos. También se les puede hacer una pregunta al comienzo de la clase para que traten de resolver un problema o de responder una pregunta relacionada con el tema del día. Aunque no lo resuelvan satisfactoriamente, tenemos excelente evidencia de las ciencias de la educación, que cuando los estudiantes tratan de resolver un problema antes de conocer el material necesario para hacerlo, su mente está más dispuesta para el aprendizaje.

3. Si queremos retener algo en nuestra memoria a largo plazo, tenemos que practicar para recordarlo. La evidencia sobre el proceso de aprendizaje ha demostrado que el primer esfuerzo de memorizar debería venir poco después de aprenderlo. Esto significa que una estrategia efectiva para el aprendizaje es tomar los últimos minutos de la clase para hacerles preguntas a los estudiantes, para que interactúen con los conocimientos que aprendieron. La manera más sencilla de hacerlo es pedirles a los estudiantes que respondan las siguientes preguntas en sus cuadernos: ¿qué fue lo más importante que aprendió hoy?, y ¿qué pregunta sigue sin resolver? Estas preguntas requieren que retrocedan para reflexionar sobre lo que aprendieron, y que jerarquicen el material. Es una estrategia muy fácil y efectiva.

4.Las investigaciones de las ciencias de la educación han demostrado que entre más conexiones hagan los estudiantes es más efectivo su proceso de aprendizaje. Entonces, para aprovechar este principio, los profesores deberían usar el final de la clase para ayudarles a los estudiantes a hacer estas conexiones. En mis clases, por ejemplo, los estudiantes tienen un “cuaderno de conexiones” en el que relacionan los conceptos aprendidos con la vida cotidiana. En los cinco últimos minutos, les pido que escriban algunas oraciones en las que expliquen cómo el material estudiado y las discusiones de clase están relacionadas con algo que hayan visto por fuera de la clase, en otro curso o en sus casas, o en su experiencia personal. He encontrado que cuando ellos revisan estas notas encuentran conexiones interesantes que les sirven para resolver los exámenes y escribir los ensayos.

 James Lang, becario de Fulbright, participará en la Cumbre Líderes por la Educación (2016) que se llevará a cabo los días 14 y 15 de septiembre en el Cubo de Colsubsidio en Bogotá. Si desea conocer más consejos lo invitamos a participar en la Cumbre. Para mayor información a nuestra página

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.