Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/02/23 07:00

¿Sigue la intimidación escolar en Colombia?

El matoneo es uno de los mayores problemas en las instituciones educativas del país. Según resultados de las Pruebas Saber 3°, 5° y 9°, los alumnos que respondieron a este examen desaprueban las agresiones, pero ¿Qué tanto aplican?

¿Sigue la intimidación escolar en Colombia? Foto: Archivo Semana

El Icfes en la segunda edición del año de su boletín virtual “Saber en Breve” presentó los resultados de los roles de intimidación escolar de los estudiantes y de los tipos de agresión presentes en los colegios del país en los grados quinto y noveno. 

“Como parte de la prueba Saber 3°, 5°, y 9° formulamos tres preguntas que nos permiten identificar en qué rol de intimidación escolar se encuentra el estudiante: víctima, intimidador y/o observador, sin ser estos roles excluyentes entre sí”, dijo Silvana Godoy, Subdirectora de Análisis y Divulgación. 

Este tipo de reportes no afectan los resultados de la parte cognitiva de la prueba Saber 3°, 5° y 9°, y permiten a los establecimientos educativos identificar los retos en la formación ciudadana de sus estudiantes y en la implementación de acciones de mejoramiento. 

“En la prueba de competencias ciudadanas existen preguntas dirigidas a identificar los tipos de agresión escolar. Éstos pueden presentarse de diversas formas: agresión física (patadas, puños o golpes, entre otros), agresión relacional (daño sobre las relaciones personales, como inventar chismes o excluir) y agresión verbal (insultos o burlas)”, agrega Godoy. 

Según los resultados del cuestionario de competencias ciudadanas, la mayoría de estudiantes colombianos desaprueban el uso de la agresión. El informe muestra que tanto para quinto como para noveno el rol de intimidación escolar más frecuente es el de observador, seguido por el de víctima. A pesar de esto, llama la atención que algunos estudiantes de quinto y noveno actúan de manera agresiva en los entornos escolares, mientras los educadores intentan fortalecer las herramientas y habilidades para resolver conflictos. 

Desde el 2015 las autoridades se encuentran en alerta por los cientos de casos de matoneo que se presentan en los colegios. En agosto de 2015 se conoció un caso en el que dos menores intentaron suicidarse para no regresar más  a su colegio en donde eran víctimas de bullyingpor parte de compañeros.  En otro, un joven de 13 años ingirió 30 pastillas por el constante matoneo del que era blanco  por parte de sus maestros y compañeros desde hace más de un año. 

Y como si fuera poco, las autoridades del departamento de Antioquia investigan las circunstancias en las que un menor de 14 perdió la vida a manos de un compañero de 13 años tras un presunto caso de matoneo registrado en el Colegio Ángel Milán Perea del municipio de Turbo. Según el coronel Javier Darío Sierra de la Policía de Urabá, el estudiante usó un arma blanca  que había hurtado a un vendedor ambulante que se encontraba cerca al colegio. 

Lo cierto es que a pesar de que las pruebas Saber registren resultados tan positivos en cuanto al comportamiento de los jóvenes, en lo corrido del año las autoridades ya han documentado 18 casos de matoneo frente a 11 que se presentaron durante el mismo período en el 2015. 

Según Enrique Chaux, especialista e investigador de la Universidad de los Andes, en Colombia 1 de cada 5 estudiantes son víctimas de matoneo en todas sus formas y este problema presenta cifras más altas en regiones caracterizadas por la presencia del conflicto armado. Además, el matoneo en el país mantiene un promedio cercano al de América Latina, la región con los índices más elevados de abuso escolar en el mundo.

PARA EL DEBATE

¿Qué tanto afectan las agresiones en el entorno estudiantil? Deje sus comentarios en nuestro Twitter @SemanaEd y @apalpati.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.