Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/02/05 12:00

Una educación extraña para aquellos que no la toman

En la edición número 13 de la revista digital, Semana Educación recopiló las experiencias educativas más exóticas del mundo: Corea del Norte, Bután, Suazilandia, Estonia y Bolivia.

La República Popular de Corea del Norte mantiene unas tensas relaciones con Corea del Sur. Foto: Archivo Semana
;
Semana Educación

El salón de clases que los dictadores miran

La República Popular Democrática de Corea es uno de los países más cerrados y dictatoriales del mundo, y sus políticas son inciertas. Semana Educación le explica su sistema educativo en su edición número 13 de la revista digital.

En la televisión del salón de clases, una suerte de Barney verde baila y canta. Los niños siguen la letra. Entre los menos de 10 alumnos que hay, una pequeña se pone en los hombros una maleta que parece un sapo, después de la chaqueta, la bufanda, el gorro, los guantes y las orejeras para luego salir con su padre de la escuela Pyongyang Korean School for Foreigners (Escuela Coreana Pyongyang para Extranjeros).

Es un día cualquiera, como los que suceden en la capital del país más cerrado del mundo: Corea del Norte. Jaka Parker camina por una calle asfaltada, y en la entrada de la institución cinco niños juegan con la nieve que cae. Entra al colegio y luego al aula de su hija. Otros estudiantes, en su gran mayoría con rostros orientales a excepción de dos, se preparan para salir del aula. Todo parece muy normal, al igual que cualquier salón de clases de cualquier país occidental. El único detalle que resulta significativo es que en la pared cuelgan dos fotografías: la del fallecido fundador y líder Kim Il-sung, y la del actual líder y también presidente Kim Jong-il.

Jaka Parker es uno de los extranjeros que vive en este país del que se habla mucho y se sabe poco. Parker publica videos de su día a día en Pyongyang: cuando va al mercado, al colegio, al trabajo, en la calle, en el tráfico. Su hija asiste a la escuela, que, a pesar de ser para extranjeros, mantiene un sistema pedagógico similar al de las demás.

Constantemente se aprueban o desaprueban políticas educativas. Por ejemplo, el 25 de septiembre, la República Popular Democrática de Corea (RPDC) aprobó un nuevo sistema de educación obligatoria de 12 años: uno preescolar, cinco de primaria, tres de secundaria inicial y tres de media, según la KCNA (Korean Central News Agency), la agencia de noticias del gobierno norcoreano. Otra noticia más reciente de la KCNA es que la República mejora la calidad de la educación a distancia, como muchos otros países, incluso Colombia.

Todo parece normal; son comunicados como los de cualquier ministerio de educación. Sin embargo, en internet se encuentran versiones encontradas tanto de extranjeros como de norcoreanos. Uno de los testimonios es el de Monique Macias que en entrevista para el medio NKNews cuenta que se educó durante 15 años en Pyongyang y estudió en la misma escuela en la que estuvo Kim Jong-il. Afirma para la plataforma NKNews.org que nunca podría haber sobrevivido a la dura vida que ha vivido si no fuera por la educación que recibió en Corea del Norte.

Macias es la hija más joven de un dictador africano y sostiene que consecuentemente con la educación militar que tuvo, aprendió a ser disciplinada, lo cual le gusta: “Me hizo fuerte y en cualquier situación estoy preparada para sobrevivir”. Cuenta que en la escuela leyó literatura occidental, como Tolstoi y Shakespeare, y que debieron enseñarle muy bien porque ha descubierto que sabe mucho más de geografía que muchos americanos.

Sin embargo, algo que Macias critica es la enseñanza de historia. Según lo que aprendió, Corea del Sur invadió la del Norte, pero cuando llegó al mundo occidental supo que resultó siendo al contrario. También asegura que desde pequeños se les enseña a odiar a los norteamericanos, por ejemplo, sobre cómo los ‘gringos’ destruyeron museos, masacraron al pueblo. “Constantemente nos enseñaban cuán malos y bárbaros son los americanos”.

Vea el especial completo en la edición número 13 de la revista digital Semana Educación.

PARA EL DEBATE

En Corea del Norte se refuerza en los estudiantes el odio contra los norteamericanos pero, ¿usted considera que los norteamericanos también alimentan el odio hacia los norcoreanos? Deje sus comentarios en nuestro Twitter @SemanaEd y @Simongrma

**Para suscribirse llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141

Descargue la edición número 13 de la revista digital Semana Educación

Desde un iPhone o un iPad

1. Ingrese en su dispositivo a la aplicación App Store o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y luego toque el botón de buscar.
3. Toque el botón descargar cuando vea esta ventana.
4. Si ya tiene una cuenta en App Store solo toque el botón comprar y disfrute de la más completa publicación educativa del país.
5. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
6. Puede comprar la edición individual o la suscripción anual.

Desde Android

1. Desde su celular o tableta con sistema operativo Android entre a la aplicación Google Play o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y haga clic en buscar y luego en descargar.
3. Si ya tiene una cuenta en Google Play solo toque el botón comprar.
4. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
5. Ya puede disfrutar de la más reciente edición de revista digital Semana Educación.

Desde un computador de escritorio

1. Puede ver gratis la primera edición (Revolución: educación sin aulas), la séptima (Educación para el progreso) y la octava (La mejor profesión del mundo) en este vínculo.
2. Para ver más ediciones llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141. Al comprar la revista digital le darán un usuario y contraseña. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.